Bolsa, mercados y cotizaciones

El bono americano a 2 años toca máximos de marzo antes de la Fed

  • Los 'hedge funds' se posicionan en corto contra el bono a 2 años
Madridicon-related

Este miércoles la Reserva Federal celebrará una reunión que el mercado llevaba esperando mucho tiempo ya que se descuenta que no habrá movimientos en el tipo de interés de referencia por primera vez desde comienzos de 2022. Sin embargo, este parón será temporal, ya que la persistencia de la inflación hace pensar que en julio la institución monetaria norteamericana podría realizar la última subida del precio del dinero de este ciclo hasta dejar la referencia en el 5,25%.

El termómetro más utilizado para calibrar la temperatura dentro de la Reserva Federal suele estar en el mercado de deuda. En este sentido, ni mucho menos se han descartado mayores subidas de tipos aunque hace unas semanas sí se hacía. Ahora apunta a que la Fed mantendrá un tono duro en esta reunión, en la que no hará cambios pero sí anticipará una última subida el mes que viene.

De telón de fondo, una inflación que, aunque se ha moderado en abril hasta el 4,9% interanual, hoy tendrá una reválida con el dato de mayo, mes en el que los analistas esperan un repunte del 4% con respecto al mismo mes del año pasado. La subyacente se moderará dos décimas, según estas previsiones, hasta el 5,3%.

Así, el bono americano a dos años, la referencia más sensible a los cambios de ritmo ahora mismo, ofrece un 4,6% de rentabilidad en el mercado secundario, la más alta desde el mes de marzo, cuando saltaron todas las alarmas a causa de la crisis bancaria iniciada por el SVB. La curva sigue invertida pero no lo estaba tanto desde dicho mes. Desde Capital Group ven "margen para una reducción de la inversión de la curva a pesar del reciente repunte de los tipos y el aumento relativo de la pendiente de las curvas de tipos globales en el último trimestre". Esta diferencia, en puntos, se sitúa ahora en 86.

"Esperamos que la Fed realice una pausa en esta reunión pero que haga hincapié en que no es lo mismo no subir que hacer una pausa, ya que ese segundo caso implica un periodo más prolongado en el que no se modifican las políticas y es probable que veamos otra subida más este año, en julio o septiembre", arguyen desde abrdn. "En este reunión la Fed tendrá que indicar si piensa que son necesarios tipos más estrictos para frenar la inflación o si la contracción del crédito bancario es suficiente", concluyen en Generali Investments.

Los 'hedge funds'

No hay dudas en el mercado sobre que la Reserva Federal, suba o no los tipos este miércoles, va a tener un tono duro que asegure que no aflojará el ritmo mientras la inflación no esté totalmente controlada. Prueba de ello también es que los hedge funds, o fondos de cobertura (apalancados), se están posicionando en esta dirección.

Las posiciones cortas netas que estos vehículos de inversión mantienen sobre el bono americano a 2 años han ido en ascenso en las últimas 11 semanas y ya marcan un máximo no visto desde 2019. "Los inversores están señalando que los tipos se van a tener que quedar altos más tiempo del previsto", explican en Nomura. "Ya lo vimos la semana pasada con el Banco Central de Australia, que subió tipos aunque no estaba previsto", añaden.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud