Bolsa, mercados y cotizaciones

Powell reconoce que el mercado laboral aún está lejos de los avances necesarios para iniciar el tapering

Nueva York

El testimonio semestral de política monetaria del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, sugiere una vez más que los funcionarios del banco central de Estados Unidos consideran que el actual aumento de la inflación será en gran medida transitorio.

En las declaraciones preparadas para su comparecencia ante el comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, Powell reconoce que la inflación "ha aumentado notablemente y probablemente seguirá siendo elevada en los próximos meses".

No obstante parece que Powell sigue convencido de que el reciente aumento de los precios se debe principalmente a "cuellos de botella en la producción u otras limitaciones de la oferta", y es probable que la presión alcista sobre los precios empiece a desvanecerse, o incluso a invertirse, en breve.

Dicho esto, a la luz de los riesgos sobre la previsión de la Fed, que espera que la inflación subyacente del PCE caerá al 2,1% el próximo año, el presidente de la Fed reitera que el Comité Federal de Mercados Abiertos (FOMC) "esta preparado para ajustar la orientación de la política monetaria según sea apropiado si [ve] señales de que la trayectoria de la inflación o las expectativas de inflación a más largo plazo se están moviendo material y persistentemente más allá de los niveles consistentes con el objetivo".

"Todavía falta mucho para alcanzar el nivel de progreso sustancial"

Al mismo tiempo, el principal funcionario de la Fed tampoco se muestra preocupado por la reciente debilidad de algunos datos económicos y afirmó que "el gasto de los hogares está aumentando a un ritmo especialmente rápido", a pesar de la reciente fatiga de las ventas minoristas.

Desde su punto de vista, "los balances de los hogares y las empresas son bastante sólidos, las instituciones financieras básicas son resistentes y se espera que los fuertes aumentos de empleo continúen en los próximos meses a medida que la crisis sanitaria siga remitiendo".

En sus declaraciones, el presidente de la Fed insiste en que la política monetaria ofrecerá un fuerte apoyo hasta que la recuperación sea completa. En este sentido ha recalcado que el mercado laboral aún está lejos del progreso necesario para comenzar la reducción de la compra de bonos.

"En nuestra reunión de junio, el Comité debatió los avances de la economía hacia nuestros objetivos desde que adoptamos nuestras directrices de compra de activos el pasado diciembre. Aunque todavía falta mucho para alcanzar el nivel de "progreso sustancial", los participantes esperan que el progreso continúe. Continuaremos estos debates en las próximas reuniones. Como hemos dicho, avisaremos con antelación antes de anunciar cualquier decisión de modificar nuestras compras", dijo Powell.

Este comentario apoya la opinión de que las compras de activos probablemente no comenzarán a reducirse hasta el próximo año y podría potenciar de nuevo la convicción de que los tipos de interés no subirán hasta la primera mitad de 2023.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin