Bolsa, mercados y cotizaciones

El Tesoro de EEUU calma a los bonos con un plan de emisiones prudente 

  • Los bonos pasan de rozar el 5% al caer al 4,8% tras el anuncio
  • La rentabilidad sufre la mayor caída en tres meses
La secretaria del Tesoro de EEUU, Janet Yellen.

El mercado de bonos tenía contenido el aliento por los planes de emisión del Tesoro de EEUU. Los inversores temían que la Administración Biden abriera la puerta a colocaciones masivas de deuda, en un momento delicado para las finanzas públicas y con los costes disparados por los tipos en máximos. Al final, el Tesoro aumenta en términos netos las emisiones en 9.000 millones de dólares, algo que ha calmado al mercado. La rentabilidad del bono ha retrocedido con brusquedad del 4,9% al 4,8%, el mayor retroceso desde agosto.

El Tesoro realizará una emisión bruta de 112.000 millones de dólares en deuda la próxima semana para reembolsar 102.200 millones en bonos que vencen el 15 de noviembre, recaudando más de 9.000 millones en fondos adicionales. El mercado esperaba que las operaciones superaran los 114.000 millones, lo que podría haber provocado que los intereses en el mercado secundario de bonos se disparasen.

Desde hace semanas, muchos expertos alertaban que la inundación del mercado de bonos con nueva deuda iba a tensionar el rendimiento del T-Note por encima del 5%. "Los mercados están ahora híper-enfocados en la oferta de deuda, y sabemos que la Fed está en modo pausa. Por eso la reunión del Tesoro es esta semana un evento más importante que la Fed. De hecho, tiene mucho que ver con los movimientos que hemos visto en el bono americano desde que se publicó el plan en agosto", explica a Bloomberg Angelo Manolatos, estratega en Wells Fargo Securities.

En agosto, con un aumento significativo en la financiación del Tesoro se desencadenó temblores en la renta fija. Fitch recortó el rating a la deuda de EEUU y comenzó el despegue de los intereses del bono hacia el 5%, que ha sido lo que ha golpeado a las bolsas en los últimos meses.

Para los expertos hoy era la clave las emisiones del Tesoro, por encima de lo que pueda decir Powell esta tarde. Para gente como Ray Dalio, la escalada de intereses del bono estaba justificada por el aumento de la deuda en circulación. El aumento de la oferta estaba precipitando un rally en los rendimientos. A mayor deuda americana, los inversores piden mayor rentabilidad.

Mejores perspectivas de crecimiento

El Tesoro de EEUU atribuye el repunte de las tasas en el mercado secundario, a una perspectiva de mayor crecimiento económico, en lugar de aceptar las tensiones del mercado.

"Es probable que varios factores hayan contribuido al aumento de los rendimientos a largo plazo", indicaron Deirdre K. Dunn, presidenta del Comité Asesor de Préstamos del Tesoro, y Colin Teichholtz, vicepresidente del organismo. "Por ejemplo, los sólidos datos de actividad y del mercado laboral, la posibilidad de que la tasa de interés neutral (el tipo teórico de una economía equilibrada) sea ahora más alta, la dinámica de la oferta y la demanda y el regreso de una 'prima por plazo' positiva en los títulos del Tesoro a largo plazo probablemente hayan contribuido a mayores intereses", han explicado.

Lo cierto es que a la Reserva Federal este escenario le facilita el trabajo. Powell y otros banqueros han reconocido que las tasas elevadas del bono hacen la tarea sucia de endurecer el crédito y enfriar la economía. Pero la Fed había comprometido una subida más para los tipos para llevarlos al 5,75%. La incógnita se puede despejar esta tarde.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud