Bolsa, mercados y cotizaciones

Alemania y Argentina alcanzan la final del Mundial de la bolsa 2022

Foto: Dreamstime

Comienza el Mundial de Selecciones, y con ello volveremos ante al estruendo de las gradas, los himnos nacionales, los aplausos y los goles. La incursión hacia tierras qataríes estará protagonizada por 32 selecciones, que sacarán al verde su mejor once con el objetivo de coronarse campeones y reinar en el deporte rey, al menos hasta 2026.

La vigente campeona del mundo, Francia, y la pentacampeona Brasil se muestran como las favoritas de los expertos y casas de apuestas para hacerse con el máximo galardón futbolístico. En el primer caso, la bicampeona del mundo tiene grandes nombres propios en el once y ha demostrado un poderío físico que hasta día de hoy impera en el fútbol del Viejo Continente. Sin embargo, la fase clasificatoria ha hecho saltar las alarmas sobre su actual momento, dando un toque de atención a la que entonará la Marsellesa cuando comience a rodar el esférico. Si el primero brilla por lo académico, la canarinha lo hará siendo fiel al jogo bonito, llegando a Qatar como el número 1 en el ranking FIFA.

También hay notables ausencias como Italia o Chile. Otros candidatos que vienen reclamando el trono son Argentina, Alemania y España, que vienen de conseguir buenos resultados en la fase clasificatoria.

Si estos mismos países se enfrentasen en un Mundial de la bolsa, el inversor tendría que comparar sus índices de referencia para decidir qué mercados son más atractivos para invertir en ellos. El formato, cuyo cuadro de enfrentamientos simula el dado en la competición deportiva, establece cinco criterios, uno por cada fase del torneo –fase de grupos, octavos, cuartos, semifinales y la gran final–.

Visto el plantel, en la primera ronda han quedado fuera automáticamente Qatar, Ecuador, Senegal, Gales (incluido en la bolsa británica), Irán, Costa Rica, Croacia, Camerún y Uruguay al no ser accesibles sus datos en Bloomberg. El resto de países tienen índices de referencia que les representarán en esta competición propuesta por elEconomista.es. El primer criterio para poder pasar de la fase de grupos ha sido el PER –veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción– al que cotizan de cara a los resultados de 2022. En el primer grupo el Aex neerlandés no encuentra rival, mientras el S&P 500 y el FTSE 100 británico pasan sin problemas en el grupo 2. Argentina y Polonia dejan fuera al IPC mexicano pese a contar con un multiplicador de poco más de 13 veces. En el cuarto grupo, Australia casi da la sorpresa pero el Cac francés y el OMX danés hacen bueno su PER 10. Dos de las favoritas se cruzan en el grupo 5, pasando como primera de grupo España por delante incluso del Dax alemán, y dejando eliminado al Nikkei nipón, con un PER 15. Canadá y Bélgica se imponen a Marruecos mientras que Suiza y Brasil tampoco encuentran rival en el índice serbio. Por último, el GSE ghanés da la sorpresa en el grupo 8, pasando como segunda el Kospi coreano. El PSI 20 portugués pasa a la siguiente ronda para cubrir el hueco que falta en el primer grupo al contar con el PER más bajo de entre los índices eliminados.

En octavos de final se ha elegido la rentabilidad por dividendo de 2022 como criterio para decidir el ganador. Holanda deja fuera al gigante S&P 500, Argentina con un 7,7% de rentabilidad elimina a Dinamarca, España a Bélgica y Brasil golea a Corea con más de 7 puntos de diferencia. Inglaterra, por su parte, logra apear a una buena Portugal con el 3,7% de rentabilidad mientras que Ghana se impone con claridad doblando el rendimiento del dividendo de Suiza. En el último duelo se podría decir que Polonia gana por penaltis a Francia al tener prácticamente la misma rentabilidad por dividendo.

España y Brasil, duelo por el beneficio por acción

El crecimiento del beneficio por acción entre 2022 y 2023 ha sido la condición elegida para comparar a los ocho países que han pasado a los cuartos de final. España y Brasil se baten en un duelo timorato ya que ambos tendrán menos beneficios el año que viene. Sin embargo, el del Ibex solo caerá un 0,2%, según las estimaciones, mejorando las previsiones del Bovespa. Argentina apabulla con un incremento del 30% a Holanda mientras que Polonia se hace el harakiri en su cruce con Inglaterra. La revelación del Mundial, Ghana, se lo pone difícil a los alemanes, que terminan pasando de ronda con un ajustado 2,5% de incremento del bpa (beneficio por acción).

Argentina, Alemania, Inglaterra y España se cuelan en una semifinales que bien podrían ser las de este próximo Mundial. En la primera de ellas, pese a que España hace un buen partido con un potencial de más del 26%, nada puede hacer contra Messi y compañía, que bordan un encuentro con casi un 90% de recorrido al alza desde los niveles actuales, siempre atendiendo a las estimaciones del consenso de Bloomberg. Cabe matizar que Argentina es un país que presenta ciertas peculiaridades a la hora de compararlo con un índice desarrollado. El IPC de este país ronda el 56% (último dato en 2019), lo que demuestra la terrible inflación en la que se ve envuelta el país. Todo esto seguido de una divisa muy depreciada como lo es el peso argentino, actualmente marcando los 160,3 pesos por dólar tras perder otro 36% en lo que va de año. No obstante, su índice Merval rebota más de un 75% desde el comienzo de enero.

En el otro duelo, más igualado que el anterior, el Dax alemán presentaba un potencial del 24,4% frente al 20,6% que mostraba el Ftse 100. El enfrentamiento, que se decide en los instantes finales, da la victoria al conjunto bávaro, que celebra junto a aficionados el pase directo a la final.

Así, la final queda para Argentina y Alemania, que reeditan la que ya se celebró en el Mundial de 2014. Sin embargo, en esta ocasión, serán los argentinos los que se tomen la revancha contra los alemanes gracias a cotizar a un ev/ebitda menor, de 1,9 veces frente a las 7 veces del Dax 40 teutón. El tercer puesto, decidido bajo el mismo criterio, lo ocupará Inglaterra con un FTSE 100 que presenta un multiplicador de 6 veces contra las más de 7,7 veces del Ibex español, que cierra el torneo en una meritoria cuarta posición.

España llegaba con ventaja

Durante los últimos meses y desde que comenzó el año en bolsa, el Ibex ha mantenido una mejor evolución que la gran mayoría de los grandes parqués del mundo. Sin ir más lejos, el selectivo nacional se deja menos de un 7% en el año y solo es superado por el FTSE 100, que apenas pierde valor en el mismo periodo.

Y es que el Ibex igualmente defiende ahora mismo unos fundamentales atractivos, con un potencial al alza de los mayores de Europa pese a la mejor evolución en bolsa, y unos multiplicadores de beneficios más competitivos que sus homólogos europeos. Si bien es cierto que Italia, la cual no se ha clasificado para el Mundial, ofrece una mayor rentabilidad por dividendo, pero también está encontrando mayores vientos de cara este año con la inestabilidad política y el aumento de los diferenciales de sus bonos soberanos.

En cuanto al crecimiento esperado de sus beneficios, es débil, como lo es la media europea, mostrando una mayor fortaleza en este sentido la bolsa americana, que nunca ha tenido el dividendo (aunque no se contabilizan las recompras de acciones) como uno de sus puntos fuertes, como sí lo han mostrado las bolsas latinoamericanas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud