Bolsa, mercados y cotizaciones

El rebote de las bolsas deja la ecuación rentabilidad/riesgo en zona de nadie

  • El recorrido del EuroStoxx es del 7,4% frente al 5% que hay hasta soportes
Foto: Getty
Madrid

Viernes de dolores y lunes... ¿de resurrección? Las bolsas de Europa protagonizaron un inicio de semana alcista para tratar de desquitarse del fuerte batacazo bajista que vivieron en la jornada del viernes, en la que perforaron los primeros soportes a los que se enfrentaban. Algunos comentarios desde instituciones y expertos en la materia apuntaron a que la variante Ómicron del virus podría ser menos mortal que anteriores cepas, aunque más contagiosa, lo que sirvió de destensor para un mercado que aprovechó la coyuntura del viernes para realizar una fuerte recogida de beneficios a pocas semanas de que acabe un buen año para la renta variable mundial.

Las ganancias se impusieron por tanto en los principales selectivos bursátiles del Viejo Continente con el Ibex y el FTSE Mib liderando los ascensos al repuntar más de un 0,6% frente al alza cercana al 0,2% de otros índices como el Dax. Al otro lado del Atlántico, los grandes índices de Wall Street repuntaban a media sesión de ayer cerca del punto porcentual.

Un movimiento que, sin embargo, no sirvió más que para maquillar las connotaciones bajistas de la caída del viernes y que deja a las bolsas aún muy alejadas de los máximos a los que llegaron a cotizar a comienzo de mes. De hecho, la ecuación rentabilidad/riesgo es mucho más atractiva ahora que hace apenas unas jornadas.

"Nunca voy a cansarme de repetir que dentro de tendencias alcistas primarias, como la que definen las bolsas de ambos lados del Atlántico, hay que ver como una gran oportunidad de compra eventuales caídas que alejen a los índices un 10% de su anterior máximo", asegura Joan Cabrero, analista técnico y asesor de Ecotrader, quien destaca que con los descensos del viernes se ha eliminado la sobrecompra que amenazaba al mercado en las últimas semanas.

En este sentido, desde los niveles de cierre de este lunes hasta esos máximos del año, el potencial alcista del mercado -técnicamente hablando- rondaría el 7,4% si se tiene como referencia al EuroStoxx 50, que buscaría los 4.415 puntos. Por su parte, el recorrido bajista hasta volver a los 3.900 enteros (los mínimos de octubre) es del 5%.

Iguales proporciones salen en el Dax 30 alemán, que es el selectivo en el que mejor se identifican los niveles técnicos y que se mantiene como el indicador que desde Ecotrader se ha postulado como el que puede alertar sobre un momento de debilidad en el resto de indicadores continentales. Hasta los máximos del año hay una distancia del 6,5%, mientras que el riesgo de caída a los 14.800 enteros es de apenas un 3%.

"Sea como sea lo importante es ser conscientes de que cuanto más nos acerquemos a esos 14.800 del Dax o a los 4.000 del EuroStoxx 50, más atractivo será comprar bolsa europea e incrementar la exposición a renta variable", matiza Cabrero mientras advierte que mientras no se pierdan esos niveles la tendencia alcista seguirá siendo "indiscutible".

¿Una sobrerreacción?

"Los inversores están especialmente preocupados con el alto número de mutaciones de esta nueva variante, porque esto es lo que pone en riesgo la eficacia de la vacuna", explican desde Julius Baer. "No obstante, todavía no se sabe cómo de letal y contagiosa es, algo que no sabremos hasta dentro de unas semanas", añaden. Los primeros comentarios de los expertos apuntan a que los efectos de esta variante son más leves que los de las anteriores y que, incluso, las pastillas antivirales tienen buenos resultados sobre ella. "Por esto creemos que puede ser un buen momento para incrementar la exposición a compañías de calidad, particularmente en el sector salud y en tecnología, además de financieras, evitando, no obstante, hacerlo en los sectores más afectados por las restricciones de la pandemia", arguyen.

Desde Renta 4 señalan que los mercados financieros mundiales sobrerreaccionaron el viernes gracias a la habilidad de la OMS para informar sobre la nueva variante, lo que hizo que los inversores huyeran de sus posiciones de riesgo y se fueran a activos más seguros.

También las farmacéuticas que fabrican el antídoto al virus se manifestaron rápidamente, arguyendo que podrían adaptar sus vacunas a la nueva variante en un espacio corto de tiempo, si es que fuera necesario. Moderna se anotaba casi un 10% (unido a más de un 20% del viernes) a media jornada y Pfizer un 1% (tras subir un 6% el viernes).

El mercado de deuda también se tranquiliza

La huida de los inversores de renta variable de los activos de más riesgo provocó que, por contra, hubiera fuertes compras de bonos soberanos, especialmente en las grandes economías occidentales, llevando la contraria a la tendencia de ventas que se había impuesto a causa de la retirada de estímulos por parte de los bancos centrales. Ayer, sin embargo, la calma volvió a las operaciones de renta fija, donde los inversores volvieron a vender posiciones, elevando la rentabilidad exigida al Bund al 0,3%.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin