Bolsa, mercados y cotizaciones

¿Cómo empezar a invertir desde joven? Motivos para dar el paso

  • La edad más temprana es un buen momento para adquirir conocimientos financieros
Foto: Dreamstime.

La víspera del Día de Todos los Santos no solo se celebró Halloween. También fue el Día Mundial del Ahorro, una jornada que pretende concienciar sobre la importancia de este hábito y de sus beneficios en la gestión de nuestras finanzas personales. Interiorizar este concepto desde edades tempranas redunda en una mayor capacidad para destinar ese ahorro a inversiones saludables que costeen los gastos habituales y también los proyectos que exigen esfuerzos y presupuestos mayores.

El porcentaje de hogares españoles ahorradores se duplica cuando estos cuentan con una educación económica básica, según constata el informe "Determinantes del ahorro de los hogares: la educación financiera, protagonista", elaborado por el Observatorio del Ahorro Familiar. En concreto, el porcentaje de hogares que dedica ingresos al ahorro pasa del 40% al 80% cuando media esta formación.

Las estrategias para fomentar el ahorro entre los más pequeños son amplias. Desde Abanca citan algunas, como utilizar una hucha, que la paga mensual la administren los menores, hacer balance de los gastos mensuales o crear una cuenta de ahorro infantil. Sin embargo, también se pueden inculcar hábitos de inversión que den una continuidad y provecho a ese ahorro durante la juventud.

Fuentes fiables... y algunas reglas

El mundo de la inversión se asocia habitualmente a "personas adultas y con alto poder adquisitivo", explica Bankinter en su blog digital. El banco señala que el mundo financiero se ha democratizado y ofrece alternativas que no exigen disponer de mucho dinero, como las plataformas de micromecenazgo o los gestores automatizados para invertir, llamados roboadvisors. Antes de plantearse cuáles son las opciones de inversión adecuadas, los más jóvenes de la casa deberán conocer las claves para dar pasos seguros y acertados en el mundo de las finanzas.

Entre los aspectos que los inversores noveles deben cultivar, inBestMe destaca que la "sencillez y el tiempo" son los mejores aliados de los más jóvenes. Un horizonte temporal amplio predispone a que las inversiones resulten exitosas, señala esta entidad financiera. Además, el mercado puede abrumar a una persona sin experiencia ni conocimientos financieros profundos. Por ello, "la mejor estrategia de inversión es crear una cartera de activos diversificada y de bajo coste".

Los asesores de MiCappital destacan en la misma línea que las primeras etapas de la vida son un buen momento para inculcar la cultura financiera, tanto en la teoría como en la práctica. Los gastos en la adolescencia y primeros años como mayores de edad están cubiertos por los padres. Esto abre la puerta a crear una bolsa de ahorro que, en parte, se podrá dedicar a invertir para cubrir algunas metas vitales. "Si has tenido suerte de que empezaran por ti en la niñez, puedes destinar ese dinero a un máster que te acerque a un puesto bien remunerado, a montar un negocio o a pagar la entrada de tu futura casa", valoran desde MiCappital.

Un ingrediente que no puede faltar en la educación financiera en edades tempranas son las fuentes oficiales y atractivas para aprender. Destaca la web finanzasparatodos.es, promovida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España. Este portal ofrece contenidos didácticos y divulgativos para la planificación de las finanzas personales de los ciudadanos, incluido un apartado titulado: "¿Cómo invertir tu dinero?". Ahí se abordan las diferencias entre ahorro e inversión, la importancia de elegir bien entre la oferta de productos financieros o conceptos como el binomio riesgo-rentabilidad.

Asimismo, algunas reglas como estas dos que destaca Allianz pueden ser de ayuda para los más jóvenes. La regla del 120 defiende adaptar las inversiones a cada momento vital. "Un ahorrador joven puede asumir un mayor nivel de riesgo e ir reduciéndolo de manera importante a medida que pasan los años", señala la firma alemana, que anota también la teoría de John Bogle: invertir en renta fija el mismo porcentaje que tu edad (una persona de 25 años, por tanto, debería invertir un 25% del excedente de ahorro en bonos).

Aprendizaje e inversión en una cuenta

Existen cuentas para afianzar entre los menores el hábito de la inversión. La Cuenta de Ahorro Young Openbank es una de las opciones para dar los primeros pasos: ofrece desde el primer euro depositado una rentabilidad fija del 0,15% TAE, asegurando un pequeño interés desde el comienzo.

La Cuenta Junior de MyInvestor da una pequeña remuneración por los ahorros: el primer año el interés que genera es del 1% (hasta 15.000 euros). Permite a los pequeños invertir en toda la cartera de la entidad, igual que los adultos. También permite hacer aportaciones de dinero a fondos de forma automática, pero siempre bajo la supervisión de los mayores y con asesoramiento.

Existen otros roboadvisors (gestores automatizados), como los que puedes consultar en Finect, que inician a los jóvenes en la inversión. Es el caso de Indexa Capital y su cartera de fondos para menores. Requiere un mínimo de 3.000 euros y el único titular es el menor, aunque uno de los padres ejerce de representante legal. Este producto está pensado para iniciar en la inversión a los adolescentes con vistas a crear ahorros para los estudios después del colegio.

Conoce tu perfil inversor

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

iRingo
A Favor
En Contra

Que diferente sería el mundo si ya en primaria cambiaran religión por educación financiera básica.

Ruina de socialismo

Puntuación -1
#1
Woniu
A Favor
En Contra

La educacion esta confiscada por los gobiernos, asi que se enseña lo que a ellos les interesa. El pueblucho solo somos un activo a explotar.

Puntuación 0
#2