Bolsa, mercados y cotizaciones

Konstantin Veit (PIMCO): "Las primas periféricas no deberían subir con la retirada de estímulos"

  • "No creo que sea tan importante lo que haga la Fed para el BCE"
  • "A partir de abril, veremos compras de entre 40.000 y 60.000 millones"
Madrid

En Pimco, uno de los mayores inversores del planeta en renta fija, Konstantin Veit es ahora quien firma los comentarios sobre las decisiones de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). Gestor de carteras en el gigante de la inversión, sigue de cerca las decisiones del organismo y ahora da su opinión sobre los pasos que va a seguir el banco central en un momento clave como es el actual.

Después de la última reunión de la Reserva Federal, ¿cree que el BCE va a cambiar el ritmo de su 'tapering' en los próximos meses?

No creo que sea tan importante lo que haga la Fed. Es importante reconocer que Europa está en un momento diferente del ciclo económico. Si miras las previsiones de crecimiento en ambas jurisdicciones, verás que EEUU no solo va a alcanzar o ha alcanzado ya los niveles prepandemia de PIB mucho antes que Europa, sino que también va a ser capaz de conectar con el camino de crecimiento que había antes de la pandemia.

Si Europa tenía un problema desinflacionista antes de la pandemia, es muy difícil defender que en la salida de la pandemia, de repente, Europa va a tener problemas de inflación. Esa es la razón que nos hace pensar que no es muy útil comparar ambos bancos centrales, ya que en Europa la situación es claramente distinta, algo que se verá reflejado en la política monetaria.

Se habla de la posibilidad de que el BCE mueva parte de las compras del PEPP al APP en marzo. ¿Cree que ocurrirá?

Lo que importa desde el punto de vista de la política monetaria es la cantidad total de compras al mes, y no tanto los acrónimos que se utilizan para estas compras. Creemos que es poco probable que la cantidad de bonos que se compran en total caiga, digamos, de 80.000 millones, a 20.000 millones de euros en un mes.

La forma en que las elecciones alemanas podrían afectar a la política del BCE tiene más que ver con el marco fiscal y la integración europea

Esperamos que, a partir de abril en adelante, veamos compras de entre 40.000 y 60.000 millones al mes en total. Podría ser que lo haga todo bajo el APP, también que extiendan el PEPP algo de tiempo, o que usen un programa nuevo, totalmente diferente. Pero no se quedará en 20.000 millones al mes a partir de marzo.

¿Cree que la formación de Gobierno en Alemania puede terminar cambiando la postura del BCE en los próximos años?

La forma en que las elecciones podrían afectar a la política del BCE tiene más que ver con el marco fiscal y la integración europea. Creo que eso es más relevante que el gobernador que pongan, si es más halcón o más paloma. Si tenemos una configuración de gobierno más inclinada a la izquierda y más inclinada a la integración, eso podría desembocar en que se quite parte del peso de los hombros del BCE. Pero cambiar al presidente del Bundesbank no debería tener un gran impacto en la política del BCE.

¿Cuándo cree que veremos el próximo aumento de tipos en EEUU? ¿Y en Europa?

Para la Fed no tenemos un desacuerdo grande frente a lo que sugiere el mercado, que es una primera subida en el primer trimestre de 2023. Nos parece razonable. Se necesita tiempo para ejecutar el tapering y acabar con las compras de deuda, y luego pasarán unos meses hasta que se suban los tipos de interés. Para el BCE el mercado espera la primera subida de 10 puntos básicos un año después de la Fed, el primer trimestre de 2024.

Podría haber subidas salariales aquí y allá tras la salida de la pandemia, pero no de forma general

No es imposible, pero creemos que el equilibrio de riesgos apunta más a una subida más tardía. Europa se parece más a Japón que a EEUU, y creemos que será más tarde de lo que esperan los mercados.

¿Qué puede hacer que el BCE acelere su retirada de estímulos? ¿Hay un nivel del euro/dólar que cree que forzaría al BCE a hacerlo? ¿Y los precios de la energía?

Ahora mismo todavía esperamos que lo que estamos viendo en el mercado de la energía es temporal. El BCE está mirando en sus previsiones hasta 2023, y no creemos, por la parte de la energía, que vaya a cambiar mucho. Puede cambiar, pero actualmente no creemos que vaya a hacerlo. De forma similar, es poco probable que el tipo de cambio se debilite tanto que el BCE se vea obligado a acelerar su retirada de estímulos. Es poco probable.

Creemos que las dinámicas del mercado laboral son más importantes. Hay que tener en cuenta posibles efectos secundarios en el mercado, algo que vigila muy de cerca el BCE. Han reconocido que van mirar de cerca las expectativas de inflación, y las negociaciones salariales.

¿Espera que estas negociaciones salariales terminen aumentando los salarios significativamente en Europa?

Hasta ahora no lo hemos visto. Si miras los salarios negociados en Europa, hasta ahora han sido muy débiles. Nuestro escenario base es que se van a seguir manteniendo bajo presión. Podría haber subidas aquí y allá tras la salida de la pandemia, pero no de forma general. Si miras el agregado, todavía hay mucha holgura en el mercado laboral frente a la situación previa a la pandemia. Creemos que es poco probable que haya un aumento fuerte.

El BCE paga ahora un 1% a la banca con los TLTRO. ¿Cree que tendremos una nueva ronda el año que viene? ¿Propiciará esto que los bancos mejoren aún más su reciente comportamiento en bolsa?

Creemos que anunciará en diciembre nuevas rondas de TLTRO para el año que viene, e incluso más allá. Es posible que se convierta en una herramienta permanente de política monetaria. Lo que cambiarán son las condiciones. Es poco probable que sigan siendo tan favorables como en el pasado.

Ese -1% es poco probable que se renueve, ya que han sido condiciones para la pandemia. Podemos ver un -0,5%, pero que estén por debajo de la tasa de facilidad de depósito no lo vemos. Ten en cuenta que se trata de una transferencia fiscal oculta, de alguna manera. Básicamente, son subsidios de los bolsillos de los contribuyentes hacia los bancos. No se habla mucho de esto, pero es lo que es.

¿Dónde cree que acabará el año la rentabilidad del bono americano? ¿Y la del alemán?

Las diferencias en los ciclos y en las políticas monetarias creemos que las rentabilidades europeas deberían estar más ancladas que en EEUU. Podríamos ver más presión alcista en las rentabilidades en EEUU, que en Europa. En EEUU consideramos que una rentabilidad de entre el 1,5% y el 2% es razonable para final de año. En Alemania, es similar.

En algún punto es probable que el BCE decida reducir el tamaño del balance

El tipo de facilidad de depósito es una especie de suelo para las rentabilidades a 10 años. Cuando se van más para abajo, puedes argumentar que los bonos son muy caros. Todo lo que sea, entre el -0,5% de la facilidad de depósito y el 0%, nos parece razonable.

¿Cómo cree que se van a mover las primas de riesgo de los países periféricos? ¿Se ampliarán a medida que se vaya el BCE o va a pesar más la titulización en Europa?

Hay que tener en cuenta que los diferenciales entre Italia y los Bunds han sido casi inexistentes hasta la crisis financiera global. Había un diferencial muy bajo y el BCE no compraba ni un bono. Es difícil de anticipar si serán muy distintos cuando el BCE no compre ni un solo bono, pero no tendría por qué aumentar el diferencial necesariamente. En general, creemos que los diferenciales están ahora bien anclados, gracias a la respuesta europea a la crisis.

¿Va a poder vivir el BCE con un balance de más de 8 billones de euros o llegará el día de empezar a reducirlo vendiendo bonos?

Es un debate casi filosófico, si el tamaño del balance de un banco central es importante o no. O si hay un límite natural que deben tener. En algún punto es probable que el BCE decida reducir el tamaño del balance, pero es una cuestión secular, más que cíclica.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Intruso
A Favor
En Contra

¡Co.ño! que va a decir este que vive de los bonos, pues que no suban nunca los tipos de interés...si es que, te digo yo, en fin, es como preguntarle al peluquero si te hace falta un corte de pelo aunque lo lleves al cero, te va a decir que estás tardando en cortártelo y pasar por caja.

Puntuación 3
#1