Bolsa, mercados y cotizaciones

John Tidd (Hamco Global Value): "Todo el mundo mira a la Fed pero China es una amenaza más próxima"

  • "China y EEUU están en fases contrarias del ciclo"
Foto: Nacho Martín
Madrid

A falta de dos semanas para que termine el año, dos fondos españoles comparten el liderazgo de la Liga Global de la gestión activa de elEconomista: Azvalor Managers y Hamco Global Value, producto asesorado por John Tidd Kimball y gestionado por Andbank, que consigue una rentabilidad del 42%, gracias a sus apuestas por las compañías de gas canadienses y los reits sudafricanos. Tidd, que lleva más de 20 años en la industria de inversión, fue alumno de Jim Rogers, de quien todavía recuerda la lección de fijarse en la oferta y la demanda de los negocios.

¿Cuál ha sido su trayectoria durante todos estos años?

Estudié un máster en la Columbia Business School, donde fui alumno de Jim Rogers. He trabajado en varios bancos de inversión, como JP Morgan y Citibank, y durante 20 años he gestionado un hedge fund que logró una rentabilidad anualizada del 15%. El secreto de nuestro éxito es buscar buenas empresas que estén bien de precio pero infravaloradas, Nosotros esperamos un retorno muy elevado en los valores que recomendamos para el fondo, pero tengo la impresión de que otros gestores se conforman con rentabilidades menores, mientras buscar una rentabilidad mayor permite descubrir ideas.

¿Cuál es su estrategia?

Empresas value, compradas con descuento. Forma parte de mi ADN. Hemos ido perfeccionando nuestro sistema de análisis, está más automatizado. Cuando empecé, bajábamos los extractos financieros para crear bases de datos y después los imprimíamos. Hoy usamos filtros de Bloomberg para obtener un excel automáticamente. Eso nos permite mirar más empresas y, si filtras 10.000 firmas, puedes ver si son una oportunidad. Pero nuestra filosofía base es la misma.

¿Es más fácil entonces ser un inversor global hoy en día gracias a 'Bloomberg'?

Sí, mucho más. También hay más competencia. Cuesta más encontrar los precios de hace veinte años. Y cuanto más grande es un fondo las oportunidades para poder invertir son más reducidas. Pero nuestra estrategia es global. La gente tiende a mirar lo que tiene próximo, España y quizá Europa, pero hay todo un mundo de posibilidades. Y para diversificar es muy interesante estar invertido en todo el mundo. Y haber vivido en Europa, EEUU, Suramérica... He ido siete veces a Japón, y a Corea. Aprendes a diversificar y a invertir globalmente.

¿Cuáles son los primeros filtros que aplican a las empresas que van a meter en cartera?

Miramos mucho la rentabilidad esperada y su riesgo financiero, porque la deuda siempre es un problema si las cosas no van como uno espera. Así que cuanto más riesgo toma una empresa, nos gusta obtener mayor rentabilidad. Pero tenemos muchos filtros para identificar compañías. Al final nos gustan empresas que puedan generar buena rentabilidad en el futuro y que tengan un buen descuento. Es más fácil comprar una compañía que pueda generar buena rentabilidad, pero puede estar cara. Nosotros buscamos los dos factores. Los filtros van orientados en esa dirección. Muchas veces encuentras una empresa y a partir de ahí analizas todo el sector, porque tienen buen precio y tienen un momento interesante, analizamos la calidad de gestión de la empresa, qué cosas han hecho bien o mal en el pasado...

Al ver la cartera es cierto que es un fondo absolutamente global, con más empresas fuera de Europa y de EEUU. ¿Cómo es el conocimiento que se puede tener del equipo gestor, les visitan a lo largo del año?

Ahora, con el Covid, no estamos visitando a nadie, pero con Zoom se ha mejorado mucho el tema de los conference calls de antes, porque les puedes ver la cara y sus reacciones. Tengo más problemas con Corea y Japón, aparte del idioma, por particularidades de sus mercados. Está bien hablar con ellos para resolver dudas, pero nos gusta más analizar el track record que tienen porque todas sus transacciones dejan huella, lo que nos permite analizar su comportamiento

¿Cómo fue el año pasado la toma de decisión de dónde estar invertido y, sobre todo, de qué se podía recuperar antes?

A lo largo de mi carrera he visto varias crisis así, pero esa caída fue de las más rápidas que han pasado. A nosotros nos salían un montón de empresas interesantes e hicimos lo que en otras crisis, recomendamos invertir en lo que puede generar más rentabilidad. A veces es difícil ver qué se puede beneficiar o no, pero pudimos aprovechar algunas oportunidades, como el sector del real estate de Sudáfrica, donde no teníamos inversiones. Vimos cosas insólitas. Habíamos iniciado una pequeña inversión en una empresa de gas natural en Canadá. Durante el Covid, el precio del gas subió bastante por la menor producción de petróleo, y había problemas de suministro de gas natural desde Canadá. Y el precio de una compañía, Peyto, bajó un 50% a pesar de la subida del gas. Así que lo vimos como una oportunidad más interesante. Y ha sido un motor importante de rentabilidad para el fondo.

Comentaba que se fijan mucho en el riesgo financiero de las empresas. Ahora que la Fed va a subir tipos de manera más 'agresiva' de lo que se esperaba. ¿Creen que ese riesgo va a aflorar más?

No creo que la subida de tipos vaya a ser un gran factor de preocupación en los próximos años porque los bancos centrales los suben porque la economía va bien. Es más un problema cuando dejan de subir. Hay algunos lugares, como China y su sector inmobiliario, que son una amenaza más próxima y más importante para la economía mundial. Los chinos han sido muy ágiles en manejar este riesgo en la última década. Se ha anunciado la muerte de esa burbuja muchas veces, y supongo que esta vez también sabrán manejarlo. Pero ya están cayendo los precios de propiedades chinas y los índices de producción del último mes estaban estancados. Probablemente la inflación en el mundo occidental va a ser menor que hace un año, pero es más preocupante para el crecimiento mundial lo que ocurra en China, porque es tan importante y consume tantas materias primas, como cobre, acero o cemento, que tendría más cuidado con eso.

Pero parece que el mercado confía en que las autoridades chinas van a tener siempre la solución para que no ocurra ningún evento inesperado...

Sí, han bajado bastante los tipos a lo largo de este año y también han bajado los requisitos de reservas de los bancos, por lo que las autoridades han aumentado los flujos liquidez al mercado y mucho freno del sector inmobiliario lo ha provocado el gobierno presionando a los promotores con más restricciones. China y EEUU están en fases contrarias del ciclo. Todo el mundo mira más a la Fed y EEUU, pero probablemente China tiene más importancia en algunas cuestiones para el crecimiento mundial.

Es verdad que en una cartera tan global como la del 'Hamco Global Value' sorprende que no haya ninguna empresa china.

Hemos visto muchas sorpresas, da igual quién haga las auditorías. Hemos tenido alguna inversión, pero es más fácil ver cosas que no tienen sentido. Hemos tenido en cartera un fabricante de autos que tiene joint ventures con muchas firmas japonesas, que dan una rentabilidad impresionante y pagan dividendos todos los años, pero luego lo invierten en unos préstamos bastante opacos que no generan ninguna rentabilidad. Y durante años han estado canalizando beneficios que no son productivos y pueden generar problemas, y no es su core business. Era difícil hablar con sus directivos y decidimos desinvertir. Con todas las métricas parecía muy barata y bastante rentable. Y además, si China quiere cambiar las reglas del juego, lo hace de la noche a la mañana.

"El precio del gas convergerá globalmente"

Las compañías de gas canadienses son una de las principales apuestas del Hamco Global Value Fund, un sector en el que ya se habían fijado antes de que irrumpiera la pandemia. "Nos gustaban antes del Covid porque los precios del gas estaban infravalorados. En Europa y Asia se encontraba sobre los 10 dólares, mientras que en Estados Unidos estaba a 2 dólares y en Canadá, a uno. Hoy, los precios en Europa y Asia están entre 30 y 35 dólares y en EEUU, a 4,5 dólares mientas que en Canadá se sitúan a 3,5 dólares. Esperamos que converjan a nivel mundial, no a 30 dólares ni a 10 dólares pero sí más altos de lo que están ahora. Ya han subido mucho desde los mínimos del Covid pero en Canadá son los más baratos a nivel mundial, y van ampliando mucho las posibilidades de exportar con el GNL y, probablemente, a largo plazo se produzca una armonización de precios del gas. La posición más grande que habíamos recomendado en el fondo, Peyto, era una oportunidad extraordinaria, llegó a cotizar a 40 dólares, que quizá no lo valía, pero durante el Covid llegó a bajar a un dólar", explica Tidd. 

De Peyto, asegura, confían mucho en su potencial de revalorización. "El mes pasado han aumentado el dividendo, van a pagar 60 centavos anuales, lo que da una rentabilidad por pago del 6,7%. Como los precios del gas han subido tanto, va a generar beneficios los próximos años, pero el mercado no lo ve. Hay empresas de peor calidad con un mejor comportamiento, por lo que para nosotros tiene mayor potencial aún", asegura Tidd, quien subraya que ahora están invirtiendo en otros sectores de energía, como los que proveen servicios de exploración de petróleo, en firmas que tienen buques de GNL. "Con la inflación, creo que puede seguir yendo bien", señala.

"A Renault siempre la va apoyar el gobierno"

En la cartera del fondo aparecen varias firmas automovilísticas, entre las que sobresalen dos: BMW y Renault. "Nos gustan por dos motivos distintos. La primera es una empresa superlíquida que genera una buenísima rentabilidad. A nuestro modo de ver, no tiene tanto potencial de revalorización como otras firmas del sector, pero genera un 15% de ROE y tiene una muy buena marca. Además, cuenta con un crecimiento en China impresionante, donde va a comprar otro 25% de la joint venture en el gigante asiático en el año 2023, una operación en la que va ganar mucho dinero. Es una empresa muy sólida que genera crecimiento y buenos retornos. Está barata, pero no está superinfravalorada. Es un core holding que falla poco", asegura John Tidd. 

Por su parte, el fabricante francés de automóviles es más un turn around, según el asesor del Hamco Global Value Fund, "sobre todo por su inversión en Nissan, que ha hecho que esté más castigada". Pero, a su juicio, el nuevo CEO del grupo, Luca de Meo, que también se hizo cargo en su momento de Seat, "está haciendo las cosas muy bien, bajando mucho el coste de los nuevos modelos e impulsando mucho la electrificación. Y de los grandes fabricantes es la compañía más barata que existe. No tiene un buen historial financiero, por eso está tan barata. De hecho, en los buenos momentos ha cotizado a tres veces el precio de hoy, pero está generando caja. Tiene Dacia, que es el productor más económico y Nissan tiene entorno al 49% de Mitsubishi... Es una de las alianzas más grandes para competir en costes, tiene poco riesgo porque siempre la va a apoyar el Gobierno de Francia, y su firma financiera es rentable. Es una buena apuesta que tiene mucho potencial de revalorización", asegura Tidd.

"No vamos a acudir a la opa sobre Garanti"

El banco turco Garanti es conocido por el inversor español por la participación que adquirió BBVA hace unos años y que ahora quieren completar lanzando una opa por el 100% de sus acciones. En Hamco también son inversores del banco turco, pero no les convence el precio de la operación, "muy oportunista pero acertada", argumenta Tidd. "Lo que pagaron por el primer 49% es tres veces lo que cotiza en la actualidad, así que lo están comprando ahora mucho más económico. El país acaba de bajar tipos otra vez, la lira turca está muy infravalorada, así que si logran comprar a 12,30 con la lira a 15, es un superprecio para ellos. Nuestra primera intención es no acudir porque es demasiado barato. Turquía ha elegido una política monetaria muy agresiva, y la lira está pagando por ello. Pero hay elecciones en 2023, las encuestas dicen que puede haber cambio y eso sería muy bueno para los activos turcos", asegura el asesor del fondo.

Otro de los sectores predilectos de Tidd son los reits sudafricanos. Ya los tenían en el punto de mira, pero cuando el año pasado el Covid derrumbó su cotización, las incluyeron en cartera, a pesar de no ser una de las zonas geográficas donde a priori un gestor se fijara. "De los que analizamos vimos que eran de los más castigados. Vimos los de otros países pero en Sudáfrica han caído mucho los precios durante el Covid. Pensamos que cuando se recuperaran iban a tener un buen catalizador porque siguen cotizando a bastante descuento respecto al valor de los activos. Y siguen operando con normalidad a pesar de ómicron (...) Siempre hay un riesgo, pero estas olas suelen tener una duración determinada: se llega muy rápido al pico y después se anuncian las medidas, que suelen venir tarde. Por ahora las acciones se están comportando bien".

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

John
A Favor
En Contra

Este fin de semana le he comprado a un agricultor 100 kilos de patatas a 0,25€ el kilo,, esto si a sido una gran inversión.

Puntuación 1
#1
Fed
A Favor
En Contra

Caro las compraste Pableras

Puntuación -1
#2
Lagarde y Guindos dimisión
A Favor
En Contra

La mayor amenaza para Europa son el par de inútiles que han puesto al frente del Banco Central Europeo.

Puntuación 0
#3