Bolsa, mercados y cotizaciones

El rally de fin de año provoca que Wall Street ya cotice con una prima del 9%

  • El Stoxx 600 cotiza con un descuento del 19% con los últimos 10 años
  • Ambos sufren recortes en el BPA para 2023, pero  prevén alzas en 2024 y 2025

La previsión de ganancias de las compañías americanas no está corriendo al mismo ritmo que el valor de sus acciones, con una subida anual del S&P 500 del 18,5%, que deja a la plaza americana muy cerca de la simbólica cifra del 20% que ya alcanza el índice español y el italiano. Esta desequilibrada carrera coloca a la principal referencia de Estados Unidos con un PER actual (veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción) de 20,5 veces, que supone una prima del 8,5% con respecto a la media de su multiplicador de la última década y de hasta el 22% con la de los últimos 20 años.

El Stoxx 600, el índice que aglutina a las compañías más representativas en Europa, sí que aguanta el descuento que lleva ofreciendo todo el ejercicio. Con un PER de 12,6 veces, actualmente se compra un 15,6% más barato que la media de su década y un 14% frente a la de los últimos 20 años (ver gráfico). Este abaratamiento en el índice continental, sin embargo, no se sostiene por un mayor crecimiento en la previsión de beneficios con respecto a lo que se esperaba al principio de año, sino por unas menores ganancias en bolsa.

Gráfico PER y BPA de Europa y Wall Street

Con un saldo de en torno el 8% en 2023, el Stoxx 600 es, junto a la plaza británica, el único entre los principales índices europeos que no cuenta con ganancias anuales de dos cifras. Por BPA para 2023 (beneficio por acción) cae un 3% con respecto a lo que se esperaba el primero de enero, de 35,78 euros a los 34,70 euros actuales, según el consenso de FacSet. En el S&P 500 este tijeretazo es algo mayor, del 4%, de los 228,4 dólares por acción que se esperaban a principio de año hasta los 219,2 de la última revisión. Aunque ambas plazas han sufrido una bajada en la estimación de ganancias para 2023, sí que crecen con respecto al BPA de 2022.

Y es que, pese a que las alzas son las protagonistas en la mayoría de principales bolsas de ambos lados del Atlántico este año, las complicaciones no han dejado de sucederse en el escenario macroeconómico, con una inflación que parecía incontrolable hasta hace muy poco, cuando los datos de IPC empezaron a dar un respiro. Justo en un contexto como el mencionado, donde los bancos centrales de Europa y Estados Unidos han llevado las tasas de interés a niveles no vistos en las últimas dos décadas para intentar domar la subida de los precios, el Ibex 35 ha salido ganando gracias a su alta bancarización. Así se refleja también en su beneficio por acción, ya que al contrario que los gigantes S&P 500 y Stoxx 600, el español sí que anota un crecimiento en el pronóstico de ganancias con respecto a lo que se esperaba en enero de hasta el 22%, de 754,2 euros a 922,7, y ofrece un multiplicador de 10,4 veces.

"Hay muchas compañías dentro de nuestro mercado que están cotizando por debajo de su valor teórico intrínseco, como pueden ser (BBVA, Caixabank, Cellnex, Telefónica, Endesa, Repsol, Sabadell, Mapfre, Bankinter, Enagás) y otras del mercado continuo como (FCC, Unicaja, Viscofan, Ebro Foods o Metrovacesa), aunque todas estas estarían infravaloradas, no todas tienen un buen punto de entrada, habría que hacer un análisis técnico de cada una de ellas para ver en cual entrar, pero como conclusión, sí se puede estar en el mercado español", explica Sergio Ávila, analista de IG, sobre el momento del mercado español.

Con respecto a los próximos años, donde se espera ya una relajación en la política monetaria, el consenso de analistas de FactSet estima unas mayores ganancias en Europa y América, pero con más fuerza en el segundo, con un crecimiento del BPA de hasta el 25% para 2025 (274,4 dólares).

Las más baratas

El hecho de que el índice americano sea más caro que el continental se debe al gran peso de las compañías tecnológicas dentro del mismo, las cuales cotizan a peres más altos debido al mayor crecimiento que experimentan y ofrecen estas firmas por la naturaleza de su negocio. "Las predicciones de un máximo récord para el S&P 500 el próximo año se están intensificando, y los estrategas del Deutsche Bank Group esperan que el índice alcance 5.100 para fines de 2024, lo que implica ganancias de alrededor del 12% con respecto a los niveles actuales, en un contexto de enfriamiento de la inflación y un repunte de las ganancias corporativas", recoge Bloomberg.

En clave europea, las firmas de automóvil siguen en cabeza como las más baratas, con cuatro de ellas entre las 10 compañías con peres más bajos del Stoxx 600. El sectorial que las aglutina dentro del índice tiene un PER medio de 5,3 veces, y es el séptimo más alcista del año, con un 13%, gracias, en gran parte, a las ganancias de Ferrari. La sociedad de inversión Eurozae es la más barata, con un multiplicador de 2,5 veces para 2023.

Empresas más baratas

El S&P se anota la mayor diferencia con Europa en noviembre

El impulso en bolsa de la plaza americana es mayor que el de la europea desde el inicio del curso, pero en el mes de noviembre esta diferencia a favor de la primera se amplía hasta 15 puntos, la brecha más grande entre ambas en lo que va de ejercicio. Y es que, el penúltimo mes del año es también el más alcista para el S&P 500, con ganancias de casi el 9%, que superan las que alcanzó en enero. Para el Stoxx 600, sin embargo, la subida de noviembre (5,6%) no es suficiente para desbancar al primer mes del año –el más alcista hasta ahora en la mayoría de principales bolsas– como su periodo más alcista, cuando cerró con ganancias del 6,7%.

Con respecto al resto de índices europeos, todos ofrecen descuentos con respecto a sus respectivas medias de la década, pero sólo el Ftse Mib italiano ofrece un multiplicador más atractivo que el Ibex, con 7,7 veces. El Cac francés, por su parte, cotiza con un PER de 12,5 veces, el Dax alemán, de 11,7, y el Footsie británico, de 10,7 veces.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud