Bolsa, mercados y cotizaciones

Cirene Capital: "Los 'value' que no invierten en tecnológicas se pierden grandes oportunidades"

Ignacio Pérez, gestor del GPM Gestión Activa Cirene Capital /Alberto Martín
Madridicon-related

Cirene Capital se ha convertido en uno de los fondos revelación de la Liga Global de la gestión activa de elEconomista.es, al acaparar semana tras semana el tercer puesto de una lista de 260 productos, de los que más de la mitad son españoles Se revaloriza en el año algo más de un 20%, gracias a sus posiciones en firmas tecnológicas, de las que su gestor, Ignacio Pérez, no reniega, ya que aplica una estrategia mitad growth mitad value. Su experiencia en el mundo del M&A, por sus anteriores trabajos en bancos de inversión, le hace mostrarse muy escéptico con los números de las compañías, porque, asegura, "un excel lo aguanta todo".

¿Cuál es la estrategia del fondo?

Es un fondo híbrido entre growth y value, de lo cual nos hemos beneficiado. No asigno un porcentaje a cada estilo. Normalmente las empresas growth tienen un negocio muy sólido, con barreras de entrada muy fuerte, generan mucha caja, con una posición financiera siempre saneada y un negocio difícilmente atacable por la competencia. Suelen cotizar a múltiplos muy caros. Y esa es la incógnita: ¿cuánto podemos pagar por eso? Por ejemplo, a mí siempre me ha encantado Adobe, pero no a 700 dólares. Cuando vino la caída de mercado del año pasado, la pudimos comprar a 299 dólares, que ya era una cifra más razonable. El precio es lo que dictamina todo y la gran incógnita es cuánto podemos pagar por estos grandes negocios. Las empresas de crecimiento son las que yo denomino más estratégicas. Ahora mismo representan un 48% de los valores en cartera. La otra parte, la de value, es la que yo llamo de arbitraje. Aunque no son técnica y puramente arbitrajes, sí son quizá inversiones oportunistas, donde puede haber más value o deep value, momentum. El año pasado hicimos muy buenas inversiones en energía y así compensamos la parte de crecimiento, que fue muy mal con la subida de tipos de interés. Teníamos un montón de empresas canadienses de energía y fueron muy bien.

¿Qué empresas entran en el bloque de growth?

Microsoft. Y también están Alphabet, Visa, Intermediate Capital Group ICG, una gestora de private equity. Para mí, son valores estratégicos, para el largo plazo, aunque podemos aumentar o disminuir posiciones dependiendo de cómo esté el mercado.

¿La filosofía sería entonces aprovechar ese crecimiento de las compañías tecnológicas y en función del mercado ir preparando la cartera con estos arbitrajes y compensar así los dos bloques?

No tienen por qué compensarlo. Pueden hacer los dos muy bien o los dos muy mal, pero muchas veces se compensa. La clave es tratar de comprar lo más barato posible grandes negocios, tratar de invertir bien. Esa es la clave.

Excepto Bestinver, que sí ha invertido en valores como Meta, por ejemplo, los 'value' suelen ser reacios a este tipo de compañías…

Se pierden grandes oportunidades. Yo no invertiría nunca en Amazon en sus comienzos, pero ya es una empresa consolidada que genera caja. Estas grandes empresas tienen una generación de caja a veces bestial y si pago un PER 30 pero sigue creciendo como lleva haciendo desde hace una década… en tres años estoy pagando un PER 20 por una empresa que es casi un oligopolio y a las que es muy difícil quitarles cuota de mercado. Visa, hace unos años, estaba por las nubes, pero el año pasado estuvo a tiro para invertir.

Algún inversor podría pensar que se trata de un fondo con sesgo tecnológico.

Pero solo tenemos un tercio de la cartera. Lo que ocurre es que las cuatro mayores posiciones sí son las grandes tecnológicas. No por nada, sino porque yo las considero negocios excepcionales que, cuando han estado a un precio razonable, las hemos comprado.

¿Rota la cartera en función del mercado o por una cuestión más de arbitraje?

Depende del precio que nos pague, normalmente, el growth lo roto menos. Hemos vendido o reducido posiciones en Adobe y en Constellation Software. Y en las empresas de arbitraje, que pueden ser más value o momentum, rotamos más. Por ejemplo, con las las aseguradoras holandesas. Dos de las grandes, Nationale Nederlanden y ASR Nederland. Cayeron en un día un 20% por una sentencia que no es en firmeque les obligaba a hacer una serie de compensaciones no establecidas a usuarios de unit linked. De repente perdieron en un día un 20% de su capitalización, algo que me pareció excesivo, porque hasta que la sentencia sea firme van a pasar cuatro o cinco años y van a poder ir provisionando poco a poco. Y, sin embargo, el mercado borra un 20% de la valoración de dos aseguradoras muy sólidas, bien capitalizadas, que están ganando mucho dinero con la subida de tipos de interés.

En esa parte más de arbitraje, ¿qué otras compañías tiene?

Tenemos algunas entidades financieras, como ABN, por ejemplo, que nos parece que está a un precio razonable. Empresas de energía para mí son también arbitrajes. Tenemos más o menos un 13% de la cartera en empresas sobre todo de exploración y producción, como Gulf Keystone Petroleum, una firma inglesa que tiene su principal activo en Irak. Hemos tenido Santander, por mencionar alguna entidad financiera española, que compramos también muy barata y la vendimos porque había otras que nos parecían más interesantes. O Stellantis.

¿Cuál es el rendimiento que puede esperar el inversor del fondo a largo plazo?

No lo sé y, si alguien dice lo que espera ganar en el futuro, se lo está inventando, tal y como está el mundo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud