Bolsa, mercados y cotizaciones

El barril de Brent trata de mantener los 70 dólares ante el auge de las restricciones

  • Soporta las mayores caídas en una sesión desde que irrumpió ómicron
Madrid

Viajar se ha puesto complicado de nuevo ante el avance de ómicron –y a pesar de las tasas de vacunación alcanzadas–. Los inversores han descontado que, a pesar de la menor virulencia de esta variante de coronavirus, la demanda de petróleo mundial se verá resentida por estas limitaciones de movilidad que se han impuesto en los últimos días y que pueden alargarse durante los primeros pasos del año que viene.

Así, el precio del barril de Brent, de referencia en Europa, ha cedido en torno a un 4% –hasta situarse alrededor de los 70 dólares la unidad– el lunes al cierre de los mercados a esta lado del Atlántico y tras la apertura en negativo de Wall Street que ahondaron las caídas del oro negro. Se trata del mayor recorte en una jornada desde que la nueva cepa irrumpió en nuestras vidas el 26 de noviembre y desde entonces el precio del crudo se reduce un 15%.

Cambios bruscos

La volatilidad del precio del combustible ha ido de la mano de las estimaciones de la demanda de petróleo en la recta final del año. El pasado mes de noviembre cerró con un descenso del 16,3% y con los recortes de esta jornada, el precio del barril de Brent se ha situado por debajo del punto de partida de diciembre en los 68,9 dólares en varias ocasiones del lunes.

En este entorno, los cambios bruscos en la cotización del petróleo podrían trasladarse a 2022. De hecho, la Agencia Internacional de Energía ya anticipó en su informe de diciembre –publicado la semana pasada– que los aumentos en los nuevos casos de Covid en todo el mundo ralentizarían la recuperación de la demanda mundial de petróleo, siendo los viajes aéreos y el combustible para aviones los más afectados. A su juicio, la demanda mundial del oro negro subiría solo 5,5 millones de barriles diarios en 2022 hasta los 99,5 millones.

Por contra, la OPEP ya ha descartado modificar su hoja de ruta en cuanto al bombeo y producción de crudo dado que la nueva cepa de coronavirus no afectaría a la demanda, según sus cálculos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin