Bolsa, mercados y cotizaciones

WeWork se desploma un 40% en bolsa tras admitir que tiene "dudas" sobre su supervivencia

  • La compañía de cotrabajo perdió 696 millones de dólares en el primer semestre
  • Se centrará en reducir los costes de alquiler y en aumentar ingresos
  • WeWork ha borrado casi por completo su valor en bolsa en menos de dos años
Edificio de oficinas de WeWork en Londres. Fotografía: José Sarmento Matos (Bloomberg).
Madridicon-related

Esta no ha sido una sesión apacible para WeWork en Wall Street. La compañía de cotrabajo (co-working) estadounidense ha visto cómo sus acciones han llegado a caer un 40,5%, con su precio hundiéndose a menos de 13 centavos, nuevo mínimo histórico (0,1248 dólares) en su cotización. Ha cerrado la jornada con un recorte del 38,6%, en 0,1289 dólares. Ayer ya sufrió un recorte del 5,5%. La empresa debutó en el parqué neoyorquino hace cerca de dos años, en octubre de 2021. Desde entonces su capitalización se ha borrado prácticamente por completo.

WeWork anunció anoche que perdió 696 millones de dólares en los seis primeros meses de este año a pesar de haber incrementado sus ingresos un 7,2% interanual, a 1.693 millones. Solo en el segundo trimestre los números rojos fueron de 844 millones.

"En un entorno operativo difícil, hemos logrado un sólido crecimiento interanual de los ingresos y una notable mejora de la rentabilidad", defendió el consejero delegado interino de la empresa, David Tolley, en el comunicado de los resultados.

Sin embargo, en el documento WeWork también asegura que "existen dudas sustanciales" sobre su capacidad "para continuar como empresa en funcionamiento". Una advertencia que se produce pocos meses después de haber llegado a un acuerdo con algunos de sus mayores acreedores y con SoftBank para reducir su carga de deuda en unos 1.500 millones de dólares y ampliar otros vencimientos, señala Bloomberg.

Así las cosas, la firma de co-working se centrará en los próximos 12 meses en reducir los costes de alquiler, negociar contratos de arrendamiento más favorables, aumentar los ingresos y obtener capital, según ha asegurado en el mencionado comunicado.

Auge y (casi) caída de WeWork

Hace soo unos años, WeWork era una de las empresas emergentes más valiosas de Estados Unidos. Las firmas de capital riesgo alimentaron su ascenso con miles de millones de dólares para alquilar inmuebles en todo el mundo y arrendarlos de nuevo a los trabajadores.

El cofundador Adam Neumann dirigió un intento desastroso de salir a bolsa en 2019, lo que resultó en su destitución como director ejecutivo y requirió un rescate financiero de su principal proveedor de fondos, SoftBank, recuerda Bloomberg.

La pandemia de covid-19 asestó otro golpe. Las oficinas de WeWork, que se vaciaron durante los primeros meses de la emergencia sanitaria, mostraron un lento progreso hacia su reabastecimiento en el último año. Pero la recuperación parece hasta ahora insostenible.

"A 30 de junio de 2023, la cartera inmobiliaria consolidada de WeWork constaba de 610 ubicaciones en 33 países, que soportaban aproximadamente 715.000 estaciones de trabajo y 512.000 membresías físicas, lo que equivale a una ocupación física del 72%, y una disminución en las membresías físicas del 3% interanual", señala la empresa en su comunicado.

Por si esto fuera poco, la compañía con sede en Nueva York también ha sufrido un cambio de liderazgo. Sandeep Mathrani, que asumió el cargo de consejero delegado (CEO) a principios de 2020, lo abandonó en mayo pasado para convertirse en socio de la firma de capital riesgo Sycamore Partners. Es por ello que WeWork tiene actualmente un CEO interino.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud