Bolsa, mercados y cotizaciones

Fin a los días de pandemia: Moderna cae un 70% en bolsa desde máximos

  • Los expertos prevén que su beneficio se reduzca un 70% en 2022
  • Más del 50% de los analistas ya no aconseja tomar posiciones en ella
  • Sigue teniendo un elevado potencial para los analistas: Su precio objetivo está a un 60%
La vacuna de Moderna
Madrid

Las medidas destinadas a frenar la transmisión del Covid-19 y a combatir los efectos que esta enfermedad causa en los humanos parecen, cada vez más, una cosa del pasado.

Atrás quedan las mascarillas en interiores, los aforos en los restaurantes, las distancias de seguridad interpersonales... y en gran parte, también las vacunas.

Los días de pandemia están contados, o por lo menos, cada vez una mayor proporción de la población así lo entiende, y eso supone un menoscabo en el negocio de aquellas compañías que en su día lograron sacar rédito de su intento por frenar el avance de esta enfermedad en el planeta.

Es el caso de Moderna, que a diferencia del resto de firmas biofarmaceúticas que lograron un antídoto frente al Covid-19, fio la gran mayoría de su negocio a luchar contra la pandemia.

Por eso, de cara a los años venideros, los analistas pronostican un descenso drástico en las estimaciones de beneficio e ingresos de la compañía una vez que lo peor de la pandemia parece ya haber pasado. Para 2023, el consenso de mercado recogido por FactSet espera un descenso en sus ganancias netas superior al 70% y para 2024 del 54% adicional, hasta los 1.500 millones de dólares.

Lo mismo pasa con sus ventas, que se reducirán en más de un 50% en 2022 y en un 30% interanual de cara a 2024, hasta caer por debajo de los 7.500 millones de euros (ver gráfico) según la media de analistas que cubre su evolución en el mercado.

Desplome en bolsa

De todo ello son conscientes los inversores, que han ido infraponderando el peso de la compañía en sus carteras en los últimos meses favoreciendo que sus acciones hayan caído más de un 70% desde los máximos históricos que logró en 2021.

De hecho, Moderna es una de las 10 compañías que peor comportamiento registra en el S&P 500, el selectivo bursátil de referencia en EEUU que reúne a las 500 mayores empresas del país norteamericano al cotizar un 50% por debajo de los niveles en los que empezó el año.

"La cada vez menor importancia de los ingresos más ligados al Covid-19 en su cartera de productos está provocando que los inversores busquen cada vez más los proyectos qué pueden emerger como motores de avance en su catálogo y qué tipo de impacto pueden tener frente a unas ventas potencialmente decrecientes", aseguran desde el departamento de análisis de JP Morgan mientras advierten que los inversores ya se preguntan hasta cuándo pueden seguir siendo un nicho de mercado las vacunas contra el Covid-19.

Por eso, desde la firma estadounidense ya no recomiendan comprar sus títulos sino mantener. Una tendencia que cada vez se repite más entre los analistas que la siguen.

De hecho, según la media de expertos que proporciona FactSet, casi el 50% de las firmas que cubren su evolución en bolsa aconseja mantener posiciones. Una cifra que contrasta con el 12% que suponían este tipo de recomendaciones en los meses de pandemia, en verano del año 2020.

Radiografía de Moderna

Pese a ello, sigue teniendo un potencial alcista del 60% para la media de firmas de inversión. Y es que, tal y como aseguran desde Barclays, Moderna podría "seguir generando a largo plazo unos ingresos recurrentes gracias a la versatilidad de su vacuna", que puede servir también para combatir la gripe u otras enfermedades respiratorias y que podría venderse en el mercado privado a un precio más favorable según explican desde la firma de análisis británica.

Eso sí, esta teoría no ha calado entre la gran mayoría de analistas. O al menos, no lo reflejan aún las estimaciones de los expertos de cara a los años venideros. No en vano, Moderna será la empresa que obtenga un beneficio má bajo de todas las que han sacado una vacuna efectiva contra el Covid-19.

Pfizer, el otro caso similar

En una dinámica similar se encuentra Pfizer, otra de las grandes compañías de las que comercializa un remedio para frenar los síntomas de la enfermedad más famosa de los últimos años. Los analistas vaticinan para ella también una bajada en sus estimaciones de beneficio, pero en esta ocasión menor que la que sufrirá Moderna: de cerca de un 20% para 2023 y 2024.

Además, la farmacéutica también replica la recomendación que los analistas le otorgan a Moderna al recibir un consejo de mantener. Y es que, solo AstraZeneca es capaz de escapar de esta tendencia y de lucir un semáforo verde.

"Nuestra recomendación de mantener se basa en nuestra creencia de que el éxito en su programa de vacunas contra el Covid-19 ya está plenamente reflejado en el precio de sus acciones", destacan en ese sentido desde Needham, mientras aseguran que cualquier progreso sustancial en programas adicionales de vacunas, oncología, enfermedades cardiovasculares y/o enfermedades raras serían los únicos catalizadores positivos que podrían hacer variar su opinión sobre el valor.

Y es que, tal y como aseguran desde la entidad estadounidense hay numerosas empresas con muchos recursos que desarrollan y/o comercializan medicamentos que competirán con los desarrollados por Moderna, y eso es algo que podría afectar al éxito a la hora de comercializar los productos que apruebe.

Cae más de un 50% en bolsa solo este año

El desplome de las acciones de Moderna desde los máximos de 2021 se ha intensificado en el inicio de este ejercicio. Sus acciones se pagan ahora en el mercado a mitad de precio de lo que se hacía el 1 de enero. Pese a ello, no es la compañía más bajista del S&P 500. Otras firmas de mayor capitalización y de distintos sectores como es el caso de Netflix, Paypal o Under Armour registran descensos superiores. Dentro del sector, eso sí, Moderna es la firma más bajista  del índice ya que el resto de grandes componentes del sector apenas registran descensos del 10% como es el caso de Pfizer, o incluso acumulan alzas como les ocurre a Johnson & Johnson y AstraZeneca que repuntan cerca de un 10% desde el primero de enero

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments