Bolsa, mercados y cotizaciones

El sector servicios de la eurozona apunta al segundo mes de recuperación

  • Tras el crecimiento en abril, según el indicador adelantado PMI
El verano será el punto de inflexión en la crisis.
Madrid

El viernes 21 de mayo se conocen las lecturas de los índices PMI de la industria y los servicios de Alemania, Francia, del conjunto de la eurozona, Reino Unido y EEUU, con los primeros en máximos y los segundos, los más dañados en la crisis, apuntando a una aceleración de la recuperación.

Por encima de 50 puntos, los indicadores adelantados PMI, que se publican mensualmente en base a encuestas a empresas y a datos reales de actividad, marcan crecimiento. Para la industria, estos índices llevan algunos meses superando esta barrera y de cara a la lectura de mayo se espera que alcancen máximos, hasta sobrepasar los 60 enteros en los casos de Alemania o EEUU, los principales motores a cada lado del Atlántico.

Los servicios han tardado más en tomar esta tendencia en el mundo occidental, de aceleración de la recuperación, al estar especialmente dañados por las restricciones a la movilidad y las medidas de distanciamiento social tomadas por los diferentes gobiernos para contener la pandemia de coronavirus -distinto es para China, cuyo PIB ni siquiera retrocedió en 2020, o, al contrario, para India, Brasil o el resto de economías sudamericanas, que están sufriendo con dureza las últimas olas de contagios-.

"Estamos ante una encrucijada clave en la recuperación económica tras la pandemia. El despliegue de la vacunación se está acelerando muy rápidamente, y esto permite que cierta normalidad llegué a los países con acceso a las vacunas, mientras que aquellos que aún no lo tienen se queden rezagados. Esta tendencia podría persistir, creando un entorno de crecimiento fracturado en el que unos países tomen impulso mientras otros languidecen", observa Greg Meier, ecomista de Allianz Global Investors.

Para el conjunto de la eurozona, las previsiones esperan que el índice PMI de los sectores relacionados con los servicios adelante una expansión de la actividad en mayo, por segundo mes consecutivo, gracias a que la vacunación efectivamente avanza ya firme, sin posibilidad de marcha atrás.

Este dato se suma a los distintos indicadores de sentimiento y estimaciones institucionales que están elevando el optimismo sobre la recuperación en todos los segmentos económicos, con la importancia crucial que tienen los servicios para España o Italia, cuyos índices PMI individuales de este mes se conocerán la siguiente semana.

El viernes 21 de mayo también se hará pública la confianza del consumidor de la eurozona, con igualmente buenas perspectivas.

"Mientras los mercados de capitales se apresuran a alcanzar nuevos máximos históricos, gran parte de la economía sigue sufriendo las restricciones relacionadas con la pandemia. Muchas pequeñas y medianas empresas del sector de los servicios, en particular, están luchando contra las consecuencias del confinamiento, que aún no se han reflejado en unas estadísticas de insolvencia artificialmente reducidas. Cuando se reintroduzcan los requisitos de información sobre insolvencia y se reduzcan las ayudas estatales, es probable que esto cambie. Incluso las grandes empresas en crisis tienen que encontrar su camino en el mundo posterior al coronavirus. La primera prioridad aquí es consolidar. Lufthansa, por ejemplo, no espera volver a su nivel anterior a la crisis hasta dentro de cinco años", reflexiona Bert Flossbach, cofundador de Flossbach von Storch.

"No obstante, es de esperar que se produzca un fuerte efecto de recuperación en algunos sectores, aunque estos se enfrenten a límites de capacidad. Los países del sur de Europa, por ejemplo, que dependen enormemente del turismo, probablemente no alcanzarán los niveles anteriores a la crisis hasta 2022 como mínimo. En cambio, esto ya se espera que ocurra para EEUU este año. En China, es incluso probable que se supere el nivel anterior a la crisis en más de un diez por ciento, aumentando aún más su importancia como potencia económica", continúa.

Vacunas, vacunas, vacunas...

Un contexto en el que se ha animado la inflación y, antes de estos PMI, el mercado analizará con atención las actas de la última reunión sobre política monetaria de la Reserva Federal (Fed), con el riesgo de que cualquier indicio de retirada de estímulos eleve la tensión en un mercado sobrecalentado.

"La aceleración de la inflación que estábamos esperando se ha materializado. Pero parece que los inversores en deuda soberana están más preocupados por la Covid que por los efectos de los precios. Los recientes avances de la volatilidad apuntan a un aumento de la demanda de protección frente a una futura caída de las bolsas", explica el experto de Allianz GI.

"Los precios de las materias primas se están disparando, incluyendo los productos destinados a la construcción y la industria (por ejemplo: cobre, acero y mineral de hierro). Aunque puede que estos avances se detengan, indican que hay una sólida demanda subyacente", concluye.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin