Bolsa, mercados y cotizaciones

Panza Capital se refugia en el sector de la construcción: "Encontramos mucha protección en el precio"

  • "Las áreas con peor pinta y con poca deuda son las que más protegen"
  • En el último trimestre han elevado el peso de Rockwool o Ibstock
  • Definen el entorno actual como "altamente incómodo, pero bastante rentable"
Gustavo Trillo (izda.) y Beltrán de la Lastra, CEO y director de inversiones y presidente de Panza Capital.

La seña de identidad de esta gestora es que huye de las compañías muy endeudadas, con necesidad de refinanciación en el corto o medio plazo. Algo que a priori podría chocar con su aumento de exposición al sector de la construcción durante el último trimestre. Sin embargo, los precios que se reflejan en algunas de estas compañías son muy bajos porque tienen por delante unas perspectivas muy duras. "Encontramos mucha protección en el precio", reconoce Beltrán de la Lastra, director de inversiones y presidente de Panza Capital.

"Es el ciclo natural en los procesos de inversión. Las áreas con peor pinta, si tienen poca deuda, son las que ofrecen mayor protección por precio", explica. No obstante, aunque sus carteras están expuestas a la construcción, en esta gestora no gusta "lo construido" porque hay activos que no reflejan la nueva realidad de los costes de financiación, después de que los tipos se hayan incrementado del 0 al 5%.

Definen el entorno actual como "altamente incómodo, pero bastante rentable si uno tiene la paciencia de no buscar atajos". La parte positiva del último mes es que los bonos empiezan a tener precios de mercado, y "eso a la larga es sanísimo", describe de la Lastra.

Cambios en la cartera

Las carteras de Panza Capital se construyen sobre dos pilares, el de consumo y el industrial. En el del consumo han reducido su exposición a la parte de ocio (restauración, aerolíneas y hoteles) después de las fuertes subidas en bolsa registradas este verano. Las empresas de este sector "ya no están tan baratas, sobre todo si se produce un frenazo del consumo", señala de la Lastra. De esta forma, han tomado beneficios en compañías como Marriott o Hilton. 

En la parte de consumo de ticket grande el aumento de exposición al sector de la construcción se ha producido a través de compañías como Rockwool, de aislamiento, que en su opinión tienen más recorrido que las clásicas vinculadas al ladrillo, o de Ibstock. También han añadido marginalmente a suministradores de automoción que no han tenido el beneficio de precio y mix de los fabricantes, como Cie Automotive o Brembo; y han iniciado una pequeña posición en la consultora francesa Alten, "que incrementaremos si el mercado nos da la oportunidad". 

Además, tienen posiciones no relevantes en materias primas y en el sector financiero. Este último nunca ha sido un pilar fundamental de las carteras. De la Lastra reconoce que, aunque el entorno para los bancos es favorable actualmente, lo siguiente que veremos probablemente serán "impuestos extra y un aumento de la mora". En el sector de la defensa también están presentes, "hay que tenerlo en cuenta para los próximos 10 a 15 años en un entorno de desglobalización", explica. Su principal apuesta es Babcock.

Entorno difícil para algunas del Ibex

Aunque en Panza Capital evitar señalar a nadie, recuerdan que en el Ibex 35 hay compañías con fuertes necesidades de financiación en los próximos doce meses. "Las compañías que han abusado de la deuda barata en los últimos diez años se tienen que preparar para un entorno difícil", indica.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud