Bolsa, mercados y cotizaciones

Iberdrola superará a Telefónica en la cuantía de los intereses de su deuda

  • Pasará de un coste de su pasivo de 956 millones en 2021 a 1.228
  • La inversión de la eléctrica llevará la deuda a los 50.000 millones en 2023
Parque eólico Iberdrola. Archivo

Iberdrola superará a Telefónica en 2022 como la empresa con más gasto en intereses del Ibex 35. La compañía energética pasará de un coste de la deuda de 956 millones de euros en 2021 a 1.228 millones durante el próximo año, según la previsión del consenso de analistas que reúne FactSet.

Esta factura se eleva hasta el 10,2% sobre su ebitda (beneficio bruto de explotación), frente al 8,6% en el que se quedará al cierre del presente ejercicio.

Por una parte, este incremento del gasto en intereses se debe principalmente al crecimiento de la deuda neta de los 43.112 millones de euros en 2021 a los 47.351 estimados para 2022. Iberdrola justifica este aumento ante una "inversión de 150.000 millones de euros hasta 2030". Un objetivo, por supuesto, que recogen las mismas estimaciones, al adelantar un gasto en capital de casi 11.000 millones de euros solo en 2022, el mayor capex del Ibex 35.

Esta realidad, en la que la compañía basa sus objetivos de crecimiento -el consenso de analistas cree que sumará cerca de 1.000 millones a su ebitda en 2022 respecto a 2021, hasta alcanzar los 12.000 millones, lo que implicaría un crecimiento de casi el 9%-, no evita que el apalancamiento (la deuda neta respecto al beneficio bruto) se eleve a 3,9 veces.

Según las previsiones que recoge FactSet, Iberdrola no conseguirá reducir este elevado endeudamiento en los próximos años, al menos hasta 2024. De cara a 2023, añadiría otros 1.000 millones a su ebitda respecto a 2022, superando los 13.000 millones, pero la deuda se irá a 50.650 millones, máximo histórico para la compañía, el doble que en 2014, desde cuando no ha parado de aumentar.

Subida de tipos

Por otra parte, el aumento del coste de la deuda también se explica por la previsión de que los tipos se elevarán en la eurozona y, de forma general, en los próximos meses ante la expectativa de retirada de estímulos por parte de los bancos centrales y por los picos de inflación que está provocando, principalmente, la escalada del coste de la energía.

De hecho, una muestra de este endurecimiento ya lo ha vivido durante el presente año por la subida de los tipos en Brasil, uno de sus principales mercados, lo que provocó que, al cierre del primer semestre de 2021, el coste medio de la deuda de Iberdrola se marchara al 3,38%, frente al 3,19% del mismo periodo de 2020.

En comparación y tomándolo de referencia, el coste medio de la deuda en circulación de España se sitúa en el suelo histórico del 1,65% y el de emisión en 2021 en el -0,045% a cierre de noviembre.

Sobre la expectativa de subida de tipos de interés en la eurozona, fuentes de Iberdrola defienden que "no nos afecta porque tenemos la deuda en euros muy fijada", y, según añaden, "cuando es por tipos en Brasil los compensamos con ingresos indexados a la inflación".

Sin duda, las condiciones de financiación han sido inmejorables en los últimos años, y sobre todo en 2020 y 2021, gracias a la histórica intervención del Banco Central Europeo (BCE) en el mercado como respuesta a la crisis del Covid.

El 16 de noviembre de este 2021, la empresa emitió un bono verde, ligado a proyectos de sostenibilidad o socialmente responsables, perpetuo por un monto de 750 millones, y con un cupón del 1,575%. El 9 de febrero, colocó otro bono similar pero de 1.000 millones a un cupón incluso inferior, del 1,45%. Pero la deuda anterior a la época de tipos en mínimos eleva el coste medio de la energética.

"El grupo pone énfasis en tener una base de inversores lo más diversificada posible y en reducir el riesgo de financiación [... ]; realiza emisiones en los diferentes mercados de divisas y con variedad de vencimientos", expone Iberdrola.

Grado de inversión

Tanto S&P como Moody's califican la deuda de la compañía con el grado de inversión, tres escalones por encima del rating de bono basura, en un "grado medio inferior", según los criterios de la segunda agencia, con perspectiva estable en ambos casos.

Así adelanta a Telefónica en gasto en intereses. La teleco es una excepción entre las compañías más endeudadas, al atisbar una rebaja del coste de alrededor del 8%, gracias a las últimas desinversiones, que han llevado a la compañía a reducir su deuda neta, hasta los casi 34.300 millones que los expertos esperan para 2022, aunque también caerá su ebitda por la misma razón, y por otras, por lo que el coste de la deuda pasa del 5,1% este ejercicio extraordinario al 9,1% el próximo año.

El coste medio de los pagos de intereses de la teleco se situaba en el 2,75% a junio de 2021. Al excluir los intereses de arrendamientos pasaba al 2,69%, mínimo histórico, y muy por debajo del de Iberdrola.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Chj
A Favor
En Contra

Si una empresa tiene deuda, el Presidente debe dimitir.

Puntuación -1
#1