Bolsa, mercados y cotizaciones

La opa de BBVA a Garanti pasa de abaratarse un 38% a solo un 20% ante el 'yoyó' de la lira turca

  • La lira recupera un 30% en solo dos sesiones y se cambia por 0,0703 euros
BBVA. ARCHIVO

BBVA logrará hacerse con el 100% de Garanti, su filial turca sobre la que ha lanzado una opa por el 51% del capital restante, a un precio muy inferior al previsto inicialmente. El desplome de la lira supone, de facto, un ahorro de 440 millones de euros sobre un desembolso inicial previsto de 2.249 millones hace poco más de un mes. El resultado de una operación acordada en liras turcas será beneficioso para BBVA, dada la menor cuantía a desembolsar ante el descalabro de la divisa turca. Ahora bien, al mismo tiempo la inestabilidad de un país gobernado por el presidente Recep Tayyip Erdogan genera dudas sobre el riesgo y la rentabilidad que finalmente logre sacar de esta adquisición. Podcast: BBVA, aciertos y peligros de la compra de Garanti

Hace tan solo dos sesiones, la del pasado viernes, la lira turca tocó mínimos en su cambio frente al euro, en los 0,054. Un mes después del anuncio de la operación -que BBVA hizo coincidir con su Investor Day celebrado el 18 de noviembre- el ahorro sobre el canje inicial acordado, de 12,2 liras por acción de Garanti cuando ésta cotizaba en los 0,0875 euros, podría haber sido mayúsculo. En total, el desplome de la lira sobre la moneda comunitaria alcanzó entonces el 38%, lo que implicaba un desembolso máximo para BBVA de 1.393 millones de euros, 856 por debajo del previsto en noviembre. La cuestión es que en solo dos jornadas la lira se ha revalorizado un 30% después de que Erdogan prometiera a sus conciudadanos poner fin al detrimento de sus ahorros en liras mediante un plan de compensación.

En total, y a falta de que la opa actual sea aceptada por los accionistas de la entidad turca, BBVA ha desembolsa ya 6.908 millones de euros por Garanti y capitaliza 3.300 millones de euros, menos de la mitad.

Además, el Banco Central de Turquía decidió por cuarto mes consecutivo rebajar los tipos de interés, hasta el 14%, 500 puntos básicos por debajo de niveles de agosto. Y, previsiblemente, habrá nuevas bajadas teniendo en cuenta que, según el presidente turco, "la ley islámica es contraria a la usura" lo que implica, implícitamente, menores tipos de interés. El precio del dinero en Turquía alcanzó el 19% en marzo de este año, en una escalada vertiginosa desde el 8,25% al que se encontraban en agosto de 2020. Un año antes habían tocado el 24%.

¿Un acierto de opa?

No existe consenso entre los analistas para decidir si aumentar la exposición a un país emergente como Turquía será positivo para BBVA. Para cuando finalice el proceso -aún pendiente de la aprobación de las autoridades de competencia turcas-, la entidad habrá desembolsado un total de 8.700 millones de euros por hacerse con el 100% de Garanti, considerando el canje actual de la lira/euro y lo que ya ha invertido antes. En 2011 BBVA adquirió un primer paquete de Garanti, por el 25% del capital y cuando la lira se cambiaba a 0,5 euros. Esto implica una caída del 86% desde entonces en el mercado de divisas. La operación fue valorada en 4.195 millones de euros. En julio de 2015 se hizo con otro 14,89% que compró a Dogus por 1.854 millones de euros. En febrero de 2017 llegó una tercera adquisición por el 9,95% -con el que ya alcanzó un total del 49,85%- por el que abonó otros 859 millones de euros. En total, y a falta de que la opa actual sea aceptada por los accionistas de la entidad turca, 6.908 millones de euros. Hoy Garanti capitaliza 3.300 millones de euros, menos de la mitad.

Desde un punto de vista de la lógica de la operación, los analistas entienden que el maná turco implica rentabilidades mucho más elevadas que las pueda conseguir en casa. El BCE no se plantea subir tipos hasta bien entrado 2023. Pero, por otro lado, la inestabilidad de un gobierno como el que lidera Erdogan, autocrático y cada vez más escorado hacia el radicalismo, no inspira confianza. Las previsiones hablan de una economía que crecerá a un ritmo del 9,1% este año, seguida del 3,6% esperado para 2022 y otro 4% en 2023. La inflación, eso sí, no da tregua, con una estimación de cerrar el ejercicio en el 18%, y que seguirá por encima del 16% dentro de doce meses.

Según los cálculos de la entidad que preside Carlos Torres, la operación, que eleva su exposición a emergentes, restará 46 puntos al capital y aumentará un 13,7% el BPA (beneficio por acción) en 2022. Su objetivo es mantener el CET1 fully loaded entre el 11,5% y el 12% de cara a 2024. La cuestión para los expertos es si este porcentaje será suficiente dado el mayor riesgo que incorporará al balance Garanti y sin olvidar México, primer mercado para BBVA (supuso el 43,5% del resultado atribuido a cierre de septiembre). Ahora bien, frente a un ROE del 12,3% en España, Turquía supera el 19% y México, el 22%. El objetivo de rentabilidad de BBVA es del 9% a medio plazo. Tampoco se puede dejar pasar por alto que la entidad tiene liquidez suficiente para compra Garanti sin despeinarse. Tras la venta de su filial en EEUU por la que ingresó 9.700 millones de euros, el único importe a restar es el de la recompra de acciones anunciada, por 3.500 millones. BBVA sube en el año un 24% en bolsa.

Caída del 12%

Es la pérdida que protagoniza BBVA desde el anuncio de opa a Garanti, por el 51% del capital que aún no controla el pasado 18 de noviembre. Sus pérdidas llegaron a superar el 18% a finales de noviembre, en plena corrección de los mercados. El paralelismo con lo que ha venido haciendo el cruce lira/euro es evidente. La divisa de Ankara retrocede, desde entonces, un 16%.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin