Bolsa, mercados y cotizaciones

El retorno esperado de la renta variable es del 7%

El complicado momento que están atravesando los mercados de renta variable y renta fija puede llegar a nublar el aumento en las expectativas de rentabilidad que se ha producido en ambos activos. En el caso de las de la bolsa son, además, cifras que no se han registrado al menos en una década. Con el reciente cierre del primer semestre de un año que ha comprado la idea de recesión, sin que, paradójicamente, se haya producido un deterioro en las expectativas de beneficio, la realidad es que la rentabilidad a la que aspira ahora una cartera es más alta que a principios de año, con independencia de cuánta bolsa o renta fija tenga en ella.

Concretamente, el retorno que cabría esperar de que invierta únicamente en renta variable, si se tienen en cuenta los beneficios previstos para este año, se ha incrementado desde el 4,9% al 7,09% desde enero, lo que sería además la cifra más elevada de la última década (ver gráfico). Y es que, si nos remontamos diez años atrás, la expectativa de rentabilidad con la que entonces contaba una cartera 100% invertida en bolsa era del 5,9%, es decir, más de un punto porcentual menos que la esperada actualmente.

Si hablamos, no obstante, de una cartera diversificada, con un 90% invertido en bolsa y el 10% restante en el mercado de la renta fija, la rentabilidad esperada se reduce al 6,63%. Y para quien se cambie totalmente de bando y se decante por una cartera inverta en su totalidad en renta fija, la expectativa de retorno para ésta sería de un 2,5%, es decir, tres veces inferior a la prevista en bolsa pero, igualmente, una cifra que no se alcanzaba desde el año 2009, debido al ajuste que se ha producido en el precio de los bonos. No obstante, aunque la rentabilidad transita en cifras no visitadas en más de una década, el pico más alto se alcanzó hace unas semanas, el pasado 14 de junio, cuando llegó al 3,2%.

Se trata de tres ejemplos de cartera tipo de las once que elEconomista.es audita cada semana a través del Barómetro de Expectativas de Rentabilidad (BER) (véase gráfico de la página 2), que permite conocer a qué rentabilidad se puede aspirar en función del peso que alguien da a la renta variable y fija en su cartera.

Para calcular la estimación de rentabilidad para cada activo se tienen en cuenta dos variables. La primera es el multiplicador de beneficios que se paga hoy por entrar en la renta variable europea (representada por el Stoxx 600) y lo que se exige por comprar la americana (con el S&P 500 como referencia), ya que el PER –que así es como se conoce a esta ratio– permite hacer un cálculo sencillo sobre cuál sería el retorno anual de un inversor en un determinado índice. Y la otra es la expectativa de rentabilidad que se maneja para la renta fija global, según un índice de Bloomberg y Barclays, que mide el interés que se espera para una cesta de bonos representativos bajo una serie de hipótesis que suele contemplar los peores escenarios. Se trata del Bloomberg Barclays Global Aggregate.

El caso concreto de Europa y EEUU

Si el ejercicio se aplica a mercados concretos, partiendo de la idea de que si invierte 100 euros en el Stoxx 600 tardaría 11,9 años en recuperar su dinero (es decir, en generar otros 100), puede deducirse que el índice ofrece una rentabilidad anual del 8,29% (que no es otra cosa que el resultado de dividir esos 100 euros entre 11,9 años).

Si se aplica la misma fórmula al S&P 500, la expectativa de rentabilidad anual para la bolsa americana está en el 5,89%. Y la media de las dos arroja ese 7,09%.

Este abaratamiento por PER (veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción) que están experimentando las principales plazas bursátiles se debe, no obstante, a que su caída en bolsa en la primera mitad del año –de dos dígitos en todos los casos excepto en la referencia española y el FTSE 100 británico– no se ha traducido en un deterioro en la previsión de beneficios de las mismas.

De hecho, todos los principales índices europeos han cerrado el primer semestre del año con un aumento del BPA (beneficio por acción), con el Cac francés en cabeza, con un incremento del 19%, seguido del Ibex español, que sigue mostrando una mayor fortaleza frente a sus homólogos continentales y ve un crecimiento del beneficio estimado del 14% en esta primera mitad del año. El EuroStoxx y el Stoxx 600, índices de referencia en el Viejo Continente, también ven un aumento en su BPA, aunque inferior que la plaza española; de un 7,7% y un 10,6%, respectivamente.

Largo camino por fundamentales

Pese a que el escenario que envuelve al mercado no es nada alentador, con una inflación galopante que ha impulsado la subida de los tipos de interés en ambos lados del Atlántico –y con ella, el temor por una posible recesión–, por fundamentales (otro método de valoración distinto), los principales índices cuentan con cifras todavía más atractivas en función del precio objetivo que los analistas dan a las compañías.

Así, con un recorrido estimado superior al 25% tanto en las principales referencias europeas como en el S&P 500 americano, el italiano FTSE Mib es quien registra el potencial más alto, de un 44,2%. Una cifra que no sorprende si se tiene en cuenta que la caída registrada por la plaza italiana en lo que va de año supera el 20%, lo que le sitúa en un mercado bajista, que es el entorno que transitan los parqués que registran pérdidas superiores al 20%.

El índice español, por su parte, que es uno de los índices que mejor aguanta las distintas sacudidas del año y cede un 6,5% en 2022, también dispone de un potencial por fundamentales de doble dígitos, de un 28%. Por valores, el Ibex cuenta con seis firmas con potenciales mayores al 50%. Las acereras Acerinox y ArcelorMittal, que son también los dos valores del selectivo más baratos, están en cabeza, con recorridos medios estimados para ambas superiores al 85%, seguidas de Fluidra, con un 83% hasta alcanzar su precio objetivo. Cellnex y ACS cierran el top 5, con un 72% y 57% respectivamente.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

jsus
A Favor
En Contra

Las expectativas de subidas en la bolsa siempre son altas, sino nadie invertiría.

Y los especuladores perniciosos lo sabes y están listos para quietarles el dinero a los que invierten porque creen que van a ganar.

Puntuación 5
#1
A Favor
En Contra

El problema de la bolsa no es la rentabilidad es la volatilidad absurda que hay. Una cosa es ser renta variable y otra cosa es haberse convertido en un casino.

Tienes cantidad de títulos del IBEX como Iberdrola, Endesa, Repsol etc etc con volatilidades que nadie las entiende, bajadas en un día de un 4ymedio por% como ayer Repsol totalmente injustificable, las empresas del IBEX la mayoria tienen todo el género vendido. Quien alienta esas volatilidades??

Puntuación 6
#2
Alberto R
A Favor
En Contra

Jajaja

O sea tenemos 4 países en Europa en serio peligro de hacer default: España, Italia, Portugal y Grecia. Tenemos una inflación de dos dígitos que no cesa y un tratado de países BRICS que se quieren unir Iran y Argentina (aunque esa lista va a crecer claramente) que se han conjurado para terminar con el petrodólar y las monedas fiat.

Solo que se materialice algo se eso, las bolsas se hundirán sí o sí. ¿Qué le está sucediendo a las criptomonedas? Recuerdo que desde los medios de comunicación oficialistas (es decir del SISTEMA) se hizo una campaña de márketing brutal por el Bitcoin y las criptomonedas. Yo supe que si venia la propaganda por la via del SITEMA es que era un método del SISTEMA para extraer recursos de los pequeños inversores. ¡lo lograron! Pues las manos fuertes han vendido a tiempo y no han perdido nada, han ganado.

Ahora se nos quiere hacer creer lo mismo con la Bolsa de Valores. ¡Cuando todavía no hemos visto ni por asomo lo peor de la crisis! Y no, la bolsa no ha descontado todavía lo peor. Defaults soberanos de países grandes o la posible disolución del Euro o posible expulsión de países del Euro, eso no está descontado en absoluto

Puntuación 2
#3
Manuel
A Favor
En Contra

TÍTULO: - VUELVEN DE NUEVO LOS INTERESES DE LOS DEPÓSITOS BANCARIOS A LOS PAÍSES DE LA UE (excepto a España) -

* Aunque en los bancos españoles los depósitos aún no han empezado a resucitar........ Siguen siendo las entidades extranjeras a través de la plataforma digital Raisin las que comercializan rentabilidades mucho más altas de los ahorros de los ciudadanos, de hasta el 1,66 % TAE a dos años en Banca Progetto (Portugal) y Younited (Francia).

* Es por ello que muchos ahorradores conservadores españoles utilizando la plataforma Raisin se están llevando sus ahorros para bancos de de esos países de la UE en los cuales al igual que en España los depósitos bancarios están garantizados por el fondo de garantía de dichos Países con 100 mil euros por cada depositante.

* No sean Ustedes incautos y no acepten nada de lo que sus bancos les ofrezcan (acciones; fondos de inversión...etc...etc..), busquen la seguridad de sus ahorros en los depósitos bancarios y nunca más de 100 mil euros por cada depositante y recuerde siempre este consejo: - Lo que es bueno para su banco es malo para usted - .

Puntuación 0
#4