Bolsa, mercados y cotizaciones

Las ganancias del sector del lujo europeo resisten sin el apoyo del 'milagro' asiático

  • El mercado confía y la mayoría anotan un alza en la previsión de beneficios
Dreamstime.

Aunque en la carrera que se esperaba para el sector del lujo este año hay compañías que no están siendo tan rápidas como se vaticinaba, la previsión de ganancias para 2023 para este segmento sigue aguantando mejor que la de las empresas de consumo básico. Su trayecto en bolsa también está teniendo menos baches, con el selectivo Stoxx Luxury, con las nueve firmas de referencia del grupo -las grandes compañías del ramo están en el Viejo Continente- con una subida anual del 19% frente al 6% que se anota el Stoxx 600 Consumer Products and Services, que aglutina a las firmas del continente de consumo y servicios básicos.

La reapertura china, tras la política de Covid-cero que gobernó en el país durante dos largos años, sería el acicate del segmento premium para este ejercicio según rezaban los pronósticos. Después de meses con estrictas barreras, la potencia asiática decidía volver a abrir las puertas al comercio exterior en diciembre del año pasado, lo que se traducía como un gran impulso para las compañías de lujo debido al gran peso que tiene el consumidor chino en este sector. Tanto es así que desde Morgan Stanley estimaban un aumento de la demanda del 20% para 2023 en artículos de lujo, ropa, accesorios y otros artículos de gama alta.

Sin embargo, un consumo por debajo de las expectativas del cliente asiático en las marcas premium ha sido la causa del recorte de valor de algunas de las titanes de esta industria. Ahora, también toma partida en este tablero los datos macroeconómicos del país. El dato de PIB (producto interior bruto) del segundo trimestre de China, de 0,8% trimestral, fue peor del esperado por el mercado. En la parte positiva y como fortaleza de este segmento, su poder de fijación de precios también es una fortaleza mientras la inflación siga alta, ya que es una industria que tradicionalmente ha podido traspasar el incremento de los costes al cliente final sin ver resentido su negocio. Con todo ello, pese a que China no ha empujado lo esperado, la confianza en estas firmas aguanta estoica.

En bolsa, pese a que las últimas jornadas no se han protagonizado por las alzas en la cotización, con una caída de en torno al 3% en la semana que acaba de concluir, el Stoxx Luxury que recoge Bloomberg veía el pasado 24 de abril máximos históricos en bolsa, y también marcaba la brecha más grande -a su favor- con el Stoxx 600 Consumer Products and Services en los últimos doce meses.

Ferrari es la que aglutina mayores ganancias en el año del índice, con más de un 40%. Entre los últimos titulares que ha protagonizado la escudería del caballo en los últimos días, destaca el de ser el valor con más papeletas para incorporarse por primera vez al EuroStoxx 50, el índice de referencia del Viejo Continente. Tal y como se desprendía del informe previo al definitivo que publica Stoxx, la dueña del índice, Ferrari se coloca en la posición número 43, según su capitalización ajustada a free float -el capital que circula libremente en bolsa, sin estar bajo el control de grandes accionistas-, lo que la sitúa como la empresa con más posibilidades de entrar al selectivo europeo en septiembre.

Con potencial

Las ganancias que acumulan las compañías de alta gama en el año, con cuatro con avances de más del 20% (Ferrari, Hermès, Moncler y LVMH), no merma su recorrido para los próximos meses, ya que el consenso de expertos sigue confiando en el avance de sus títulos y todas ofrecen potencial alcista.

Richemont, el conglomerado de empresas de lujo en Suiza y matriz de marcas como Cartier, Montblanc, Panerai o Piaget, entre muchas otras, encabeza la lista en ese sentido, con un margen de subida del 25% desde sus niveles actuales. De hecho, y sin dejar hueco para el descanso en el ritmo de operaciones en la temporada estival, la suiza anunciaba el 28 de julio que se convertía en la propietaria mayoritaria de Gianvito Rossi, una compañía italiana de calzado, aunque no trascendió el importe de la operación. Esta compra se conocía después de que, un día antes, su competidor en el sector, Kering, anunciara la adquisición de una importante participación en Valentino.

La francesa Kering, dueña de firmas como Gucci, Yves Saint Laurent, Balenciaga o Stella McCartney, es junto a Burberry y EssilorLuxottica la única del Stoxx Luxury que ve un recorte en la previsión de ganancias para 2023 que maneja el consenso de FactSet, con respecto a lo que se estimaba el primero de enero. El tijeretazo es del 10%, es más alto de los tres, y se queda con un pronóstico de 3.748 millones de euros a cierre de 2023.

Los resultados del segundo trimestre del ejercicio que se conocieron la semana pasada no superaron las estimaciones. "El propio grupo reconoce en la presentación que los resultados no alcanzan sus "ambiciones". Estos no alcanzan tampoco las expectativas del mercado. Las ventas orgánicas crecen en el segundo trimestre de 2023 suben un 3% en términos orgánicos frente al 4,5% esperado. El trimestre se esperaba modesto dada la previsible desaceleración en Estados Unidos, 22% de las ventas, y el cambio de director creativo en Gucci", desarrollan desde Bankinter.

Después de Brunello Cucinelli, Hermès es la que ve un mayor incremento en la previsión de ganancias (12%) para este año con respecto a lo que se esperaba al principio del ejercicio. El consenso que recoge FactSet espera que la firma tenga un beneficio neto de 4.048 millones este año, la cifra más alta desde 2009 (último año que hay datos), de los 3.611 millones de euros anteriores. Al contrario que Kering, la compañía volvía a batir las expectativas tras los resultados del segundo trimestre, con un fuerte crecimiento en las ventas incluso en Estados Unidos, donde otras compañías de lujo han experimentado un acusado freno (20,5% en el segundo trimestre frente al 19% del primer trimestre) "reflejando la mayor resiliencia de las marcas más premium y con fuerte reconocimiento de marca", indican desde Bankinter.

"Hermès confundió las preocupaciones sobre los consumidores de EEUU y China que cotizan a la baja en el primer semestre y ofreció una perspectiva sólida para el segundo semestre, lo que probablemente impulsará el consenso. Las ventas aumentaron un 28 % secuencialmente a tipo de cambio constante en el segundo trimestre, superando el amplio rango de crecimiento de sus pares de lujo, con Moncler en un 26 % y el propietario de Gucci, Kering, en un 3 %", desarrollan desde Bloomberg Intelligence.

LVMH también aguanta en la previsión de ganancias y ve un aumento del 5%. Sin embargo, la francesa también pinchaba en bolsa después de unos resultados que superaron, por muy poco, las previsiones de ventas trimestrales de los analistas. "Si bien esta es una tasa de crecimiento sólida en términos absolutos e impresionante en el contexto de la escala de la base, es probable que genere más preguntas entre los inversores, como se vio con Richemont, sobre si ahora estamos al final de la etapa positiva del ciclo de revisión de ganancias para el lujo y sobre los impulsores del crecimiento del sector en el futuro una vez que volvamos a la tendencia normal", expresan desde JP Morgan a colación de los resultados de la francesa.

El consumo básico europeo no sigue el ritmo 'premium'

Si se entiende el sector de consumo básico como un segmento defensivo, es decir, el que incluye a las compañías dedicadas a productos que no se ven afectados de forma significativa a pesar de que exista incertidumbre en los mercados, los datos muestran la resiliencia de la economía en la zona euro, que registró un repunte del 0,3% en el segundo trimestre de 2023 pese a que el panorama macro no ha despejado la duda de una desaceleración en ningún momento.

El sectorial Stoxx 600 Consumer Products and Services, que aglutina a las firmas de este continente de consumo y servicios básicos, se anota ganancias del 6% en bolsa este año; la mitad que el índice que recoge a las firmas de alta gama.

La escalada de la inflación en Europa -que tras continuas subidas de tipos, se modera en julio al 5,5%- es un factor clave para estas empresas si se tiene en cuenta que la subida del precio de los alimentos alcanzó cifras desorbitadas el pasado febrero. Y al ritmo de la inflación, fue en mayo cuando este sectorial europeo alcanzaba máximos en bolsa de enero de 2022, después de conocerse el dato del 7% del IPC de abril, que superó al del mes anterior.

En este segmento están valores de alimentación al por menor como la francesa Carrefour, la polaca Dino Polska o británica Tesco, así como la alemana Beiersdorf, especializada en cuidado personal. Así, de las 15 firmas que componen el índice, nueve ven un tijeretazo en la previsión de ganancias para 2023 con respecto a lo que se esperaba el primero de enero, según datos de FactSet. Sin embargo, con miras al año que viene, el mercado espera que todos estos valores, con excepción de Ocado y Unilever, incrementen las ganancias con respecto a 2023.

Por recomendación, sin embargo, diez de las compañías del sectorial consiguen recoger una mayor confianza por parte del consenso de analistas, aunque ninguna cuenta con un consejo tan positivo como el que tienen firmas de lujo, como por ejemplo LVMH -que recoge el mejor favor por parte de los expertos de su sector-. Por contra, hay cuatro que ven un empeoramiento: la cadena de supermercados Sainsbury's, Ocado, el supermercado británico online, Galenica, grupo de compañías farmacéuticas y logísticas suizas, y Dino Polksa, que es la que ve un mayor deterioro de su recomendación y ahora es un vender, de su anterior mantener.

En bolsa, Ocado vuelve a salir a la palestra, ya que con un avance del 39%, es la más alcista de la lista. La británica se disparaba a mediados de abril en bolsa después de la publicación de sus resultados del primer semestre del año, donde informaba de unos ingresos de 1.371 millones de libras, un 9% más respecto a los 1.262 millones de libras del mismo periodo de 2022. "Seguimos viendo el riesgo/recompensa [de Ocado] menos convincente en comparación con otros nombres en el espacio del Internet europeo y continuamos siendo vender", indicaban desde JP Morgan. Por potencial alcista, cinco compañías del índice cuentan con recorridos superiores al 20% en los próximos meses. HelloFresh, que gana un 20%, es la que ofrece un mayor margen de subida, de 30%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud