Bolsa, mercados y cotizaciones

El despertar de China impulsa los microchips

Foto: Samsung Electronics.

Los indicadores que apuntan a un aumento de las exportaciones chinas en mayo envían una señal de alivio ante la escasez de componentes electrónicos de los últimos meses. Para aprovechar esta oportunidad, el inversor puede entrar en el mercado de los microprocesadores con seis acciones de recomendación impecable, como Samsung Electronics, Marvell, Monolithic Power System, Entegris, TSMC y Micron.

Parece que la economía china vuelve a asomar la cabeza. "Se espera que las exportaciones del gigante asiático se hayan expandido a un ritmo más rápido en mayo, ya que las fábricas volvieron a abrir y las interrupciones de la cadena de suministro se calmaron después de que Shanghái comenzara a salir de un confinamiento, mientras que las importaciones probablemente también aumentaron", publicaba Reuters el 7 de junio.

"La recuperación se suma a la evidencia de que la segunda economía mundial ha comenzado a trazar un camino para salir del choque de la oferta que sacudió el comercio mundial y los mercados globales", recogía la agencia de información norteamericana.

Que la economía china reanude su actividad habitual es una buena noticia para los fabricantes de microchips, ya que muchos son diseñados por empresas extranjeras y ensamblados en el país asiático. Si las cadenas de suministro vuelven a funcionar, los componentes electrónicos llegarán a su destino, desde fábricas de automóviles a todo aquello que sea susceptible de conectarse a la red.

¿Dónde invertir en semiconductores? He ahí la cuestión. Entre las compañías con una capitalización bursátil superior a los 10.000 millones de euros, a las que el inversor pueda acceder con facilidad, y que reciben una recomendación de comprar sus títulos, los valores más atractivos son la coreana Samsung Electronics, las estadounidenses Marvell Technology, Monolithic Power Systems, Entegris y Micron Technology y la taiwanesa TSMC.

Samsung Electronics

La compañía coreana tiene en Pyeongtaek, al sur de Seúl, la fábrica de microchips más grande del mundo. Además, cuenta con una importante planta de producción en Xi'an, China, la única planta en el extranjero donde produce chips de memoria NAND. El año pasado, las ventas de Samsung Electronics ascendieron a 206.560 millones de euros -una cifra histórica-, y se prevé que este año supere los 240.000 millones.

Sin embargo, el precio de la acción ha caído esta semana a la zona de los 63.800 won (unos 47 euros al cambio), un nuevo mínimo anual. En lo que va de año, los títulos de la firma coreana pierden un 18% y su potencial alcista es del 40%, según el consenso de analistas que recoge FactSet. A eso se suma el hecho de que se trata de una compañía sin deuda y por cuyos beneficios de 2022 y 2023 se pagan múltiplos inferiores a las 10 veces.

Marvell Technology

La empresa estadounidense no tiene fábricas propias para producir sus circuitos integrados, por lo que contrata a compañías externas para su producción, como por ejemplo Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), de la que se habla también en este artículo. Marvell obtuvo unos ingresos de casi 3.800 millones de euros el año pasado (para ellos su año fiscal 2022) y se prevé que las ventas alcancen los 5.800 millones en el próximo ejercicio. En torno a un 76% de esos ingresos proceden de la región de Asia-Pacífico, y se estima que un 43% proviene en exclusiva de China.

Tras ganar un 84% en bolsa el año pasado, las acciones de Marvell Technolgy pierden un 35% en el presente ejercicio -cotizan en la zona de los 54 dólares-, y su potencial alcista en el parqué es del 50%, según el consenso de mercado.

Monolithic Power Systems

Se trata de otra empresa estadounidense que diseña microchips pero no los fabrica, sino que subcontrata el ensamblaje a fábricas de China y Malasia y la producción de obleas a fundiciones en China, Taiwán y Corea. Casi un 60% de sus ventas procedió de China en 2021, según datos recogidos por FacSet. Unas ventas que superaron los 1.000 millones de euros por primera vez el año pasado y que podrían alcanzar los 1.650 millones en 2022, según las previsiones de Bloomberg. Por otro lado, sus acciones cotizan en los 444 dólares y tienen un recorrido por delante del 25% hasta la zona de los 576 dólares, su máximo histórico.

Entegris

También estadounidense, esta empresa de materiales avanzados y soluciones para la industria de semiconductores anunció el año pasado su intención de doblar la inversión en Taiwán para construir su mayor planta de producción allí en la isla, con el objetivo de que genere 500 millones de dólares anuales en ingresos una vez operativa. Un 68% de las ventas de Entegris provino de Asia-Pacífico el año pasado, de unos ingresos totales de 1.945 millones de euros. Sus acciones cotizan en la zona de los 107 dólares y tienen un potencial alcista del 38%.

TSMC

He aquí la empresa de fundición de semiconductores más grande del mundo, con unos ingresos de 48.109 millones de euros en 2021, de los cuales en torno a un 64% procedió de EEUU. TSMC es la gran fábrica dechips para empresas como AMD, Nvidia, Broadcom o Intel, y se calcula que tiene un 50% de la cuota de producción mundial, según Bloomberg. Sus acciones cotizan en la zona de los 530 dólares taiwaneses y tienen un recorrido en bolsa del 60%. Además, por sus beneficios de 2022 se pagan múltiplos de 16 veces.

Micron Technology

En torno a un 44% de los ingresos de esta empresa norteamericana procede de EEUU y alrededor de un 53% proviene de Asia-Pacífico. El año pasado, su facturación alcanzó los 23.180 millones de euros y podría superar los 31.000 millones este año. Micron produce sus microchips entre su país de origen y otros países asiáticos, como China y Malasia. Uno de sus mayores atractivos es que tiene un PER 2022 de 7 veces, que disminuiría a 5 veces en 2023. El precio de sus acciones cotiza en la zona de los 65 dólares y tiene un potencial del 60%.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin