Bolsa, mercados y cotizaciones

Leonardo se compra más barato que nadie en la defensa

  • Por el beneficio de 2022 se pagan múltiplos de 5,4 veces a precios actuales
Helicóptero de Leonardo.

Por los beneficios de 2022 de la compañía italiana se pagan múltiplos de 5 veces, la ratio más baja de la industria aeroespacial y de defensa. Empieza a recuperarse de la pandemia, pero no superará las ganancias de hace tres años hasta 2023. | Todo sobre el fondo Tressis Cartera Eco30, asesorado por elEconomista.

Italia es uno de los países europeos más preocupados ante la posibilidad de que Putin cruce el rubicón ucraniano. Más de 400 empresas italianas estaban presentes en Rusia en 2018, como Buzzi Unicem, Ferrero, Enel, Eni-Saipem, Leonardo o Iveco, según recogía ese año el Istituto Affari Internazionali, ente privado con sede en Roma.

Desde la anexión de Crimea en 2014, las sanciones europeas a Rusia impiden la venta de armamento, algo que ha frenado el negocio de Leonardo (antigua Finmeccanica), en el país de los zares y los bolcheviques -hay que recordar que el Estado italiano posee el 30,2% de las acciones de Leonardo-.

Antes de que las sanciones entrasen en vigor, Italia había autorizado la venta de decenas de vehículos blindados de Iveco a Rusia, pero habrían seguido exportándose incluso en 2015, con la prohibición en vigor, según un artículo publicado en 2019 por Bellingcat, un colectivo independiente de investigadores y periodistas ciudadanos.

Esos vehículos habrían sido desplegados en Siria por los rusos, según esta información, y sería posible aunque no está probado que formasen parte hoy del contingente en la frontera con Ucrania. ¿Cuál es el papel de Leonardo aquí? Pues que desde 1985 existe el llamado Consorcio Iveco-Oto Melara, participado por Iveco Defence Vehicles (propiedad de CNH Industrial) y el antiguo Oto Melara, hoy Leonardo. Este último "es responsable de los sistemas de armas, visores, sistemas de comunicación, mando y control, el casco y la integración final de los vehículos blindados a orugas", como publicó el año pasado Iveco en su web.

Leonardo también está involucrado en la producción del SuperJet 100 junto con la rusa Sukhoi, avión dedicado al transporte de pasajeros, y en el ferrocarril de larga distancia junto a la rusa RZD y otras compañías extranjeras.

El inversor interesado en comprar acciones de Leonardo, que forma parte del fondo Tressis Cartera Eco30 (asesorado por elEconomista), deben quedarse con que el PER 2022 de Leonardo es el más bajo del sector, entre las empresas con un tamaño superior a los 3.000 millones. Los beneficios de la italiana cotizan en bolsa en las 5,4 veces a precios actuales, frente a la media de 21 veces de la industria; las 12 veces de BAE Systems o Thales; las 14,5 veces de Lockheed Martin o las 22 veces de Airbus.

El 10 de marzo, Leonardo presentará los resultados del último trimestre de 2021, y se prevé que en el conjunto del año haya ganado 539 millones de euros, según el consenso de analistas que recoge FacSet. Aun así, no será hasta 2023 cuando el beneficio neto suba hasta los 780 millones y mejore la cifra de 2019, antes de la pandemia; cifra que aún estaría lejos de su récord: los 998 millones de 2006.

Recoge Deutsche Bank que Leonardo quierde vender Oto Melara y que aún no se ha decidido por ningún candidato, entre los que figuraría Fincantieri; pero menciona rumores en la prensa italiana sobre una posible fusión entre Fincantieri y Leonardo, que daría lugar al mayo proveedor militar de Italia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin