Bolsa, mercados y cotizaciones

Kim Pessala (Evli FM): "Queremos unas directrices claras de la UE para invertir en alternativos"

  • Estas reglas deberían ser iguales para todos los países, reivindica
  • Europa necesita una categoría de fondos sostenibles 'de transición', señala
  • "El Reglamento de Divulgación europeo ha sido, en cierto modo, un fracaso", lamenta
Kim Pessala, CEO de Evli FM, durante la entrevista. Foto: Gary Manrique.

Evli Fund Management (que forma parte del grupo Evli) es la tercera mayor gestora de Finlandia, tras su fusión, en 2022, con otra gestora nórdica, EAB. Tiene un fuerte sesgo hacia la sostenibilidad, y la inversión alternativa es un área clave en su estrategia, tal y como explicó a elEconomista.es su CEO, Kim Pessala, en una reciente visita a Madrid. Visite el portal especializado elEconomista Inversión sostenible y ESG.

¿A cuánto ascienden sus activos bajo gestión y qué parte de ellos son alternativos?

Unos 16.700 millones de euros, la mayor parte de los cuales corresponden a clientes institucionales, aunque también tenemos clientes de banca privada. Los alternativos son nuestra nueva área de crecimiento. Tenemos 2.500 millones de euros en activos como el capital privado, las infraestructuras, la deuda privada o los inmuebles.   

¿Es un buen momento para posicionarse en alternativos? 

Es muy difícil  hacer un calendario que marque cuándo comprar una clase de activo. A nuestros clientes les preguntamos cuáles son sus objetivos, cuánto riesgo están dispuestos a asumir, cuál es su horizonte... El de la mayoría es muy lejano, de 20 años o más. Y tenemos un modelo realmente sencillo, en el que dividimos la riqueza, como si de una pizza se tratase, en cuatro porciones iguales. Dos de ellas corresponden a los activos líquidos tradicionales: un cuarto a los fondos de renta fija y otro cuarto para los de renta variable. Los dos cuartos restantes están en alternativos. Uno de ellos, en capital privado, deuda privada y venture capital (empresas pequeñas en fase inicial). Pero esta última es una clase de activo muy complicada y hemos sido muy cautelosos en ella. La mayoría de nuestra inversión la hemos realizado en capital privado. Hablar de él es hablar de altos retornos. Hace unos años compramos una firma que llevaba invirtiendo en capital privado más de 20 años. Anualmente había batido en más de un 5% a los índices globales.  

¿Y la última porción de esa pizza?

Es la de los activos reales: infraestructuras, bosques, inversiones que ofrecen flujos de efectivo estables para los inversores, que se protegen con la inflación. Porque, si hay inflación, los ingresos que obtendrás de las infraestructuras aumentarán, ya que todos los contratos de arrendamiento de larga duración están vinculados a ella. 

En España, el Gobierno ha reducido la inversión mínima para invertir en capital privado hasta los 10.000 euros. ¿Cree que un minorista está preparado para ellos? 

Creo que es positivo ampliar las vías por las que un particular puede invertir en ellos pero, al mismo tiempo, son fondos muy complicados, a los que hay que atarse durante mucho  tiempo. [...] Les puede suceder que, pasados 7 años, el fondo no vaya bien, y que todavía tengan que esperar de cinco a ocho años más para recibir su dinero de vuelta, y que no estuviesen preparados para eso. Lo que queremos es que a nivel de la UE se establezcan unas directrices claras e iguales en todos los países. Lea también: Los activos alternativos son aún 'caviar' para el inversor minorista.

"Las cosas no son blancas o negras. Antes pensábamos que las armas no eran buenas. Ahora, con la guerra en Ucrania, pensamos que quizá las necesitamos. Con la energía ocurre igual"

¿Cómo ve a mercado español?

Estamos invertidos en muchas compañías españolas. España es un gran país dentro de Europa, es natural que sea parte de nuestra estrategia. Yo diría que ahora se está estabilizando. Después de la crisis financiera, desde Evli estudiamos muy de cerca el sector bancario y los riesgos de cada país en distintas partes de Europa. Y nos preocupó más la exposición que teníamos a Italia, no tanto a España. En general, el sector bancario es bastante fuerte en este momento, gracias al trabajo realizado por la UE tras la crisis financiera.

En inversión sostenible, ¿hacia qué segmentos miran?

Desde una perspectiva de inversión, las empresas que están realizando su transición verde pueden ser muy interesantes, porque pueden convertirse en líderes de mercado en sus respectivos sectores gracias a ese movimiento temprano e innovador. Hay acereras que están tratando de quemar acero de formas que no son tradicionales. El problema es ¿pueden estar esas empresas en un fondo sostenible, de acuerdo con la normativa europea para los fondos de inversión [SFDR, Sustainable Finance Disclosure Regulation]? Difícilmente. Sin embargo, estamos viendo, especialmente entre los clientes institucionales nórdicos, un temor a que los fondos más sostenibles según esa regulación -los artículo 9- estén excluyendo a demasiadas compañías de calidad. Estos inversores quieren acompañar a esas empresas y ver cómo un buen negocio se vuelve más sostenible [...]. Las cosas no son blancas o negras, es más complejo. Hace cinco años pensábamos que las armas no eran buenas, y hoy, con una guerra en Ucrania, pensamos que quizás necesitamos armas. Y con la energía ocurre igual. Le puede interesar: Petra Hakamo (Evli): "El MiFID verde' es muy difícil de entender para los clientes".

¿Debería la UE crear una 'etiqueta' de fondos de transición?   

Sí, podría existir [esa categoría], porque es muy limitador que, cuando hablas de productos de impacto, sólo puedas referirte a fondos artículo 9. Pero estoy empezando a tener un poco de alergia a todo tipo de reglamentos y clasificaciones. Pienso que la SFDR ha sido, en cierto modo, un fracaso.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud