Bolsa, mercados y cotizaciones

Vidrala cristaliza un 14% de rentabilidad anual en los últimos 32 años

  • Cae más de un 20% en lo que va de año
David García/Alberto Martín
Madrid

En 1990 hacía falta una mesa de 50 comensales para que, por probabilidad, una de las botellas utilizadas hubiera sido fabricada por Vidrala. 31 años después, con que se sienten siete personas en dicha mesa, debería haber, al menos, un vidrio con denominación de origen en Llodio (Álava) al haber alcanzado ya una cuota de mercado global del 15%.

Esto es solo una muestra de cómo ha sido el crecimiento histórico de una compañía que nació en 1965 y que salió a cotizar solo 20 años después. Ahora cuenta con fábricas también en Portugal, Italia, Reino Unido e Irlanda. Sin embargo, lo que se premia aquí es la creación de valor para el accionista y en esto Vidrala es uno de los puntales en toda la bolsa española. Desde 1990 se ha revalorizado en el parqué más de un 3.000%, o lo que es lo mismo, más de un 11% anualizado. Contando también con los dividendos pagados, el avance por año superaría el 14% en este periodo.

En todo caso, ha marcado su máximo histórico en julio de 2021, superando por primera vez los 100 euros por acción aunque desde entonces ha cedido un 32%. Carlos Delclaux, presidente de la compañía, precisamente aludía a esa visión de largo plazo al recibir el premio, ya que "por la naturaleza de su negocio las inversiones se tienen que hacer con un horizonte temporal amplio".

El año está siendo complicado para la compañía por el fuerte incremento de los costes, "incompensable a pesar de la fortaleza de la demanda y la subida de los precios", apuntan desde Renta 4. Pese a que ha subido los precios de venta en torno al 15%, solo ha podido compensar aproximadamente la mitad del incremento del gasto derivado de la presión inflacionista. "Estimamos que solo por el mayor coste energético Vidrala está pagando 188 euros más por tonelada producida que en 2020 o 417 millones en términos absolutos; teniendo en cuenta que en 2020 obtuvo 126 euros de ebitda por tonelada producida...", señalan en Sabadell.

No obstante, las fuertes caídas en bolsa que arrastra este curso (más de un 20%) hacen que Vidrala no haya perdido atractivo para entrar en ella. Para el consenso de analistas que recoge Bloomberg, el precio objetivo medio de cara a los próximos 12 meses es de 83,5 euros, lo que le deja un potencial alcista del 21% desde los niveles actuales. De igual forma, el 60% de los expertos que la siguen aconsejan tomar posiciones, lo cual es una proporción similar o mayor a lo que había hace un año. De cara a 2023 cotiza a un PER de 15 veces, lo que implica un descuento del 15% frente a su media de la última década.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin