Bolsa, mercados y cotizaciones

IAG (Iberia) rebota un 40% en dos meses y dispara la euforia entre los analistas

  • Los expertos creen que podría acabar en verde el 2022 o, al menos, quedarse cerca
  • Se convierte en la gran estrella en el parqué desde los mínimos del año
  • Tiene un potencial de revalorización todavía del 19%
Avión de Iberia. Foto: Alamy.

El selectivo español (y el mundial) tocó suelo el 29 de septiembre. A raíz de esa fecha, la principal bolsa europea inició una vigorosa recuperación del 18,13% y el Ibex del 10,98%. Sin embargo, la estrella de esta recuperación tiene nombre propio. IAG ha logrado en este periodo rebotar un 40% una cifra récord que ha alimentado la esperanza de los inversores y ha provocado que muchos apuesten porque puede, incluso, acabar este complicado 2022 en positivo.

La firma área hispano-británica cotiza en los 1,518 euros en la bolsa de Madrid, un 15,6% por debajo de sus cifras al comienzo del año. Sin embargo la sangría llegó a ser crítica en septiembre con una caída del 40%, siendo de los peores valores del Ibex 35. En un contexto de subidas de tipos de interés y recesión (descontando un golpe para los valores cíclicos), y con una tensión geopolítica abierta en Europa por la guerra de Ucrania (además de un incremento del precio de los combustibles), las firmas aéreas se presentaban como unas víctimas perfectas de un 2022 bajista. Sin embargo, algo ha cambiado radicalmente.

IAG se ha posicionado en el trono de noviembre solo por detrás de Arcelor Mittal y Grifols. Por un lado, China ha suavizado cuarentenas y diversas noticias positivas se han ido acumulando como el anuncio del aeropuerto de Heathrow sobre que no planea restricciones de capacidad de cara a la temporada navideña. Además animo inversor general ha mejorado, en particular las últimas semanas, debido a los buenos datos sobre la inflación en EEUU que apuntan a una lucha menos enconada de lo previsto de los bancos centrales a través de las subidas de tipos.

Pero lo que verdaderamente ha cambiado la realidad de IAG son sus resultados empresariales, que han demostrado que las perspectivas de la empresa son mejores de lo esperado. La aerolínea comenzó su verdadero 'rally' tras presentar las cuentas del tercer trimestre en la que logró un beneficio operativo de 1.200 millones de euros, (400 millones más de lo esperado) y apuntaba a previsiones de un beneficio neto positivo para cierre de año.

Aunque las cifras más esperanzadoras fue que logró superar ingresos prepandemia con 7.329 millones de euros a pesar de que la capacidad de transporte estuvo en un 81% respecto a 2019. La empresa consiguió este hito a través de una subida de precios que abría una nueva perspectiva, pues se espera que recupere un 95% de sus pasajeros precovid en 2023.

Iván San Feliz, analista de Renta 4 comenta que "había un excesivo pesimismo sobre su negocio que se demostró como exagerado tras los resultados del tercer trimestre". También apuesta porque ahora bajará el ritmo de subidas pero "a medida que mejore el entorno macro los títulos se podrían seguir recuperando".

Juan José Figares, analista de Linksecurities explica que "sus resultados están mejorando más rápido de lo esperado gracias a unos precios más elevados". Sin embargo, no apuesta porque la subida siga a un ritmo como el actual sino que ve alzas constantes y más pausadas. "Creemos que no será hasta 2024/2025 cuando la compañía recupere sus niveles en bolsa pre pandemia y no generará cash-flow libre positivo hasta 2024".

Esta situación más el cambio de paradigma de los mercados de valores provocaron una huida de los bajistas, que se habían hecho fuertes en el capital de la dueña de Iberia y British Airways. Las posiciones cortas sobre la firma están en el 3,47% del capital según los registros de la bolsa de Londres, el nivel más bajo desde mayo.

Al mismo tiempo las principales firmas de análisis han cambiado sus perspectivas de forma favorable a IAG. Morgan Stanley y JP Morgan fueron los últimos que, tras los resultados elevaron su precio objetivo. Otras como Bank of America afirmaron en su último informe que los resultados "superan claramente las estimaciones de mercado" y añadió que esperan "niveles de capacidad recuperados en 2023, con ingresos que serán superiores a 2019".

El consenso de los analistas, que ya creían que el valor estaba infraponderado antes de arrancar este 2022 ofrecen un precio objetivo del valor de 158 libras por acción (según su cotización en la bolsa de Londres). Este precio por título otorga a la firma un potencial de revalorización del 19% y supondría acabar el año rozando el territorio positivo, quedándose a las puertas. De momento el 60% de los expertos recomienda comprar acciones de la aerolínea por un 11% que recomiendan venderlas.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments