Bolsa, mercados y cotizaciones

BofA señala cinco razones por las que frenar el entusiasmo sobre Wall Street

  • La entidad estima que el S&P 500 acabará el año en los 3.635 puntos
  • Esto supone un 14,5% por debajo de los niveles actuales
  • El banco señala que no esperan "un mercado bajista en toda regla"
Foto: Dreamstime

Después de que el S&P 500 haya remontado un 86% desde sus mínimos de marzo y marcara el pasado jueves sus máximos históricos, Wall Street está empezando a dar señales de agotamiento. Los números rojos en los selectivos empiezan a acaparar el protagonismo y Bank of America apunta cinco razones por las que hay que disminuir el entusiasmo sobre la renta variable estadounidense.

La entidad alerta de que el nivel de euforia en los mercados (Sell Side Indicator) está sobre el 59,4%, a solo un punto de alcanzar el umbral de señal de venta (Sell Side Indicator) situado sobre el 60,3% y que cada vez se aleja más del umbral de compra establecido sobre el 51,4%.

Los expertos señalan que la última vez que el indicador de la euforia en los mercados estuvo tan cerca del umbral de venta (mayo de 2007) el S&P 500 cayó un 7% durante los siguientes doce meses. A pesar de esto, los analistas de la entidad señalan que no esperan un "mercado bajista en toda regla" ya que solo el 58% de sus indicadores que alertan de que se acerca un entorno de recesión se han activado, frente al 80% como mínimo que se activaron previamente a los mercados bajistas anteriores.

Desde Bank Of America destacan que la actual valoración del S&P 500 indica que este selectivo mostrará rendimientos "insignificantes" durante la próxima década, del 2% anual tras el aumento de las valoraciones en abril, mientras que en noviembre se estimaban rendimientos anuales del 5%. Desde el banco señalan que actualmente el S&P 500 cotiza sobre un PER (número de veces que el beneficio está incluido en el precio de la acción) situado en las 26 veces, un 35% más caro que su media histórica situada en las 19 veces.

Los expertos de la entidad también señalan que hemos vivido una recuperación de "gran tamaño" ya que ha sido la tercera más grande de la historia desde 1928, del 54% (entre marzo de 2020 y de 2021). Por el contrario, los analistas destacan que la reducción que vimos el año pasado no fue "tan extrema" en comparación con dicha recuperación. La entidad destaca que estos rendimientos sobredimensionados (con más de dos puntos porcentuales de desviación sobre la media) preceden a periodos de 12 meses de pérdidas en el 75% de las ocasiones, la media de estos retrocesos está en el 4%.

BofA establece su objetivo de final de año para el S&P 500 en los 3.635 puntos, es decir un 14,5% por debajo del nivel del cierre del martes pero añade que el selectivo es "sensible a las entradas". "Esta valoración se basa en nuestro pronóstico beneficios por acción ajustados cíclicamente (BPA) para 2022 de 173 dólares (frente a los 162 dólares estimados para este año), nuestro pronóstico de prima de riesgo de acciones (ERP) de 425 puntos básicos para fin de año (frente a los 398 puntos de la actualidad), una inflación a largo plazo sobre el 2% y una reducción del PER del selectivo a las 21,1 veces", aclara la entidad.

Por último, en cuanto a la prima de riesgo de las acciones (la mayor rentabilidad que un inversor exige a un activo, por aceptar el riesgo que incorpora en relación a los activos que se consideran libres de riesgo) el banco de inversión señala que esta está actualmente por debajo de los 400 puntos básicos, hecho que supone una señal negativa contraria. Es la tercera vez desde la crisis financiera que el ERP se sitúa por debajo de esta cuota, los dos casos anteriores fueron enero de 2018 (399 puntos básicos) y en septiembre de 2018 (394 puntos básicos), después de lo cual el S&P 500 registró caídas de hasta el 10% y del 20%, respectivamente.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin