Bolsa, mercados y cotizaciones

Deliveroo, Just Eat y Delivery Hero se desangran en bolsa: pierden casi 21.500 millones en 2022

  • Las acciones de Delivery Hero cayeron un 59%, hasta los 41,81 euros
  • Las de Just Eat pasan de los 49,65 euros a los 33 euros en tres meses
  • Deliveroo cerró 2021 rozando las 210 libras y ronda las 110 libras
Un rider de Deliveroo. Foto: Europa Press

Los grandes grupos especializados en la entrega de comida a domicilio europeos no viven su mejor momento. Tras alcanzar unos precios récord con el estallido de la pandemia, la relajación de las restricciones, el incremento de la inflación y el miedo a una subida de los tipos de interés han precipitado el desplome de las acciones de Delivery Hero, Just Eat y Deliveroo en el primer trimestre del año. En total, las tres compañías tecnológicas perdieron casi 21.500 millones de euros, más de la mitad de su valor de mercado.

Las acciones de Delivery Hero cayeron un 59% en los tres primeros meses del año, pasando de valer sus acciones 98,86 euros el 3 de enero a 41,81 el 1 de abril y representando el segundo peor desempeño del índice europeo Stoxx 600. Por su parte, las acciones de Just Eat empezaron el año valiendo 49,65 euros y tres meses después escasamente superan los 33 euros. En cuanto a las de Deliveroo, cerraron 2021 rozando las 210 libras (casi 250 euros al cambio actual) y ahora se sitúan en el rango de las 110 libras (unos 130 euros).

Además de las circunstancias excepcionales a las que se están enfrentando todas las compañías, los valores tecnológicos especializados en el reparto de comida a domicilio están siendo penalizadas por priorizar el crecimiento a los beneficios. Según Giles Thorne, un analista de Jefferies, "las empresas del sector han hecho un mal trabajo a la hora de ajustar sus estrategias al aumento del coste del capital".

La obsesión por crecer responde al miedo de los grandes grupos de entrega de comida a domicilio a perder cuota de mercado, lo que les ha llevado a tomar decisiones que no han contado con la aprobación de los inversores. Just Eat, por ejemplo, se introdujo en el mercado británico de entrega de comestibles en diciembre, pese a las escasas perspectivas de crecimiento. Por su parte, Delivery Hero acordó la compra de una participación mayoritaria en Glovo, una operación que a día de hoy sigue desconcertando a los analistas de HSBC. En el momento de la adquisición, se valoró la empresa española de reparto en 2.300 millones de euros. De cara a 2022, Delivery Hero espera que Glovo registre unas pérdidas de 330 millones de euros.

La volatilidad reinante en las acciones de las tecnológicas dedicadas a la entrega de alimentos seguirá siendo elevada hasta que el sector esté más cerca de autofinanciarse, señala el analista de Jefferies según recoge Bloomberg. Algo para lo que aún podrían faltar meses, o incluso años. En el caso de Deliveroo, la compañía se ha puesto como objetivo alcanzar el punto de equilibrio sobre una base de Ebitda ajustado entre la segunda mitad de 2023 y la primera mitad de 2024.

A la vista del potente crecimiento que experimentaron estos valores durante los primeros momentos de la pandemia y el desplome experimentado en los últimos tiempos, algunos analistas, entre ellos los de HSBC y Berenberg, consideran que lo peor podría haber quedado atrás. En el inicio del segundo trimestre del año, las acciones de Just Eat han aumentado un 7%, las de Delivery Hero un 6,4% y Deliveroo ha ganado un 2,1%.

Deliveroo, el peor desempeño del año en la bolsa de Londres

El 31 de marzo de 2021, la compañía de distribución de comida a domicilio Deliveroo hacía su debut en la bolsa de Londres. Un año después, el valor de sus acciones ha caído más de un 70% frente a su precio de salida, hasta las 115,60 libras (unos 136 euros), registrando así el peor desempeño del año en esa bolsa.

Deliveroo cerró el año pasado con unas pérdidas netas atribuidas de 308,5 millones de libras (366 millones de euros), un 36,3% superiores que en 2020. Por su parte, los ingresos entre enero y diciembre se incrementaron en un 56,9%, hasta los 1.824,4 millones de libras (2.164,6 millones de euros). En cuanto al Ebitda ajustado, fue negativo en 130,8 millones de libras (155,2 millones de euros, casi 13 veces más que en 2020.

A finales de noviembre del año pasado, Deliveroo abandonó España tras registrar 24,3 millones de libras (28,7 millones de euros) en pérdidas entre 2020 y 2021, según publica Expansión. En ese mismo periodo, los ingresos de la compañía británica ascendieron a 52,1 millones de libras (618 millones de euros).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin