Bolsa, mercados y cotizaciones

China asegura que no bloqueará las OPV que se hagan fuera del país

  • Las bolsas del país rebotan con fuerza tras el compromiso del regulador
Madrid

El gobierno chino está aumentando los esfuerzos para calmar a los inversores y tratar de poner fin a las caídas que han sufrido los mercados en los últimos días.

Las autoridades han vuelvo a hacer hincapié en que no pretenden tomar medidas contra otros sectores empresariales, después de que la última regulación, aprobada la semana pasada, para limitar los beneficios empresariales del sector de la educación privada, haya generado una ola de desconfianza en los mercados del país.

El regulador insiste en que las últimas medidas sólo buscan proteger los intereses de los ciudadanos del país, con la intención de reforzar la seguridad de los datos digitales que hay en la red y defender el "bienestar social".

Para tratar de convencer a los inversores, Pekín también ha asegurado que no tomará medidas contra las salidas a bolsa fuera de su mercado doméstico, otra de las cuestiones que han surgido en los últimos meses y que aumentó el temor de los inversores después de la sanción a Didi por parte del regulador pocos días después de empezar a cotizar en el parqué de Nueva York.

El compromiso del gobierno chino de no tomar medidas contra las empresas sólo por decidir salir a cotizar en otros mercados es la última noticia que ha surgido sobre las medidas que están adoptando las autoridades del gigante asiático.

Se habrían reunido por segunda vez el miércoles con representantes de la banca internacional, con la intención de calmar los ánimos. Según Bloomberg, el miércoles por la noche el responsable de la Comisión de Regulación del Mercado en China tuvo el último encuentro telemático, con representantes de Goldman Sachs y de UBS, entre otros.

Además, desde la agencia destacan cómo algunos analistas están avisando de que parte de las subidas que está experimentando la bolsa del país en los últimos días tienen que ver con la entrada de fondos gubernamentales al mercado, una medida que estaría destinada a crear un colchón y aumentar la confianza de los inversores.

El rebote de las bolsas chinas fue especialmente destacable el jueves, con el índice Hang Seng de Hong Kong rebotando un 3,3% durante la sesión, y el CSI 300 casi un 1,9%. Las firmas del sector de la educación privada, que tanto han sufrido en los últimos días, vivieron una sesión especialmente alcista, con avances que llegaron a rozar el 10% en algún caso.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin