Bolsa, mercados y cotizaciones

Los fondos de bolsa europea en que confiar (casi) con los ojos cerrados

  • La irrupción de la guerra de Ucrania ha trastocado todos los planes
Madrid

La bolsa europea continúa siendo el patito feo entre los inversores a la espera de convertirse en el bello cisne, como en el cuento de Hans Christian Andersen. La rotación de inversores hacia las compañías más cíclicas habían impulsado a los mercados del Viejo Continente que, excepto en el caso del Ibex, ya habían recuperado los niveles que tenían antes de la aparición de la pandemia. Y este año prometía contar con todos los ingredientes para ser propulsada. Pero la irrupción de la guerra de Ucrania ha trastocado todos los planes, por el momento, al introducir mucha volatilidad en el mercado, ante las consecuencias que puede acarrear a medio plazo para la economía europea, que se enfrenta en el escenario más pesimista a un escenario de estanflación.

Es cierto que cualquier pequeño gesto que signifique cierta resolución, como los puntos filtrados al Financial Times esta semana para que Rusia dé por terminada la guerra, sirven para que los inversores se muestren más optimistas, pero la volatilidad va a persistir durante más tiempo, teniendo en cuenta la actuación que podrá llevar a cabo el Banco Central Europeo en su lucha contra la inflación, del que se espera que comience la subida de tipos de interés en el último trimestre. Pero esto no significa que no se pueda invertir en renta variable europea, solo que hay que ser más cautos y fijarse en los fondos que ofrezcan más consistencia a medio plazo.

Una buena forma de seleccionar los fondos más adecuados para un momento de enorme volatilidad en los mercados como el actual es buscar aquellos que cuentan con una historia de riesgo bajo a lo largo del tiempo. Y en este sentido conviene fijarse en ratios como la beta, que mide precisamente las oscilaciones de la rentabilidad de un fondo en un determinado período de tiempo respecto a su índice de referencia, es decir, si ha asumido más o menos riesgo durante ese plazo temporal. Asumiendo que la beta del índice es uno, un fondo con una beta inferior implica que el gestor ha asumido menos riesgo y por tanto ha sido menos volátil.

De esta forma, se pueden escoger los fondos de bolsa europea con una beta inferior a una en un plazo de tres años, que incluye el año de la pandemia, para comprobar cuáles han sido los menos volátiles.

De este grupo, si se escogen los que cuentan con alfa positivo a tres años igualmente -el alfa indica el exceso de rentabilidad, que ha sido capaz de generar el gestor, independientemente de la evolución del índice de referencia del fondo-, se obtendrán aquellos vehículos de inversión que asumiendo un menor riesgo han sido capaces de ofrecer un buen rendimiento, superior al del índice de referencia, con datos de Morningstar de los fondos disponibles a la venta en España.

Con este cribado, aparecen 221 fondos de bolsa europea, de los que 91 proporcionan una rentabilidad de doble dígito. Y de ellos, quince logran superar el 15% de revalorización anualizada a tres años, aunque solo cuatro superan el 19% que se revaloriza el Stoxx 600 en los últimos tres años, encabezados por Frankfurter Value Focus Fund, de la gestora Axxion, que consigue una rentabilidad anualizada a tres años del 21,55%, seguido de DWB Alpha Star Aktien A, de la casa Hauck & Aufhäuser, con un 20,16%; Oddo Cap Horizons PME ETI CI-EUR, de la firma Oddo, probablemente más conocida entre los inversores españoles, que ofrece un 19,85%; y Lupus Alpha Micro Champions A, de Lupus alpha, con un 19,14%.

Haber conseguido estas rentabilidades a medio plazo, en un momento de enorme volatilidad en los mercados, no garantiza que en el futuro puedan repetirlo, y de hecho este año se encuentran aún en terreno negativo. Pero muestra la habilidad del equipo gestor por intentar reducir las pérdidas al asumir menos riesgo. El inversor también debe asumir que va a ganar menos rentabilidad a cambio de más tranquilidad.

En este amplio grupo de fondos de bolsa europea con bajo riesgo aparecen varios productos españoles, como Valentum, con un 11,88% anualizado a tres años y una beta del 0,91; Magallanes Microcaps Europe C, con un 10,43% y una beta del 0,98; Bankinter IFS Europe Dividend A, con un 8,37% y una beta de 0,89; Caixabank Smart RV Europa, con un 7,91% y una beta de 0,92; y Abanca Renta Variable Europa, con 5,2% y una beta del 0,83.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

A mí, es que siempre me ha sonado mal eso de ..."FONDO".

Puntuación 0
#1