Bolsa, mercados y cotizaciones

La SEC investiga a la firma de criptopréstamos BlockFi por ofrecer rendimientos del 10% anual

  • Pueden pagar esos intereses porque cobran más de inversores institucionales
Web de BlockFi. Foto: Dreamstime

La Comisión de Bolsa y Valores de EEUU (SEC), está investigando a la firma de finanzas 'cripto' por un popular producto, que paga a los clientes unos tipos de interés del 10% anual por prestarles sus criptomonedas. Esta decisión supone un aumento significativo de los problemas legales de la empresa de finanzas, que está creciendo de forma acelerada este año.

La investigación de la SEC se centra en si las cuentas BlockFi tienen las características de valores financieros, con lo que deberían estar registradas ante el regulador, según fuentes cercanas a la institución. La firma de 'criptos' ofrece rendimientos anuales de hasta el 9,5% en su sitio web, una cifra exorbitante en comparación con el interés promedio del 0,06% que ofrecen las cuentas de ahorro bancarias. Estados como Nueva Jersey y Texas ya han tomado medidas contra BlockFi, ante la sospecha de que está comercializando productos financieros ilícitos que carecen de protecciones fundamentales para el consumidor.

BlockFi y otras empresas pueden pagar esos enormes tipos de interés porque pueden cobrar aún más a los inversores institucionales que desean acceder a las monedas. Este mercado es uno de los rincones más calientes de las criptomonedas, y las empresas dicen que han recaudado más de 40.000 millones de dólares en depósitos.

Empresas como BlockFi no son las únicas vías a través de las cuales los inversores en 'criptos' han obtenido rendimientos descomunales. También han invertido dinero en plataformas de "finanzas descentralizadas" o DeFi, y han "apostado" monedas para ganar criptomonedas a cambio de ayudar a mantener la red de una moneda.

BlockFi, una empresa privada con más de 500.000 cuentas minoristas, fue valorada recientemente en más de 4.000 millones de dólares. Respaldada por numerosos titanes de Wall Street, como Bain Capital y Tiger Global Management, la empresa ofrece un conjunto de servicios financieros a los inversores criptográficos, que incluyen cuentas comerciales y préstamos que permiten a los clientes pedir dinero prestado con sus tokens virtuales como aval. Aun así, la SEC no ha acusado a BlockFi de ningún delito todavía.

El presidente de la SEC, Gary Gensler, ha afirmado en una serie de discursos que cree que muchas empresas de finanzas de criptomonedas están vendiendo productos que deberían registrarse y supervisarse por la agencia, lo que los sometería a unas reglas mucho más estrictas.

Advertencia de la SEC

El argumento de la SEC es que cuando un consumidor invierte su dinero "en una empresa común" y espera obtener ganancias, las condiciones están fijadas en un contrato de inversión sobre el que el regulador tiene autoridad. La industria ya tomó nota de la nueva línea dura de la SEC en septiembre cuando Coinbase Global reveló que la agencia había amenazado con demandarla si seguía adelante con un plan para pagar a los usuarios un 4% por prestarles sus criptomonedas.

Desde que asumió el cargo en abril, Gensler ha instado repetidamente a las empresas que ofrecen productos de criptopréstamos a que hablen con la agencia sobre cómo deberían regularse. Al mismo tiempo, la SEC ha estado sentando las bases para una ofensiva entre bastidores.

En los últimos meses, la SEC ha enviado docenas de citaciones y solicitudes de información a empresas del sector, según personas familiarizadas con el asunto que pidieron no ser identificadas. Muchas de esas consultas se han relacionado con productos de préstamo de activos digitales. Algunas de las solicitudes se han centrado en plataformas DeFi.

Las demandas de la SEC varían, pero a menudo se centran en la cuestión de si los productos están bajo su supervisión. Por ejemplo, en una citación reciente, los abogados de la agencia pidieron a ciertas plataformas DeFi que explicaran por qué sus productos no deberían ser catalogados como valores.

Varios estados actúan

Los reguladores de valores a nivel estatal también han lanzado un amplio examen de las empresas de criptopréstamos, incluida BlockFi. La Oficina de Valores de Nueva Jersey exigió en julio que BlockFi dejara de ofrecer sus cuentas, una orden cuya fecha de vigencia se extendió hasta diciembre. Kentucky tomó una acción similar, mientras que las autoridades de Texas, Alabama y Vermont le dijeron a BlockFi que justificara por qué dichos estados no deberían prohibir su producto crediticio.

Una preocupación clave es que, a diferencia de los depósitos bancarios, las cuentas de criptomonedas no están aseguradas por el gobierno federal. Si una empresa quiebra, los clientes podrían perder sus fondos.

En medio del escrutinio regulatorio, J. Christopher Giancarlo, ex presidente de la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos, renunció a la junta de BlockFi en agosto. Giancarlo, quien sigue siendo asesor de la firma, declinó hacer comentarios.

A pesar de las crecientes dudas legales, BlockFi está creciendo a un ritmo rápido. Este año planea ingresar 475 millones en ingresos brutos, según Zac Prince, uno de los fundadores de la empresa. "Las cosas no se están desacelerando", dijo durante una entrevista reciente para la Cumbre de Innovación Financiera de Bloomberg que se emitió el 5 de noviembre.

En su sitio web, BlockFi dice que está en "diálogo activo" con los reguladores de Nueva Jersey, Texas, Alabama, Vermont y Kentucky y que sus productos son "legales y apropiados" para los inversores en 'criptos'.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Google+
Robert Varacean
A Favor
En Contra

Hay que investigar este tipo de cosas por dios.

Puntuación 0
#1