Bolsa, mercados y cotizaciones

Michael Steinhardt, el inversor que se aleja del consenso para ganar

El inversor Michael Steinhardt, en una imagen de 2021. getty images

Este inversor estadounidense es conocido por la idea de la percepción variante, por la que saber leer mejor el mercado que los demás, aun en contra de la opinión de la mayoría, ofrece una gran ventaja.

Incluso a los inversores más reconocidos, hay operaciones que les salen rana. Sobre todo, cuando se cruza en su camino el general Roberto Riccardi, jefe de la brigada de robos de arte de los Carabinieri -el famoso cuerpo de seguridad del Estado italiano-.

En una investigación junto al fiscal del distrito de Manhattan Alvin L. Bragg, Jr., el departamento de Riccardi anunció a principios de septiembre la devolución al pueblo italiano de 58 antigüedades valoradas en casi 19 millones de dólares, que una red de traficantes saquearon y sacaron de Italia durante años, entregándolas a coleccionistas y museos que desconocían su engañosa procedencia.

En última instancia, esas piezas robadas acabaron en las manos de Michael Steinhardt, inversor de renombre que presidió durante quince años el gestor de fondos WisdomTree Investments, y que es además uno de los mayores coleccionistas de arte antiguo del mundo. En 2021, la oficina del fiscal del distrito de Manhattan llegó a un acuerdo con Steinhardt: no habría acusación penal contra él a cambio de devolver un total de 180 piezas valoradas en 70 millones de dólares y aceptar la prohibición de adquirir antigüedades durante el resto de su vida (tiene 81 años).

De las piezas cuya devolución se anunció en septiembre, 21 fueron incautadas en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (Met), donde una de las galerías dedicadas al arte griego lleva su nombre y el de su esposa.

Pero más allá de su filantropía, su cercanía al Partido Demócrata y su compromiso con la religión judía y la cultura hebrea, lo que nos interesa aquí es la faceta de inversor de Michael Steinhardt, que durante toda su carrera se ha preguntado qué se necesita para tener ventaja de inversión (investment edge).

En una entrevista con el periodista estadounidense Charlie Rose, en 2001, Steinhardt explicó su concepto de percepción variante de forma breve: "Una de las pocas formas seguras de ganar dinero en el mercado es tener una opinión que se aleje del consenso y que esa opinión resulte ser correcta", recogían Paul D. Sonkin y Paul Johnson en su libro Pitch the Perfect Investment: The Essential Guide to Winning on Wall Street (presentar la inversión perfecta: la guía esencial para ganar en Wall Street).

El mismo Steinhardt profundizó en el concepto de la percepción variante en su autobiografía, publicada hace 20 años, y a la que título No Bull: My Life in and Out of Markets (no alcista: mi vida dentro y fuera de los mercados). "A menudo decía que la única herramienta analítica que importaba era un punto de vista dispar intelectualmente ventajoso. Esto incluía saber más y percibir la situación mejor que los demás -sostenía el inversor-.

También era fundamental conocer a fondo cuáles eran las verdaderas expectativas del mercado. Así, el proceso por el que una percepción dispar, cuando era correcta, se convertía en consenso, conducía casi inevitablemente a un beneficio significativo. La comprensión de las expectativas del mercado era al menos tan importante como el conocimiento de los fundamentales, y a menudo diferente de él".

¿Y cuáles son las cuatro preguntas que uno ha de plantearse para determinar si cuenta con esa percepción variante, según Steinhardt? Preste atención: ¿es su opinión diferente a la del consenso? ("debe tener una visión que sea significativamente diferente de la visión del mercado", puntualizan Sonkin y Johnson); ¿está en lo cierto? ("su estimación del valor debe ser más precisa que la del consenso porque posee mejor información o ha realizado un análisis superior"); ¿qué le falta al mercado? y ¿cómo y cuándo cambiará la situación?

Michael Steinhardt estudió en la Escuela de Negocios Wharton, de la Universidad de Pensilvania, en los años 60, y fundó su propio fondo de inversión en 1967 junto a William Salomon y Jack Nash. "Fue pionero en la noción de que los días bajistas en el mercado no eran excusa para perder dinero", dijo de él Jim Cramer, exgestor de fondos de cobertura y presentador del programa Mad Money (CNBC). "Puso el listón mucho más alto".

Steinhardt, ya jubilado de la inversión profesional, también tiene sus propias reglas de oro. Entre las más destacadas: comete tus errores pronto en la vida; confía siempre en tu intuición; no hagas pequeñas inversiones; toma buenas decisiones incluso cuando no tienes toda la información y gánate la vida haciendo algo que disfrutes.

En resumen: las estrategias de Steinhardt

Ventaja intelectual

La única herramienta analítica útil es, a menudo, tener un punto de vista dispar pero acertado, que después acabe convirtiéndose en la posición del consenso.

Conocer el mercado

La comprensión de las expectativas del mercado es tan importantes como el conocimiento de los fundamentales. El inversor ha de poseer mejor información sobre el valor de un activo.

Las reglas de oro
Todo inversor debería cometer sus errores de inversión tan pronto como sea posible en la vida (no se fíe de quien le quiera vender algo); y si va a poner dinero en riesgo, asegúrese de que la recompensa será lo suficientemente alta para justificarlo.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments