Bolsa, mercados y cotizaciones

Cuatro de cada diez cotizadas pierden seguimiento de analistas tras Mifid II

  • El contacto directo compañía-inversor ha aumentado
  • La mitad de las firmas considera el Covid una vía de mejora para su comunicación
Bolsa de Madrid. ARCHIVO

Cuatro de cada diez firmas cotizadas españolas han visto cómo la entrada en vigor de Mifid II (en enero de 2019) ha disminuido el número de analistas que cubre a su compañía, según un informe elaborado por la consultora de comunicación Llorente y Cuenca en diciembre de 2021 entre 49 profesionales de empresas cotizadas, incluido el mercado BME Growth. "Sin embargo, la mala imagen asociada a la nueva regulación por la pérdida de calidad de los análisis y por el descenso de las coberturas empieza a matizarse", afirma el informe.

"Ha dado más proactividad a los inversores y aumentado la capacidad de interlocución directa entre estos y las compañías", asegura Patricia Berjón, directora de Desarrollo Corporativo de Dominion, en declaraciones recogidas en este informe. En cierta manera, la llegada de Mifid II y la pandemia han potenciado el papel de los responsables de Relación con Inversores de las compañías, intensificando los contactos con los accionistas. No obstante, y más allá de Mifid, los expertos apuntan a "un problema de negocio de las propias casas de análisis" como telón de fondo que ha provocado un menor seguimiento de las compañías cotizadas, señala Meritxell Pérez de Castro Acuña, directora de IR de Soltec, firma que ya nació en la era post-Mifid II, ya que comenzó a cotizar a finales de octubre del año 2020. Pero tras la entrada en vigor de la nueva regulación, llegó la pandemia.

"Los encuestados se dividen casi a la par entre quienes consideran el efecto de la pandemia como un riesgo para la actividad y quienes la ven como oportunidad". Según el informe elaborado por LLYC, los retos a nivel de comunicación que ha supuesto la pandemia no tienen precedentes. "No podíamos salir de casa para contárselo al mundo inversor, al research o a la prensa", valora Hernán SanPedro, director de Relaciones con Inversores y Comunicación Corporativa de Lar España. "Y esta vez tocaba resolverlo como nunca antes: desde nuestra casa, en remoto, sin apoyarnos en nuestro encanto personal", puntualiza Mario Sacedo, head of Investor Relations de Mediaset, según recoge el informe de LLYC.

Además, el uso (abusivo en ocasiones) de las reuniones telemáticas a raíz de los confinamientos se ha demostrado poco útil ante el hartazgo que ha generado entre los inversores. Los responsables de IR de las cotizadas nacionales reconocen apostar más por la "calidad" de las personas con las que se van a reunir, en grupos más reducidos, en lugar de primar la cantidad.

En términos generales, las cotizadas siguen confiando en los brókers para organizar roadshows con inversores. Y ante la caída en el seguimiento de los analistas, pocas -solo un 16%- reconocen haber recurrido al uso de informes patrocinados (o sponsored research, que elaboran un pull de casas de análisis contratadas, por ejemplo, por BME) para contrarrestar esta situación.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin