Bolsa, mercados y cotizaciones

El S&P 500 ofrece ya un descuento del 8% frente a la media de la década

  • El multiplicador de beneficios actual cotiza en línea con la media de los últimos veinte años
  • La tecnología, el sector que más pesa, ofrece una rebaja del 16% frente al PER medio desde 2002

La bolsa americana, con pérdidas anuales del 22%, enfila el que, si nada cambia, será su peor ejercicio desde la caída de Lehman Brothers en 2008, cuando cedió un 38,5%. El último dato de IPC de EEUU allanó el camino para que la Reserva Federal acometa una nueva subida de tipos (se esperan 75 puntos básicos) el 2 de noviembre, y Jerome Powell, presidente de la entidad, se ha mostrado firme en su intención de no levantar el pie del acelerador hasta reducir la inflación del 8,2% actual hasta el objetivo del 2%.

Pese a que los analistas aún se muestran positivos con los resultados corporativos de este año (el consenso espera una mejora de la campaña trimestral del 13% respecto al mismo periodo del año pasado) la probabilidad de que EEUU sufra una recesión en los próximos 12 meses ya es del 100%, según las nuevas proyecciones de los modelos de Bloomberg Economics.

En este entorno, el multiplicador de beneficios que estima el consenso para el S&P 500 ha caído un 27% desde diciembre del año pasado (cuando Powell admitió que la inflación ya no era un acontecimiento transitorio) desde las 22,71 veces hasta las 16,53 veces de hoy.

El multiplicador que prevé  el consenso ha caído un 27% desde diciembre de 2021

Por fundamentales, el PER (veces que el beneficio está recogido en el precio de la acción) al que cotiza la referencia americana en base a las estimaciones de ganancias para este año ofrece, a precios actuales, un descuento del 8,3% frente a la media de la última década (18 veces) y del 1,2% respecto a los últimos veinte años (16,7 veces).

Y tomando como referencia la previsión de cara a 2023 (en 15,3 veces), el descuento es del 15% frente al precio medio que se ha abonado por el índice desde 2012 y del 8,4% respecto a comienzos de siglo.

Aunque si se pone esta valoración frente a otros mercados, la prima que se abona por Wall Street respecto a la bolsa europea aún es elevada: un 49% respecto a los beneficios esperados para este año y un 44% para 2023.

Banca y tecnología, de rebajas

Tecnología (que pondera un 26% en el índice) y banca (que pesa un 11%) son las industrias que mayor descuento ofrecen con la valoración actual. El primer grupo, uno de los que más padece los escenarios de alta inflación y endurecimiento monetario, brindan una rebaja del 12,5% sobre el PER estimado para 2022 y cerca de un 17% para 2023.

El PER de estas compañías se ha reducido un 32% en lo que llevamos de ejercicio. Los mayores abaratamientos en los últimos diez meses los protagonizan Broadcom, cuya ratio ha cedido un 40,6%, Salesforce.com, con un 38% y Cisco, con un 26%.

"Dado que las empresas tecnológicas dominan los índices del mercado y a menudo actúan como el principal motor de crecimiento de la economía estadounidense, es esta serie de resultados la que probablemente marcará la dirección de los mercados de renta variable. Los inversores no tienen una mentalidad comprensiva: las decepciones serán recibidas con fuertes ventas", defiende Lewis Grant, Renta Variable Global, Federated Hermes Limited.

El caso contrario lo ejemplifican las entidades financieras (beneficiados por un entorno de tipos altos y que sorprendieron la semana pasada con unas cuentas mejor de lo esperadas) que se compran con una oferta del 13% por PER y del 23,6% para el año que viene.

¿Una oportunidad?

La pregunta que cabe hacerse ahora es si el inversor está ante una oportunidad para comprar bolsa americana, teniendo en cuenta que fue en marzo de 2020, cuando el estallido del Covid paralizó la actividad económica mundial, la última vez que el multiplicador del S&P cayó por debajo de los niveles actuales.

Pese a la corrección en el año, Wolf von Rotberg, estratega de renta variable en J. Safra Sarasin Sustainable AM, recuerda que "todas y cada una de las recesiones de los últimos 20 años han visto ajustes del PER más pronunciados". Y teniendo en cuenta que la subida de tipos de este año no tiene precedentes, "los niveles actuales de PER siguen pareciendo generosos para el contexto del mercado", señala.

Así, recuerda que los rendimientos de los tips (bonos ligados a la inflación) de EEUU a 10 años han vuelto a los niveles más altos desde abril de 2010, cuando el PER a 12 meses se situaba en torno a 14,5 veces. "Esta brecha aún no se ha cerrado del todo y sólo puede mantenerse si los tipos reales vuelven a bajar al menos 70 puntos básicos, en nuestra opinión", agrega.

J. Safra Sarasin Sustainable AM: "Los niveles actuales de PER siguen pareciendo generosos"

Por otro lado, las perspectivas económicas deberían empezar a pesar cada vez más sobre los beneficios. Así, el beneficio por acción (BPA) proyectado para el S&P de cara a 2022 ha sufrido un recorte del 3% respecto a hace tres meses y que la estimación para 2023 se ha reducido un 3,6%, según FactSet.

"No hace falta mucho para asistir a un escenario en el que el S&P caiga por debajo de 3.000 puntos", asegura von Rotberg. "Esto marcaría un punto de entrada interesante, ya que las presiones inflacionistas deberían ceder claramente una vez que la economía estadounidense se contraiga, lo que daría margen a la Fed para relajar de nuevo su política de tipos", concluye.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud