Bolsa, mercados y cotizaciones

La misteriosa empresa de la India que está absorbiendo el petróleo de Rusia por la puerta de atrás

  • La empresa ha pasado de tener dos buques a poseer casi 60 petroleros
  • Nadie en el mundo del petróleo se explica el crecimiento de esta firma
  • Esta misteriosa empresa ha comprado más de 80 millones de barriles rusos

En el deteriorado centro comercial Neptune Magnet Mall en Bombai ha surgido un gigante del transporte internacional de petróleo en cosa de 18 meses. Una empresa que hace nada, nadie conocía y que ahora, sin embargo, está comprando millones de barriles de petróleo. Resulta curioso que su imparable crecimiento tuvo lugar casi al mismo tiempo que comenzaba la guerra en Ucrania y desde entonces no ha parado de crecer.

Desde que Rusia invadió Ucrania, la compañía ha comprado más petroleros que nadie, aupándose desde un desconocido negocio de transporte marítimo indio a uno de los propietarios de buques más grandes del mundo. La India está aprovechando el fuerte descuento que presenta el petróleo crudo de los Urales.

Según datos actualizados este martes nueve de mayo, el barril de Brent se vende ligeramente por encima de los 76 dólares, mientras que el crudo de los Urales se sitúa en los 56 dólares. Esto son 20 dólares de descuento para todo aquel que se 'atreva' a comprar petróleo ruso. Aún así, la brecha se ha estrechado, lo que revela que la demanda del petróleo de los Urales podría haber aumentado en las últimas semanas. Hubo sesiones en las que el crudo de los Urales (principal referencia en Rusia) presentó una descuento que incluso superaba los 30 dólares por barril.

Un crecimiento estelar

Crudo barato y financiación han dado como resultado a todo un gigante que ha surgido de la nada. Gatik Ship Management poseía solo dos buques cisterna para productos químicos en 2021. En abril, había adquirido una flota de 58 buques con un valor conjunto estimado de 1.600 millones de dólares, según los expertos en transporte marítimo VesselsValue.

Sin embargo, los orígenes y la propiedad del negocio son un misterio, mientras que sus registros corporativos son extrañamente escasos. El grupo se registró como exportador en la India el 31 de marzo de este año, pero no aparece en el registro corporativo oficial de India, aseguran desde el Financial Times.

Una pista importante es que Gatik comparte su sede en el lúgubre centro comercial con otra empresa registrada en Bombai (que también presenta un crecimiento inexplicable), llamada Buena Vista Shipping. Hace dos años, esta empresa informaba de que tenía activos solo por 100.000 dólares.

Los analistas de Energy Intelligence (EI) han intentado contactar con la firma india sin suerte. No obstante, "muchos de los barcos de esta llamada 'flota en la sombra' que transportan crudo ruso tienen más de 15 años de antigüedad, por lo que están justo en el punto en el que la mayoría de los armadores de renombre los retirarían", según explica Francesco Tassello, un analista sénior de Affinity, en EI.

Rusia podría estar detrás

El misterio y la pregunta que no tiene respuesta es la siguiente, ¿quién es realmente el propietario de Buena Vista Shipping y quién financió la rápida expansión de la flota de Gatik? Nadie lo sabe, de lo único que hay certeza es que esta expansión sin precedentes ha dejado perplejo al mercado de petróleo. Pero los agentes marítimos, analistas y traders de materias primas sospechan de un vínculo con su mayor cliente: el gigante petrolero ruso Rosneft.

La flota recién adquirida de Gatik se ha utilizado en gran medida para transportar petróleo desde Rusia, principalmente a puertos en India, según muestran los datos de seguimiento de petroleros.

Un análisis del Financial Times con los datos de Kpler, una empresa de análisis, muestra que el grupo indio ha enviado al menos 83 millones de barriles de crudo y productos derivados del petróleo rusos, suficiente para satisfacer la demanda total de petróleo del Reino Unido durante más de dos meses. Más de la mitad de esos productos provienen de Rosneft. Se cree que las cifras totales son incluso mayores que las del conjunto de datos de Kpler.

"Después de las sanciones de Occidente, era inevitable que las compañías petroleras rusas quisieran participar en el transporte marítimo y creo que Gatik es el mejor ejemplo de que esto está sucediendo", comenta Viktor Katona, jefe de análisis de crudo en Kpler.

"Una empresa en un país que se considera amistoso con el estado ruso, surge de la nada, compra una gran cantidad de camiones cisterna en menos de un año y atiende casi exclusivamente a los flujos rusos", asegura.

Las sanciones occidentales sobre las exportaciones de petróleo rusas en respuesta a la invasión de Ucrania por parte de Vladimir Putin en febrero de 2022 han remodelado por completo los mercados petroleros mundiales. Rosneft, la empresa líder de petróleo (en Rusia) controlada por el Kremlin y el mayor productor de Rusia, ha estado en el ojo de la tormenta. Igor Sechin, su director ejecutivo y aliado cercano de Putin, es una de las figuras más agresivas y de línea dura del Kremlin, lo que le valió el apodo de Darth Vader.

La UE ha impuesto una serie de restricciones al crudo ruso, incluso un tope a su precio para impedir que cualquier empresa occidental intervenga en las operaciones salvo que el crudo se intercambio por debajo del precio establecido por los países occidentales. Tras las sanciones, Nueva Delhi ha optado por aumentar sus importaciones de petróleo ruso, en lugar de imponer sanciones o un tope alternativo de precios como el impuesto por el G7.

Ese es el contexto en el que surgió Gatik. VesselsValue, que analiza las ventas de petroleros, calcula que Gatik ha adquirido al menos 56 buques desde marzo de 2022, incluidos 13 solo en diciembre, cuando comenzó el embargo de la UE sobre el petróleo ruso.

Las compras colocan a Gatik entre los propietarios de petroleros más grandes del mundo, según Rebecca Galanopoulos de VesselsValue. "Para poner esto en perspectiva, de casi 14.000 camiones cisterna activos, la mayoría de estas empresas (1.361) poseen menos de 10 camiones cisterna activos; solo 20 empresas, incluida Gatik, poseen 50 o más".

Por otro lado, los barcos de esta empresa han realizado cambios importantes para pasar desapercibidos. Según datos del Financial Times, hasta finales de marzo, al menos 35 de los barcos de Gatik tenían seguro occidental, lo que forzaba a estas naves a cumplir con los topes de precios máximos del G7 sobre las ventas de petróleo ruso impuesto desde diciembre pasado.

Sin embargo, a principios de abril, ninguno de los barcos de Gatik tenía seguro de ninguno de los grandes proveedores reconocidos en Occidente. Los antiguos buques de la creciente flota de Gatik habían transportado previamente petróleo crudo por todo el mundo, según muestran los registros de envío. Una vez adquirida por el grupo indio, se han concentrado en gran medida en el trayecto Rusia-India.

Al hacerlo, Gatik ha ayudado a facilitar uno de los intercambios más significativos en los flujos de petróleo en décadas. Antes de la guerra de Ucrania, Rusia suministraba menos del 1% del crudo de la India. Ahora representa alrededor del 30%, según las estadísticas comerciales oficiales.

Nueva Delhi no ha acusado públicamente a Rusia por la invasión y, a cambio, se ha beneficiado de la compra de millones de barriles de petróleo ruso, a menudo vendidos con un descuento mayor que a otros compradores.

Durante el primer trimestre de 2023, el petróleo comprado por India costó de media 48,03 dólares por barril, una precio bastante más barato que el que obtienen otros países, según una investigación de la Escuela de Economía de Kiev basada en los registros de venta de petróleo ruso.

A través de tales acuerdos, la India ha absorbido la mayor parte del llamado crudo de los Urales que Rusia exportaba anteriormente al mercado de la UE. Sin embargo, algunas refinerías indias se han quejado de que la pesada mezcla rusa ha estado obstruyendo los viejos equipos de las refinería, según tres personas familiarizadas con el asunto.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud