Bolsa, mercados y cotizaciones

La caída del Nasdaq impulsa a Smart Social Sicav con un 23% de rentabilidad

  • La sociedad, que cuenta con casi 600 accionistas, tiene una fuerte exposición a cortos sobre el índice
Madrid

Los accionistas de Smart Social, la sicav que nació como una iniciativa popular en las redes sociales, está aprovechando a conciencia la caída del 25% que acumula el Nasdaq en el año, gracias a su fuerte exposición a cortos sobre futuros del índice tecnológico. "Mantenemos nuestra posición con un 99% de la cartera, con un objetivo en los 5.000 puntos y un potencial de revalorización superior al 200%. Mi posición, convicción y determinación de la cartera de Smart Social Sicav es clara con un objetivo muy concreto y definido en todos y cada uno de los informes mensuales, que no se va a desviar ni modificar y que siempre he informado a todos los accionistas en todo momento lo que he hecho, lo que estoy haciendo y lo que haré con las posiciones en cartera", explica en su último informe mensual Antoni Fernández, gestor de la sicav.

Y es que al igual que este año la sociedad, que cuenta con casi 600 accionistas, lo que la convierte en traspasable con otras instituciones de inversión colectiva, está obteniendo un resultado excelente, otros años ha sufrido el meteórico crecimiento de las compañías tecnológicas, hasta el punto de el rendimiento anualizado de la sicav a cinco años sufre una caída del 9,31%.

Pero Fernández siempre ha mostrado su convicción de que el índice volvería a tender a su media histórica. "El disparate y lo absurdo de la cotización del Nasdaq se concentra en los últimos dos años. El recorrido para corregir este exceso es muy significativo y no tengo ninguna duda que su cotización volverá a su media histórica y aún no hemos visto su aceleración", señala el gestor, quien subraya que el índice tecnológico "no se va a salvar de esa regla. Su exceso [...] tenderá a la media más pronto que tarde".

La sicav, que cumple con los requisitos de la nueva normativa para seguir siendo considerada una sociedad de inversión de capital variable, no piensa realizar ningún cambio en este sentido.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.