Bolsa, mercados y cotizaciones

Vafa Ahmadi (CPR AM): "El hidrógeno es una de las pocas inversiones temáticas con un sesgo 'value' y no 'growth'"

  • "La ESG ya es 'mainstream'; ahora vamos hacia la inversión de impacto", afirma
  • Es director de renta variable temática de CPR AM, parte de la gestora Amundi
Vafa Ahmadi, director de renta variable temática de CPR AM. Foto: EE

Vafa Ahmadi es director de renta variable temática de CPR AM, que es el centro de inversiones temáticas de la gestora francesa Amundi y que aglutina 64.000 millones de euros bajo gestión. Entre sus fondos más conocidos están el CPR Invest Education, que invierte en todo el ecosistema educativo, y el CPR Investg Hydrogen, que vio la luz el pasado diciembre. Visite el portal especializado elEconomista Inversión sostenible y ESG.

¿Qué parte de los activos que gestiona CPR AM son ya 'artículo 8' o 'artículo 9', es decir, sostenibles y 'de impacto' según el Reglamento europeo de Divulgación

La mayoría. En el rango de los temáticos, más del 90% lo son.  

¿Es algo casi 'natural' hacer inversión ESG a través de fondos temáticos? 

No es lo mismo. Puedes ser temático y no ESG, y ser ESG y no temático. Pero sí hemos aprendido la interesante lección de que los fondos temáticos son identificados por los inversores como los principales vehículos del vector ESG. Se produjo algún tipo de convergencia entre ambos desde muy temprano. En nuestro caso, como inversores temáticos, el 80% de los inflows, o quizá un poco más, se dirigen a nuestros fondos ESG. Es un factor principal.  

De los 64.000 millones de euros bajo gestión en CPR, ¿qué parte es inversión temática? 

Unos 23.000 millones, un tercio, aproximadamente.  

¿Cómo ha crecido esa cifra? 

Masivamente. Empezamos en 2015 con 3.800 millones y hemos tenido éxito en lanzar fondos innovadores. Fuimos los primeros en lanzar un fondo de educación en el mundo, en lanzar otro de igualdad social... 

"En nuestro fondo social solo entran las empresas que puntúan mejor que la media de sus países. Una compañía que es igualitaria en India no lo será lo suficiente en Suecia"

Ahora, esa parte temática es un tercio de los activos. ¿Cuánto espera que crezca? 

Es difícil decirlo, pero los valores temáticos han sido los más dinámicos dentro de la parte del negocio de equity.  Creo recordar, aunque no estoy seguro, que en 2016 o 2017 las equities temáticas eran apenas el 3% de los valores globales en su conjunto. Dos años después eran el 6%. La cifra se dobló y siguen creciendo muy rápido. Por otro lado, la industria de la inversión temática ha hecho bien su trabajo en términos de performance: ha sido exitosa a la hora de batir al mercado, excepto en 2021.  

Ha dicho que CPR lanzó el primer fondo social. ¿En qué año? 

A finales de 2019, hace casi tres años. Tiene un poco más 400 millones bajo gestión. Se trata del CPR Invest Social Impact. Busque aquí su fondo de inversión.  

¿Qué tipo de compañías tiene en cartera? 

Compañías virtuosas en términos en prácticas en igualdad. Para seleccionarlas, definimos qué es la desigualdad, ya que tú y yo podemos tener diferentes visiones de ella. Nos planteamos cuáles serían los umbrales de aceptación de igualdad o desigualdad. Podemos ser igualitarios o no en términos de retribución, de diversidad, de acceso a la salud y a la educación, o en derechos humanos. En CPR establecimos cinco pilares, y comparamos las prácticas de 3.300 compañías, el universo del MSCI ACWI. En cada uno de estos pilares, descartamos a aquellas compañías que están en el 10% inferior, y seleccionamos solo a las que puntúan mejor que sus países (es decir, que hacen más que lo que sus países ofrecen, de media). Una compañía puede ser igualitaria en India, pero no lo será lo suficiente en Suecia, que es un país mucho más igualitario. De este modo redujimos el universo de 3.300 compañías a algo más de 700.  

¿Me puede hablar un poco más de alguno de esos pilares? 

En lo que respecta a la retribución, nos fijamos en la CEO pay ratio, que es el salario del CEO dividido entre la media de salarios de la compañía. Y sobre un determinado nivel, no invertimos. En algunas compañías de Estados Unidos pueden llegar a ser 300 veces. En Europa tenemos empresas sobre las 10, 20 o 50 veces. Lea también: La 'pata' social marcará paso en la inversión sostenible en 2022 y 2023. 

Más allá de sus propias métricas, ¿utilizan datos datos de proveedores externos? 

Sí, absolutamente. Es imposible hacerlo por ti mismo. Hay algo de lo que me siento muy orgulloso. En lo que respecta a los datos de educación [para seleccionar empresas para su fondo CPR Invest Education] no hay datos disponibles. Y yo, cuando lanzo un fondo de educación, tengo que ser capaz de mostrarte, si me das 1.000 euros, cuál ha sido el impacto de esos 1.000 euros en el mundo educativo. Y para hacerlo no había datos disponibles. Nosotros escribimos a todas las compañías y recopilamos esa información. Si inviertes esos 1.000 euros en este fondo, te enviaré a final de año un informe de impacto de 24 páginas diciéndote que con tu dinero fuimos capaces de asegurar 63 horas de enseñanza, el 80% en mercados emergentes. Esto no existía. Más allá de esto, tenemos muchas bases de datos diferentes, necesarias para saber las emisiones de CO2 o la huella hídrica de las empresas, entre muchas otras cuestiones. 

Ha mencionado la inversión de impacto, que está creciendo cada año. 

La ESG ya es mainstream, es un hecho. Tienes que ser exigente con ella: no puedes hacer greenwashing, ya has visto lo que pasa con las compañías que lo hacen. En lo que estamos trabajando y hacia donde nos movemos es hacia la inversión de impacto.  

"Si estamos buscando para una economía neta en carbono en 2050, hay soluciones"

¿Cómo se reconoce una inversión de impacto? 

Para nosotros, debe cumplir tres condiciones. Tiene que tener intencionalidad (tienes que quererlo, no puede ser un accidente). Su impacto positivo en el medio ambiente o la sociedad debe ser medible. Y tercero: debe presentar adicionalidad. Esto quiere decir que cuanto más dinero pones, más impacto generas. Si reúnes estas tres condiciones puedes tener un impacto positivo en algo. Luego puedes decir que eres más sensible al problema de las personas sin hogar, o a la lucha contra el cáncer, o a la eliminación de los plásticos en los océanos.  

¿Cuando hablamos de inversión temática se habla más de compañías 'growth' o 'value'? 

De growth. La inversión en tendencias básicamente lo que dice es que, más allá del día a día de los mercados, hay tendencias que dan forma a nuestras vidas, como el cambio climático o el envejecimiento. Son tendencias visibles de largo plazo, y mi propuesta es capturar ese growth, transformarlo en performance y entregárselo a los clientes. Así que el mayor sesgo de la mayoría de los fondos temáticos es el growth, porque estamos encapsulando ese crecimiento. Pero hay excepciones, no muchas pero las hay. Recientemente lanzamos un fondo de hidrógeno. Si estamos buscando para una economía neta en carbono en 2050, hay soluciones. El hidrógeno es una de ellas, es una de las pocas formas en que podemos producir bajo CO2, porque es básicamente agua; cuando quemas hidrógeno, el resultado es agua. El hidrógeno es una solución que todavía está empezando a golpear masivamente. Europa está invirtiendo masivamente en él, US lo hará, Asia ha empezado, China ya está ahí. Tenemos que capturar esa tendencia, y el hidrógeno es value. Sus valoraciones no son tan elevadas. De ahí que nuestro fondo, el CPR Invest Hydrogen, muestre más bajas valoraciones en comparación con el MSCI ACWI, por ejemplo. Invertir en hidrógeno verde sin ser millonario como Amancio Ortega.

En su fondo de educación, ¿qué tipo de empresas podemos encontrar? 

Escuelas y universidades, siempre que sean cotizadas, empresas de servicios para estudiantes. Lo que hacemos es preguntarnos qué necesita un estudiante. Por ejemplo, un estudiante que viva en un pueblo remoto de Perú, o de Filipinas, tenía dos opciones cuando acababa el colegio: mudarse a una ciudad más grande para recibir una educación más avanzada, o dejar de estudiar. Esto ha cambiado mucho, especialmente durante la pandemia. Muchos países dan la posibilidad de que sigas cursos básicos de matemáticas, arquitectura, literatura... a través de plataformas de aprendizaje. Hace 20 años comprabas los libros para la Universidad, y al acabar el curso en el mejor caso lo vendías, o lo tirabas. Ahora esto ha cambiado, puedes tener tu libro disponible a través de una suscripción de un año, y no te cuesta 50 euros, sino 4 euros. Así que el universo va desde las instituciones de enseñanza hasta los servicios y la tecnología ligada a la educación. Inicialmente, hace tres años, identificamos unas 200 empresas, y ahora serán 230 o 240. 

"No existe ninguna contradicción entre gestión pasiva e inversión sostenible", explica este experto en tendencias

¿Tienen un sesgo regional estos fondos? 

El hidrógeno refleja regiones que han desarrollado ya estas soluciones: los más avanzados son Europa y Asia. América se está poniendo al día a través de patentes, pero ellos tenían petróleo barato y por tanto no notaron esa urgencia, nosotros sí. Así que el universo de fondos está muy sesgado a Europa y Asia. El Social Impact Fund también cuenta con una sobrerrepresentación de Europa, ya que algunos países del Viejo Continente destacan en cuestiones de igualdad a nivel mundial. En lo que respecta al fondo de educación ocurre al contrario: Europa está infrarrepresentada, porque aquí la educación es algo que, mayoritariamente, está en manos de los gobiernos. Este fondo está mucho más sesgado hacia EEUU, Latinoamérica y Asia.  

¿Es posible hacer una buena inversión ESG a través de la gestión pasiva? 

Sí, no existe ninguna contradicción entre gestión pasiva y ESG. Se ha producido un cambio masivo. Cuando empecé a gestionar fondos, en 1997, hace ya algún tiempo, todo era el desempeño, performance. Ahora no hay performance si no es sostenible. Nuestro deber fiduciario hace 25 años solo tenía que ver con la performance. Ahora tenemos que hacer lo mismo, pero en un marco sostenible.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud