Bolsa, mercados y cotizaciones

Paciencia en las bolsas: el objetivo es entrar en el EuroStoxx con un 12% de potencial

Bolsa de Madrid.
Madrid

"El EuroStoxx 50 puso a prueba este miércoles, de nuevo, el soporte de los 3.980 puntos y esto es algo que debe ser vigilado ya que si la caída profundiza por debajo echaría al traste con esa hipótesis de réplica de la caída de verano y estaríamos ante otra evidencia técnica que advertiría de la posibilidad de que la principal referencia europea pudiera dirigirse a buscar la zona de los 3.800 puntos, que es la que venimos señalando de forma insistente que su alcance sería una oportunidad inmejorable para comprar nuevamente renta variable europea en busca de una recta final de año alcista en la que al menos se recuperaran los máximos vistos en los 4.252 puntos, lo cual daría un margen de subida del 12% desde esos 3.800 puntos", explica Joan Cabrero, asesor de Ecotrader.

"En el caso del Ibex 35, sigue mostrando fortaleza manteniéndose relativamente lejos del soporte clave que encuentra en los 8.550 puntos", continúa el experto. "Mientras no lo pierda la situación técnica del Ibex 35 será más lateral que bajista y sigo pensando que es cuestión de tiempo que supere los 9.000/9.055 puntos y se dirija a objetivos que manejo en los 10.100 puntos", añade, y concluye: "La cuestión será ver si antes necesita ir a buscar apoyo a los 7.700/8.000, algo que solamente favorecería si pierde ese soporte de los 8.550 puntos".

La extraña pareja

Tras las caídas de los últimos días por el miedo a la inflación, los futuros que cotizan sobre los principales índices de Europa y Wall Street suben este jueves por el impacto de las decisiones de una extraña pareja: el senador republicano de Estados Unidos McConnell, que ha favorecido una prórroga para el techo de la deuda a corto plazo, y del presidente de Rusia Putin, que se ha comprometido a garantizar un suministro récord de gas en plena escalada de precios.

Corrigen el gas y el petróleo

Los mercados se relajan, al menos por el momento, respecto al riesgo de una crisis energética mundial y el gas de referencia en Europa retrocede cerca de un 13% en un día desde máximos históricos, tras el anuncio de Putin, y el petróleo Brent corrige alrededor de un 2% en dos sesiones hasta acercarse de vuelta a los 80 dólares por barril, tras mejorar los precios Arabia Saudí a sus principales compradores después de que la OPEP y sus socios elevaran la producción de crudo solo en los términos previstos, sin antender a las subidas de las últimas semanas, y del aumento mayor de lo esperado en los inventarios de crudo de Estados Unidos.

La deuda pública sufre una nueva oleada de ventas

Las ventas de bonos, especialmente los principales títulos soberanos de las economías europeas, y también de Estados Unidos, han acelerando en los últimos días por el miedo a la inflación y la subida del coste del coste de la energía, haciendo que ya se pierda un 4,15% en lo que va de año con el bono español por precio, casi un 5,6% con el estadounidense, y el 3,8% con el bono alemán.

Las ventas que se produjeron ayer terminaron con un incremento de las rentabilidades de 2 puntos básicos en el caso del título alemán y el estadounidense, y de cerca de 3 puntos básicos para el español y el italiano. Ahora la deuda de nuestro país se mueve en el entorno del 0,48% de rentabilidad, mientras que la del alemán es del -0,179% y la del americano del 1,53%.

Todas estas rentabilidades (el caso del bono alemán es el más evidente) son todavía muy inferiores a las tasas de inflación que el mercado espera para los próximos años, con los inversores descontando niveles del 2,5% a largo plazo en Estados Unidos (para dentro de 5 años), y del 1,8% en Europa. El aumento de las expectativas está alcanzando cotas especialmente destacables en Reino Unido esta semana, donde han llegado al 3,9%, un máximo que no se veía desde hace 12 años.

El euro, en mínimos de julio de 2020

El euro ha registrado en las últimas horas un nuevo mínimo que no visitaba el euro desde julio de 2020, e implica una caída en lo que va de año de más del 5,5% para la moneda común frente al dólar. La subida del billete verde puede ser un reflejo de que el mercado, igual que los analistas, espera una política monetaria más agresiva por parte de la Fed, frente a la del Banco Central Europeo (BCE).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin