Bolsa, mercados y cotizaciones

Las bolsas de Europa necesitan 'tomar carrerilla' para aspirar a cotas más elevadas

El Ibex 35 perdió soportes de corto plazo el viernes
Madrid

Tras el acuerdo histórico en el G-7 de este fin de semana para aplicar un impuesto de sociedades mínimo del 15% para las grandes empresas, las bolsas de Europa y EEUU prometen un inicio de semana de corte consolidativo. Las principales bolsas continentales y norteamericanas se hacen eco también de las declaraciones de la Secretaria de Economía de EEUU y exgobernadora de la Reserva Federal, Janet Yellen, quien afirmaba este domingo que cree que sería positivo para la economía estadounidense un incremento de los tipos de interés en el país.

En este contexto, el EuroStoxx 50 tratará de mantener en pie el soporte que a finales de la semana pasada logró mantener a duras penas, el que encuentra en los 4.040 puntos.

"Que siga manteniéndose sobre esta cota es algo positivo ya que gana enteros la posibilidad de ver un tramo adicional alcista que lleve a la principal referencia europea a la zona de los 4.200-4.300 puntos", asegura Joan Cabrero, analista técnico y asesor de Ecotrader, quien eso sí advierte de que ahora ya no es momento de tomar posiciones.

Y es que, el recorrido hasta la nueva zona de resistencia señalada dejaría ganancias en el bolsillo del inversor muy limitadas. Sobre todo, teniendo en cuenta que es necesario un nuevo escalón en las bolsas de Europa para ver ganancias más sostenibles en el tiempo en los siguientes meses. Así lo afirma en su comentario estratégico semanal el experto, quien señala los 3.785 puntos como "la zona teórica donde recomendaría comprar".

En el caso del Ibex 35, tras la pérdida el viernes de los soportes de corto plazo que presentaba en los 9.144 puntos, que eran la base del lateral que acotaba la consolidación de las últimas ocho sesiones, se ha abierto ahora la puerta a una consolidación más amplia, que podría ir a buscar apoyo a los 8.960 puntos y no descartamos incluso los 8.800 puntos, señala Cabrero.

"La hipótesis de asistir a una caída a los 8.800 puntos es algo que no descartamos en próximas semanas y es algo que a priori lo veríamos como una oportunidad para volver a comprar renta variable española en busca de objetivos que seguimos manejando en los 10.100 puntos, que es donde cotizaba el Ibex 35 antes del Covid crash", afirma el analista.

Todo ello mientras en Asia, los principales parqués del continente registran una primera sesión de la semana de corte mixto. Mientras en Japón el Nikkei cosecha ligeras ganancias en la primera jornada, las bolsas chinas registran descensos cercanos al 1% que contrastan con las ganancias semanales que ratificaron el pasado viernes. Y es que, los datos comerciales del dragón rojo mostraron como las exportaciones continuaron aumentando en mayo impulsadas por la fuerte demanda mundial, aunque eso sí, a un ritmo más lento que el mes anterior.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin