Bolsa, mercados y cotizaciones

El Ibex tiene un 7% menos de empleados de los que había hace una década

  • Han perdido casi 120.000 trabajadores en estos 10 años
Madrid

Cuando hablamos del Ibex como un índice alejado de la vida real de las personas y solo adscrito al mundillo de la inversión, que no deja de ser pequeño para una sociedad de casi 50 millones de habitantes, estamos cometiendo el error de menospreciar una estructura corporativa que da trabajo a un número importante de personas, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, con lo que eso supone para el motor de la economía real y del consumo.

Estas empresas, las más grandes del país, también son a las que más gente emplean y no son ajenas a las fluctuaciones de la economía, tampoco a los movimientos corporativos, como hemos visto en los últimos meses en entidades bancarias como BBVA o CaixaBank, pero que en la última década ha habido decenas de ejemplos que han traído o se han llevado miles de puestos de trabajo. También la digitalización y la innovación ha sido en muchos casos el origen de reducciones en las plantillas a medida que la robotización y la tecnología ocupaban los lugares de las manos y los cerebros.

Pero, ¿qué ha pasado realmente en estos últimos 10 años? En 2010, cuando apenas se estaba saliendo de la crisis financiera provocada tras la quiebra de Lehman Brothers, el Ibex contaba con 1.663.079 trabajadores (en todas las geografías), según los datos que recoge Bloomberg en materia ESG. Desde entonces, ha habido altibajos, pero a cierre de 2020 se había perdido el 7,13% de todo ese empleo, situándose en 1.544.380 empleos. Por supuesto, no es una medida estanca y también ha estado condicionada por las continuas modificaciones en la composición de este índice. De hecho, durante esta década ha habido firmas como Abertis, Abengoa, Banco Popular (adquirido por Santander), DIA, Ence, FCC, MásMóvil, OHL o Sacyr, entre otras.

"El periodo 2010-2020 ha estado afectado por dos momentos recesivos con destrucción de empleo en España: uno entre 2010 y 2013 y otro en 2020, lo que puede explicar parte de la pérdida de empleo de las compañías en su conjunto", explica Nicolás López, director de análisis de Renta Variable de Singular Bank.

Dentro de las grandes del Ibex por accionistas, destacan, de forma negativa en este caso, tres: Endesa, Telefónica y Repsol. "Las mayores pérdidas de empleo están provocadas en parte por desinversiones o desconsolidaciones de las filiales", apunta López. "Una parte importante de las mayores compañías del Ibex pertenecen a sectores maduros por lo que, en ausencia de procesos de expansión internacional, es normal que tiendan a reducir empleo por los cambios tecnológicos y mejoras de la productividad en general", añade el experto.

La utility cuenta ahora con 9.500 empleados frente a los más de 24.700 que tenía una década atrás. Privatizada durante los 90 y comprada por Enel en 2009 tras una batalla de opas entre la italiana, Acciona, E.ON y Naturgy, comienza una reestructuración para centrarse en Portugal y España y dejar el resto de Europa y América Latina a su matriz, donde Endesa era líder entonces.

La siguiente con un porcentaje mayor de caída del empleo ha sido Telefónica al perder más de 170.000 empleados en 10 años, lo que supone un 60% de la plantilla que tenía en 2010. Como telón de fondo, la fuerte competencia de un sector con más participantes de los que había antes y, sobre todo, las desinversiones que ha venido haciendo la compañía para ir paliando su alta deuda como las hechas en Eslovaquia, Irlanda, República Checa, Centroamérica... y, sobre todo, la venta en 2012 a Bain Capital de Atento, su filial de call centers, con 154.000 trabajadores en ese momento.

La última de este podio es Repsol, con 24.000 empleados a cierre de 2020, un 34% menos que en 2010. Durante estos dos lustros, la nacionalización por parte del Gobierno argentino de YPF en 2012 fue clave porque empleaba a 13.000 personas, aproximadamente. Por contra, en 2015 Repsol compra la canadiense Talisman, que tenía cerca de 3.000 trabajadores.

Fuera del foco de las grandes capitalizadas, el mayor descenso de fuerza laboral ha estado en Solaria, con una reducción del 87%, "causado por el cambio de modelo de negocio de fabricante de paneles fotovoltaicos a promotor de parques solares", explica el experto de Singular Bank. También ha habido descensos considerables en Pharma Mar, Naturgy, Almirall y ArcelorMittal, que ha sido donde ha habido una mayor reducción de forma absoluta, con 82.563 empleados menos, con varios ERE mediante. "No obstante, si eliminamos los casos de operaciones corporativas y otras circunstancias especiales las grandes compañías habrían aumentado su empleo en un 10% aproximadamente", arguye López.

La banca no pierde empleo

Desde hace años, el sector bancario ha estado llevando a cabo un proceso de cierre de oficinas, digitalización de los trámites y, en consecuencia, reducciones de las plantillas, con el objetivo de hacer sus negocios más rentables en un entorno en el que los tipos de interés a cero por parte del Banco Central Europeo ha limado los rendimientos de sus créditos. Sin embargo, con las cifras en la mano, ninguno de los cinco bancos que hoy cotizan en el Ibex 35 han perdido empleados. De hecho, Sabadell ha sumado un 117% tras las absorciones de varios bancos pequeños y cajas, como la CAM, Banco Gallego, BMN y, sobre todo, la británica TSB.

En el caso de Bankinter, que ha ganado un 90% de fuerza laboral en este periodo ha adquirido EVO Banco y la filial portuguesa de Barclays, entre otras firmas menores. CaixaBank absorbió Caja Navarra, Cajasol, CajaCanarias y Caja de Burgos, más el Banco de Valencia, el negocio minorista de Barclays en España y, por último, BPI. Con todo, ha sumado un 23% de trabajadores estos 10 años, cómputo en el que todavía no se incluye la fusión con Bankia.

BBVA, que ha elevado en un 15% su masa laboral en la década, ha protagonizado operaciones con Catalunya Banc (CatalunyaCaixa), Unnim Banc y Unoe y, sobre todo, la turca Garanti, que ahora cuenta con más de 20.000 empleados. Por último, Santander también ha hecho crecer el número de empleados en casi un 7%, hasta los 191.000 trabajadores actuales, según se registra en Bloomberg. En estos 10 años el banco presidido por Botín se hace con el polaco Zachodni WBK, y el Banco Popular, que a su vez había adquirido el Banco Pastor, WiZinc y la mitad de Targobank.

Dentro del resto de compañías, también destacan por haber aumentado el número de empleados durante estos diez años firmas como Iberdrola (18,5%), ACS (37,5%), Amadeus (63,4%), Cellnex (61%), CIE Automotive (93%), Indra (81%), Colonial (60%), Meliá (34%) y Merlin Properties (86%). No obstante, las que más han crecido en este ámbito de todo el Ibex son Grifols y Fluidra, con un 296% y un 213%, respectivamente, además de Siemens Gamesa, con un 260%, aunque hayan sido a consecuencia de operaciones corporativas de fusión con otras entidades.

La biofarmacéutica, en esta década, adquirió Telacris, la división de diagnóstico de Novartis, se expandió por Asia y la división de diagnóstico de Hologic, entre otras más pequeñas. Fluidra, más allá de pequeñas adquisiciones, se fusiona con Zodiak, que ya era una gran compañía en EEUU mientras que Gamesa lleva a cabo la operación con Siemens que aglutina este negocio bajo la cabecera española.

Aumento de las ventas por empleado

Uno de los aspectos a los que aluden las empresas cuando van a reducir su plantilla es a la rentabilidad, la productividad y la digitalización, aspectos que se resumen en un mayor beneficio para la compañía y sus accionistas. De hecho, la prueba es que mientras que en el cómputo general del Ibex 35 se han perdido cerca de 120.000 empleos durante la década, un 7% de los que había en 2010, las ventas por empleado han ido incrementándose paulatinamente. En 2010, las ventas por trabajador del Ibex fueron de 461.000 euros y desde ahí, aumentaron un 28% hasta 2019 y un 13% hasta 2020, cuando se situaron sobre los 521.000 euros, según los datos que recopila Bloomberg.

Al final, más allá de lo que representan estas compañías para el tejido social de los países en los que están presentes, la importancia de la gestión de las plantillas también es un aspecto que los inversores tienen cada vez más en cuenta ya que suponen un punto clave en el vector S de la ESG.

En este sentido, Bloomberg establece una puntuación dentro de este ámbito para cada compañía. De aquellas del Ibex que cuentan con datos de 2020, que son 24 de las 35, la que consigue una mayor puntuación es Naturgy, con 85 puntos. Le siguen Endesa, Siemens Gamesa, Acciona y Meliá. Se tienen en cuenta aspectos como la brecha salarial por género, el porcentaje de la plantilla sindicado, la rotación de empleo, la proporción de mujeres y la seguridad laboral, entre otros aspectos. Por contra, los que menos puntuación reciben son CaixaBank, Merlin, Solaria, Sabadell, Almirall e Inditex, todas ellas por debajo de los 50 puntos sobre 100.

"El pilar social del ESG se está convirtiendo en un motor cada vez más importante dentro de la toma de decisiones de inversión de los fondos de pensiones, especialmente tras la crisis del Covid", apuntan desde DWS. "El 66% de los fondos encuestados tiene la intención de incrementar las asignaciones a los fondos pasivos del pilar S durante los próximos 3 años mientras que el 67% elegirá a su gestor pasivo en base a su historial de cumplimiento de la agenda social de sus clientes", añaden.

Rodolfo Álvarez, profesor de OBS Business School, considera que "se está evolucionando de forma muy positiva en la gestión por parte de las empresas del capital humano, orientándose hacia este tipo de criterios que mejoran los niveles de reputación e impacto social". "Cada compañía parte de un nivel distinto y tiene una evolución diferente, pero todas buscan cumplir con unos criterios y unas normas que se están estableciendo", concluye.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Sanchinfl4s y rat4 chepos4 giratory doors
A Favor
En Contra

A base de EREs y EREs que pagamos todos con impuestos abusivos y peor atención y servicio de esas empresas que se endilgan miles de millones de beneficios!! jaja

Puntuación 1
#1
Usuario validado en Facebook
Miguel Bulgákov
A Favor
En Contra

Todos ricamente prejubilados.

Puntuación 0
#2
Usuario validado en Facebook
Miguel Bulgákov
A Favor
En Contra

Pues la digitalización y las crisis no parece que adelgacen al cada vez más seboso estado.

Puntuación 2
#3
ikea
A Favor
En Contra

lo mismo que periodistas un año laburan en un medio o porta noticiasldigital y al siguiente estan en otro porque el anterior diariodigital dejo de existir

Puntuación 1
#4