Bolsa, mercados y cotizaciones

Abanca vuelve a hacerse con el control de Imantia Capital

  • Compra a Miurex Inversiones Hispania su participación del 61,65%
Madrid

Seis años después, Abanca vuelve a hacerse con el control de Imantia Capital, la gestora de fondos de inversión, al comprar el 61,65% que estaba en manos de la sociedad Miurex Inversiones Hispania, propiedad de Pedro Raúl López Jacome, consejero de Abanca y mano derecha de su presidente, Juan Carlos Escotet. La noticia la adelantó Invertia el miércoles y ayer fue confirmada mediante un hecho relevante en la CNMV.

La entidad ya poseía casi un 30% de Imantia Capital y ahora, mediante esta adquisición, recupera los mandos de una firma que maneja 2.820 millones de euros en activos bajo gestión, según los últimos datos de Inverco, lo que la sitúa en decimoquinto lugar entre las gestoras con más patrimonio.

Imantia surgió en 2015 como heredera de la antigua gestora de Ahorro Corporación, una vez que la integración de las cajas de ahorros redujo su protagonismo dentro de la industria de inversión. Y Abanca quiso impulsar el desarrollo de esta firma dando entrada a terceros, aunque siempre se ha mantenido como su principal cliente institucional, para quien asesora y gestiona sus fondos.

Movimientos en el sector

Esta operación tiene lugar cuando dentro del sector se están produciendo movimientos, como la compra de Trea AM por parte de Beka Finance, que consigue de esta forma posicionarse por delante de Imantia Capital, con 3.787 millones, muy cerca del volumen que maneja Bestinver.

La dificultad de acceder a mandatos de gestión de clientes institucionales potentes y la escasez de firmas a las que ofrecer un servicio de marca blanca en la gestión de fondos están detrás de estos movimientos, en un mercado en el que solamente entre las tres grandes entidades financieras (CaixaBank, Santander y BBVA) controlan el 55% del volumen de activos de los fondos de inversión en España.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.