Bolsa, mercados y cotizaciones

La banca tradicional hace frente a los neobrókeres con tarifas gratuitas

  • Bankinter lanza Bróker 0 sin comisiones de compra/venta
  • Otras bolsas como CBOE o Turquoise aglutinaron en 2022 más de la mitad de la negociación en España
Dolores Dancausa, CEO de Bankinter. EE

Bankinter ha roto el mercado del brokeraje esta semana con el anuncio del lanzamiento de Bróker O. El banco ha conseguido mejorar las condiciones que se ofertan en el mercado español, ya que permitirá operar a los inversores sin comisión alguna en la compra/venta de acciones, a pesar de que sí mantiene una comisión de custodia con carácter trimestral del 0,04%. Es una oferta que no iguala ningún otra gran casa nacional en bolsa española.

En los últimos años, el negocio del brokeraje ha entrado en una competición por los clientes, una pelea que ha girado en torno a la rebaja de los costes de las operativas, pero hasta la fecha en esa batalla estaban solo los nuevos actores, como DeGiro, Bux X, Ninety Nine o eToro, que en muchos casos no dan acceso a compañías españolas o, si lo hacen, es a través de ADRs en la bolsa americana o con un número limitado de cotizadas.

La aparición de neobancos como MyInvestor, y de brókeres digitales como el holandés DeGiro o la firma polaca XTB, ha ido reduciendo las comisiones que tienen que pagar los inversores por operar en bolsa. El lanzamiento del nuevo bróker de Bankinter supone, al fin, la entrada de la banca tradicional en la pelea por conseguir clientes a base de reducir los costes de las operativas, una batalla en la que, hasta ahora, el sector se había mantenido de perfil. De este modo, el banco español ha abierto por primera vez en España la senda del cobro cero en comisiones de compra/venta, un camino que otros podrían seguir.

Esta decisión, además, es muy relevante teniendo en cuenta que fuentes del mercado apuntan a que el servicio de bróker de Bankinter (que mantendrá su servicio tradicional, sin préstamo de valores) aglutina cerca de una cuarta parte del total de volumen de órdenes que se generan en España entre los inversores minoristas. El segundo de estos operadores, según estas mismas fuentes (ya que no son datos públicos), es Renta 4.

El impacto de las comisiones

La cuestión de las comisiones que se cobran por operar no es baladí. Aunque pueda parecer para el inversor de a pie que no hay gran diferencia entre pagar una comisión del 0,25% o del 0,5%, la realidad, cuando se analiza el impacto a largo plazo, es que puede ser la diferencia entre batir al mercado, o quedarse por debajo de la rentabilidad que se conseguiría invirtiendo, por ejemplo, en un fondo cotizado (ETF) que replica el índice de referencia.

El regulador del mercado estadounidense, la SEC, informa del impacto que tienen las comisiones en los resultados de los inversores: "Si se invierte 100.000 dólares en un periodo de 20 años, una comisión del 0,5% anual reduce el valor de la cartera en 10.000 dólares si se compara con una comisión del 0,25%", explica el regulador. En el mismo periodo, si la comisión fuese del 1%, el valor de la cartera sería 30.000 dólares inferior frente a una comisión anualizada del 0,25%.

Esto demuestra la importancia que tiene para el inversor retail conocer las comisiones que ofrecen los brókeres disponibles en nuestro país. La oferta es amplia, una jungla de compañías con condiciones muy diferentes, en la que también hay que tener en cuenta la disponibilidad de ciertos activos para el accionista en estas plataformas y otras comisiones que se cobran más allá de las de compra/venta. La comisión de custodia es el ejemplo más evidente, pero también pueden aplicar un coste al cobro de dividendos o por la conversión de divisa, entre otros.

Tampoco hay que olvidarse de otras condiciones que incluyen los operadores en la letra pequeña de los contratos, como el uso de cuentas ómnibus (cuentas compartidas, una forma que han utilizado los brókeres y neobancos para abaratar costes y poder reducir las comisiones), o el préstamo de valores de las carteras de los inversores, la fórmula que ha elegido Bankinter para su nuevo bróker.

Analizamos, uno a uno, los brókeres que ofrecen acciones españolas a los clientes, y las particularidades que mantiene cada uno de ellos, tanto en comisiones, como en otro tipo de condiciones que deben tener en cuenta los inversores antes de elegir con qué plataforma les conviene más operar. Pero hay una conclusión clara y es que el mercado español se abarata casi a niveles de EEUU entre quienes han decidido dar la batalla por el cliente retail.

Bankinter: Bróker O

Para conseguir ofrecer un servicio de brokeraje sin comisiones de compra/venta, la entidad que dirige Dolores Dancausa ha optado por operar al margen del mercado que ofrece Bolsas y Mercados Españoles (BME), que ha visto cómo las otras bolsas controlan ya más de la mitad de la operativa nacional. Salvo excepciones muy puntuales en algunas operaciones, Bankinter operará en Equiduct, un mercado de negociación de acciones al margen de BME, que está "plenamente regulado y acorde a a la normativa MiFID", según explica esta bolsa en su portal web.

Y esto supone un nuevo problema para la bolsa controlada por SIX. Según los últimos datos ofrecidos por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a cierre de 2022, la negociación a través de BME descendió un 20,5% durante el año asado, hasta un total de 145.908 millones de euros, cuando el volumen total se incrementó en un 1,7%. "La cuota de mercado de los centros alternativos de negociación [como CBOE o Turquoise] aumentó hasta alcanzar el 50,5% del total de valores en el último trimestre del año (...) y en el conjunto de 2022 llegaron a un máximo histórico del 52%, frente al 47% de 2021", apunta la CNMV en su último informe.

Estas cifras contrastan con las que reporta LiquidMetrix para BME que hablan de una cuota de mercado para el conjunto del pasado ejercicio superior al 70%.

El movimiento aprobado por Bankinter podría ser un golpe para BME-SIX teniendo en cuenta que bajo su paraguas opera prácticamente un 25% del pequeño inversor. Si se tiene en cuenta que las familias españolas son propietarias del 17% de las acciones que cotizan en España, esto implica que si todos los clientes de Bankinter decidieran traspasar sus carteras al nuevo bróker que opera en Equiduct supondría restar un 4,25% del total en manos del minoritario y llevarlo a otro mercado regulado.

Los neobrókeres

Las grandes entidades nacionales han decidido dar un paso al frente en la lucha que los neobrókeres abrieron hace unos años en EEUU, y que aterrizó de manera definitiva en España a raíz de la pandemia. Por aquel entonces, se produjo un auténtico aluvión de suscripciones de pequeños inversores a brókeres recién llegados a nuestro país como DeGiro (que tuvo, incluso, que paralizar la admisión de nuevos clientes ya que se vieron desbordados en la primavera de 2020).

También surgieron nuevos operadores como HeyTrade, Bux X (que no ofrece operaciones en España), MyInvestor (tampoco tiene operativa nacional) y Ninety Nine (que facilita la compra de acciones españolas a través de ADRs en el mercado americano).

A la carrera por bajar comisiones para operar en bolsa se han sumado también otros bancos españoles. Uno de los que cuenta también con una de las ofertas más competitivas es el propio Evo Banco, adquirido por Bankinter, que el año pasado decidió crear un bróker con tarifas reducidas. La comisión de compra venta va desde los 2 euros más un 0,06% sobre el efectivo para operaciones inferiores a los 5.000 euros hasta el 0,06% que se aplica para inversiones que superen los 10.000 euros.

BBVA a través de su servicio BBVA Trader se encuentra también entre las ofertas más destacadas del mercado. Cobra una comisión de 3 euros para operaciones hasta 20.000 euros. Es una promoción que la entidad extenderá hasta el mes de marzo. Santander, a través de SO:FIA, aplica una comisión de 2 euros, pero en su caso para la compra/venta de importes inferiores a 2.000 euros. Hasta los 15.000 euros el coste de esta misma operación sube a 6 euros y, a partir de esta cifra, es un 0,25% sobre el efectivo.

Otros operadores a destacar entre los brókeres más económicos son XTB. Coste cero para compras de hasta 100.000 euros sin comisión de custodia hasta los 250.000 euros. Y DeGiro que duplicó sus tarifas hasta cobrar 1 euro por compra/venta de acciones en España y sin comisión de custodia.

Renta 4 que es otro destacado bróker nacional para el cliente retail -es el segundo más importante por detrás de Bankinter- aplica un coste de 4 euros por la compra de títulos hasta 6.000 euros, de ahí a 50.000 esa comisión sube a 9 euros y para operaciones superiores se aplicará un 0,1% sobre el efectivo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud