Bolsa, mercados y cotizaciones

El dividendo de la banca europea duplicará la rentabilidad del mercado en 2023

  • BBVA se sitúa en la sexta posición del ranking con un pago del 7,5%
  • En 2024 se espera que el retorno al accionista del sector supere el 9%
  • La retribución entre efectivo y recompras bate el 8% en 2023 frente al 4% del mercado
Sede de BBVA. EE

El dividendo se ha convertido en el gran catalizador para invertir en bancos europeos cuyos resultados beben los vientos de una subida de tipos que todavía tiene recorrido. La próxima semana la tasa del dinero en la zona euro puede llegar al 2,5% ya que la previsión es que el organismo que preside Christine Lagarde vuelva a elevar en 50 puntos básicos esta referencia en una nueva bocanada de aire fresco para el sector financiero. Consulte aquí El calendario de próximos dividendos de la bolsa española

Un reciente informe publicado por Credit Suisse prevé que la rentabilidad de la retribución al accionista de los bancos europeos duplique y casi triplique la media del mercado comunitario los próximos dos años. Las estimaciones de los analistas plantean retornos para el inversor en bancos próximos al 8% en los pagos que se carguen a los resultados de 2022, con el 5% de rentabilidad de los dividendos en efectivo y otro 3% en lo que aportan los programas de recompra de acciones que, en nuestro país, solo mantiene en activo Banco Santander.

De cara a 2023 la brecha será aún mayor. La rentabilidad de la retribución del sector bancario llegará al 8,7% -solo la parte en efectivo alcanzará un 6%- y en 2024 rebasará el 9% en conjunto (entre el metálico y los buybacks), frente al 4% del mercado. "Cualquier sorpresa positiva en los ingresos de los bancos debería redirigirse lógicamente a una revisión al alza del dividendo", apunta la firma suiza. De hecho, no es descartable. Según recoge el documento, los swaps (instrumentos financieros basados en un compromiso futuro de pago) sobre dividendos ya están descontando mayores ratios de payout por parte del sector que los que prevén los analistas en sus propios modelos.

Entre las entidades españolas destaca BBVA, que se cuela en el sexto puesto por rentabilidad en su retribución al accionista, con más del 10% previsto, según Credit Suisse, un porcentaje del que más del 7,5% proviene de su pago en efectivo. El consenso que recoge Bloomberg prevé un pago anual de 0,46 euros brutos por acción que se debería aprobar con cargo al beneficio de 2022. De confirmarse, será el mayor dividendo en efectivo que reparte el banco desde 2008. Pero no el único. De momento, el banco abonó en octubre 0,12 euros como primer dividendo con cargo a 2022. Fueron un 50% más que los 8 céntimos de 2021. El segundo pago se espera para abril.

Por delante de BBVA figuran en el ranking de mayores retornos al accionista Unicredit, con casi un 14%, del que más de la mitad proviene de la recompra de acciones; NatWest, con un 12%, ING en el 11,5%; y Lloyds y BNP Paribas, en el entorno del 11% también. De entre las entidades españolas destaca también Banco Santander, hacia la mitad de la tabla, ligeramente por debajo del 10% y CaixaBank, en la penúltima posición, con un dividendo íntegramente en efectivo que renta un 6%.

Santander queda atrás

No obstante, lo que desde un punto de vista financiero alcanza toda lógica, la rentabilidad que proporciona la recompra de acciones de Santander no está sabiendo atraer al inversor internacional.

La entidad se ha quedado rezagada en la escalada de retribuciones que se ha visto en el sector después de que el Banco Central Europeo (BCE) levantase su prohibición sobre el reparto de capital en el verano del año pasado (para preservarlo ante lo que pudiera estar por venir con la pandemia) y después, además, de que el margen de intereses del sector haya engordado significativamente -especialmente el de entidades británicas, italianas y españolas- tras el aumento en 250 puntos básicos desde el verano de las tasas oficiales.

Banco Santander decidió entonces adoptar un perfil bajo, con una ratio de payout del 40%, del que la mitad es en efectivo y la otra mitad a través de una recompra de acciones. Lo hizo a sabiendas de que 2022 le puede reportar un nuevo hito histórico con un beneficio neto de más de 9.300 millones de euros. ¿Elevará esta tasa para recuperar el terreno perdido en bolsa? No es descartable para algunas firmas de análisis y podría anunciarlo de cara al Investor Day del próximo 28 de febrero.

De las tres grandes entidades, el mercado espera un dividendo para CaixaBank de 22 céntimos en un único pago, que rentan un 5,7%, y que será el más elevado desde 2011. De cumplirse, supondría aumentar la remuneración un 51% sobre los 0,146 euros de 2021 frente a un beneficio que crecerá un 30% hasta 3.000 millones.

Para Santander las previsiones hablan de un pago en efectivo de 14 céntimos con cargo a 2022. El primer pago se produjo en noviembre por valor de 5,83 céntimos. Se espera un segundo de 8 céntimos para finales de abril.

Con respecto al resto de entidades, las estimaciones para Sabadell apuntan a una rentabilidad del 5,7%, la tercera más elevada del sector en España, con un pago de 5 céntimos en efectivo frente a los 3 del año pasado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud