Bolsa, mercados y cotizaciones

Luna vuelve con polémica: la criptomoneda que originó el 'cripto crash' lanza su versión 2.0

  • Varios 'exchange' han tenido que justificar incluir la heredera de una propuesta que originó 60.000 millones de dólares en pérdidas

El mercado de las criptomonedas sigue a la baja después de que, a comienzos del mes de mayo, varios factores redundaran en fuertes caídas en su valoración: el conocido como 'cripto crash'.

Aunque el contexto económico mundial se achacó como uno de los causantes, la implosión del ecosistema Terra-Luna fue el símbolo de una caída que para algunos ha marcado un antes y un después en el mercado cripto.

Liderado por el polémico ingeniero coreano Do Kwon, la propuesta de Terra se basaba en una stablecoin (UST) que perdió su paridad con el dólar, y un token (Luna), este sí, con un valor oscilante, que pasó de valer 120 dólares a 0 en cuestión de horas. Un castillo de naipes tildado para muchos como un 'criptochiringuito' que se llevó por el camino las inversiones de muchos.

Pues bien, Do Kwon ha vuelto, y lo único estable es la polémica. Luna 2.0 (ahora sin stablecoin asociada) ha reavivado el debate sobre quién está realmente a cargo de proteger a los consumidores de la compra de proyectos desaconsejables, y si los estados deberían directamente intervenir.

El miedo a una nueva debacle

Al no existir normas estrictas, los exchange o casas de intercambio de criptomonedas son los guardianes de facto del sector, ya que eligen los tokens que se incluyen en el mercado. Dos de los más importantes, Binance y Kraken, ya han aceptado Luna 2.0, teniendo que salir a justificarlo al paso.

Jesse Powell, CEO de Kraken, acudió a Twitter el domingo para defender la inclusión de la nueva Luna en su plataforma, citando la demanda de los clientes como principal justificación. "Hay una dinámica extraña con los intercambios", dijo, añadiendo que los clientes a menudo llevarán su negocio a otro lugar si no pueden acceder a todos los activos o servicios en un solo lugar. Y aclaró que incluirla no es apoyarla: "El listado no significa un respaldo".

Tras desplomarse un 80% desde su precio de debut de 17,80 dólares el sábado, los inversores parecen haberse apresurado a apoyar la criptografía de sustitución, haciendo subir el precio de Luna 2.0 un 97% desde su suelo de 6,15 dólares hasta un máximo de 11,97 dólares el lunes, según CoinMarketCap. La subida de precios se produjo horas antes de que Luna 2.0 debutara en la mayor bolsa de criptodivisas del mundo, Binance.

Binance listó Luna 2.0 registrando el token en su Zona de Innovación, que es un espacio para las monedas que "representan un riesgo mayor que otros tokens". Tras subir durante sus primeras horas, Luna 2.0 ha vuelto a caer hasta los 6.93 dólares este miércoles.

Todo esto llega después de que el pasado 25 de mayo, Terraform Labs anunció que lanzaría una nueva versión de la blockchain Terra respaldada por una nueva moneda, Luna 2.0, tras el voto mayoritario de los poseedores de tokens Luna. La nueva blockchain no contaría con una stablecoin asociada.

Las antiguas monedas -Luna y UST- seguirán existiendo como Luna Classic y TerraClassicUSD. Ambas cotizan con pérdidas significativas: TerraClassic USD cotiza a 0,02 dólares, mientras que Luna Classic lo hace a una centésima de céntimo, según CoinMarketCap.

Binance fue uno de los primeros inversores en Terraform Labs, el creador de las monedas Luna y UST, liderando una ronda de financiación de 32 millones de dólares en 2018. Zhao afirmó que el exchange invirtió solo 3 millones de dólares en Terra y no participó en rondas de financiación posteriores, pero esa vinculación hace que muchos vean posibles conflictos de intereses que hayan hecho que un proyecto fallido vuelva a estar disponibles de nuevo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud