Bolsa, mercados y cotizaciones

Solo un 7% de los inversores paga por asesorarse en fondos

  • El 42% de partícipes no pagaría nunca, según una encuesta realizada por Inverco
Madrid

Solamente un 7% de los partícipes ha pagado de manera explícita por recibir asesoramiento en la contratación de fondos de inversión, es decir, se ha dejado aconsejar por un profesional del sector financiero y le ha remunerado por este servicio, igual que hace cuando acude a un abogado o a un médico privado. Este dato aparece en la encuesta realizada en enero por Front Query para el Observatorio Inverco entre 1.411 participantes.

El sondeo trata de medir el impacto de la directiva Mifid II entre los partícipes de fondos de inversión, al contar ya con cuatro años de vida y haber representado un cambio en la manera en que se pueden relacionar con sus entidades financieras, tradicionales canales de distribución de fondos en España: pagando directamente por recibir asesoramiento independiente o mediante la retrocesión de una parte de la comisión de los fondos en los que invierte a cambio de recibir este asesoramiento y otros servicios de valor añadido.

Los datos de la encuesta muestran hasta qué punto el partícipe español sigue siendo reticente a la hora de pagar por tener asesoramiento independiente: no es solo que el 93% no haya pagado nunca de manera explícita, es que únicamente el 13% estaría dispuesto a hacerlo, y de ellos, el 94% pagaría como mucho 50 euros por consulta y el 61%, menos de 30 euros. El 42% de los encuestados no pagaría en ningún caso y únicamente el 46% asegura no tener claro si pagaría, según los datos de la encuesta.

Entre los que están dispuestos a pagar de manera recurrente, el 88% señala que no pagaría más de 200 euros al año y el 60% dice que como mucho desembolsaría 100 euros. De hecho, el 89% pagaría como máximo el 1% del patrimonio asesorado y un 58% no pagaría más del 0,5%.

El nivel de renta y la edad de los partícipes también influye a la hora de plantearse la contratación de un asesor para la inversión en fondos, porque a mayor nivel de renta, más proclives se muestran, pero a mayor edad, más reticentes son también, ya que solo un 8% de los mayores de 60 años pagaría de manera explícita por recibir consejos sobre su inversión.

El 90% de los encuestados prefiere tener algún tipo de asistencia

Estos datos se contradicen de alguna manera con otras respuestas de los participantes, ya que el 90% de los encuestados prefiere tener algún tipo de asistencia y, de hecho, el 83% destaca la atención personal presencial como muy importante a la hora de contratar fondos de inversión. También es verdad que los encuestados más jóvenes destacan sus preferencias por el canal digital, que ya es la primera opción para el 10% de los partícipes, un porcentaje que es superior al 13% en los menores de 30 años.

Otro dato relevante de la encuesta es que el 84% de los encuestados considera positiva la arquitectura abierta en la comercialización de fondos, es decir, tener acceso a productos de terceros. Pero un 63% considera que no es imprescindible e incluso un 65% opina que es negativo, por la confusión que puede provocar a la hora de elegir un fondo entre una gama muy amplia de fondos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin