Bolsa, mercados y cotizaciones

Las 3 claves de la inflación para 2022, según Goldman: lo peor está por llegar

  • Una de las preguntas es si el crecimiento de los salarios se enfriará

Con la inflación tocando máximos en más de 30 años, los economistas de Goldman Sachs esperan que los desequilibrios subyacentes entre la oferta y la demanda, se resolverán por sí solos, dejando los precios cerca del objetivo de la Reserva Federal. Sin embargo, ahora queda claro que este proceso tardará más de lo previsto inicialmente y "el exceso de inflación probablemente empeorará antes de mejorar", según inciden Spencer Hill y David Mericle.

Para ambos economistas de Goldman, la primera y más importante cuestión para las perspectivas de los precios en 2022 es si los desequilibrios entre la oferta y la demanda en el sector de los bienes se moderarán lo suficiente como para que los precios empiecen a normalizarse.

"Esperamos que las interrupciones de la cadena de suministro se superen gradualmente y que la demanda de bienes se modere a medida que el gasto en servicios se recupere y el impulso fiscal máximo desaparezca", explican en un informe distribuido esta semana.

A medida que se reconstruyan los inventarios, el sector de los bienes debería pasar de un entorno inusual de escasez a un entorno de abundancia en el que la competencia hará bajar los precios elevados. Este proceso se iniciará en el segundo semestre del próximo año y se extenderá hasta 2023, avisan.

La segunda cuestión es si el crecimiento de los salarios se enfriará ahora que han expirado las prestaciones por desempleo implantadas para hacer frente a la pandemia. En los últimos seis meses, la escasez de mano de obra ha impulsado el crecimiento salarial a un ritmo anualizado del 5-6% que, de mantenerse, sería probablemente incompatible con una inflación del 2%.

Es por ello que Hill y Mericle esperan que el crecimiento salarial se ralentice hasta algo más del 4% a medida que la oferta de mano de obra regrese, con algo más de fuerza que en el último ciclo pero consistente con el objetivo de inflación de la Fed.

La tercera cuestión clave es cuánto llegarán a calentarse los precios de la vivienda. Los alquileres ya se han disparado y Goldman espera que la recuperación del mercado laboral y los efectos indirectos del auge de los precios de la vivienda hagan que la medida oficial de la vivienda supere el 4,5% a finales de 2022.

Presión inflacionista

El incremento acelerado de los salarios y los alquileres debería proporcionar una presión inflacionista más persistente en los próximos años, manteniendo la inflación subyacente moderadamente por encima del 2% este ciclo, por encima del ritmo observado en el último ciclo, y en línea con el objetivo de la Reserva Federal bajo su nuevo marco.

De esta forma, los prolongados desequilibrios entre la oferta y la demanda, el fuerte crecimiento de los salarios y la aceleración de los alquileres dejarán la lectura subyacente del PCE (Índice de Precios de Consumo Personal) y, especialmente, el IPC subyacente, bastante altos durante gran parte del próximo año.

No obstante, los economista de Goldman consideran que a medida que las categorías con restricciones de oferta pasen de ser un impulso inflacionista transitorio a un lastre deflacionista transitorio, la inflación del PCE subyacente, la medida favorita de la Fed para medir los precios, caiga del 4,4% a finales de 2021 al 2,3% a finales de 2022 y al 2,1% a finales de 2023.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

KK cnbmv, albella cabeson cornuo y palmeras corrutas de sanchinflas
A Favor
En Contra

Como dijo el capitán del Titanic, qué puede salir mal?? Y encima con Golman Sac.a$ de por medio!! jaja Como nos coloque bonos basura de Evergrand o su p.m. estamos arreglaos!!

Puntuación 1
#1