Bolsa, mercados y cotizaciones

Geraldine Weiss, 'la Dama de los Dividendos', cumple 95 años

  • Hasta 1977 no desveló que detrás de su firma había un rostro de mujer
  • Su newsletter sigue funcionando a día de hoy a cargo de Kelley Wright
Geraldine Weiss

En un mes de marzo como este en el San Francisco de 1926, nacía Geraldine Schmulowitz. La inversora bautizada como La dama de los dividendos que desde su infancia comprendió que algo tan superficial como el nombre puede marcar la diferencia para toda la vida.

La primera lección la aprendió en la escuela, donde tras chocarse de bruces con el antisemitismo, su padre decidió cambiar el nombre de la familia a "Small". E inmediatamente empezó a ser aceptada por sus compañeros de clase.

La segunda llegaría 40 años después, cuando una Geraldine de apellido Weiss, tras contraer matrimonio con un oficial de marina, madre de familia y aspirante a bróker para aumentar los ingresos familiares, se encontró con las puertas de Wall Street cerradas para ella. Las firmas de análisis no estaban dispuestas a contratarla para un puesto más alto que el de secretaria, a pesar de haberse licenciado en Negocios y Finanzas en la prestigiosa Universidad de California.

Las firmas de análisis no estaban dispuestas a contratarla para un puesto más alto que el de secretaria

Tras múltiples negativas decidió crear junto a su agente de bolsa la revista de inversiones Investment Quality Trends (IQT) en 1966. Cada socio firmaba con su nombre la mitad de los ejemplares, pero los que iban suscritos como Fred Whitmore recibían respuestas y los de Geraldine Weiss, no. Lejos de rendirse, decidió comprar su parte a su socio, y para sortear los prejuicios empezó a firmar sus boletines utilizando solo su inicial, G. Weiss, en lugar de su nombre de pila completo al igual que haría décadas después la autora de Harry Potter, J.K. Rowling. Weiss siguió estudiando el mercado y mejorando sus análisis de valores.

En apenas dos años, la analista amateur tenía un leal séquito de seguidores a los que ahorraba el tedioso trabajo de analizar los valores y obtenían beneficios siguiendo sus consejos. El negocio prosperó, y Weiss se convirtió en la primera mujer al frente de un exitoso boletín de consejos de inversión.

Con todo, no fue hasta 1977 y una vez demostrado que sus estrategia de inversión eran rentables, cuando apareció en el programa de entrevistas de la PBS Wall Street Week con Louis Rukeyser y reveló que detrás de la firma G. Weiss había un rostro de mujer.

"Los dividendos no mienten"

Esta versión de la historia está recogida en la biografía de Geraldine Weiss dentro de la colección Grandes Inversores publicada por Capitol Private Wealth Group LLC en 2013. Pero la leyenda de la Gran Dama de los Dividendos, apodada así por The Angeles Times, y que hoy cumple 95 años, empezó a forjarse cuando pasaba el medio siglo de edad y se hizo famosa por la rentabilidad de su método: comprar acciones cuando los dividendos de una empresa están cerca de sus máximos históricos y venderlas cuando los dividendos caen a mínimos históricos.

El núcleo de la filosofía de inversión de Weiss es la simplicidad y el valor. Su estrategia consiste en detectar las mejores acciones que prometían grandes dividendos por sus precios. Para la inversora, los dividendos eran el motor definitivo de la compra de acciones y lo que conectaba a los títulos con los beneficios empresariales.

Su estrategia consiste en detectar las mejores acciones que prometían grandes dividendos por sus precios

Ávida estudiante de los libros de Ben Graham, descubrió que cuando un valor nuevo se ponía de moda en mercado, el interés por las aburridas blue chips disminuía y sus precios caían. Cuando la relación precio-dividendo de una acción era lo suficientemente baja, Weiss aconsejaba a sus lectores abrir posiciones en ellas. Y cuando el precio volvía a subir, vender sus acciones para obtener beneficios y completar sus ganancias por dividendos.

"Nunca hay mejor momento para comprar que cuando una empresa sólida, por cualquier razón, cae temporalmente en desgracia para la comunidad inversora", explica en sus dos superventas, Los dividendos no mienten (1988) y La conexión de los dividendos: cómo los dividendos crean valor en el mercado de valores (1995) de los que es coautora.

La comunidad inversora siempre habla de Warren Buffett o David Lynch, pero se olvidan de la figura de Geraldine Weiss, que además de su rol como gurú de la inversión, también trabajó como profesora y participó en seminarios y talleres por todo EEUU. Aunque se retiró en 2002, su boletín sigue funcionando como un servicio online a cargo de Kelley Wright. Poco más se sabe de su vida como jubilada desde entonces.

Un enfoque muy rentable

Casi cinco décadas después de la creación de Investment Quality Trends en 1966, la estrategia de inversión de Weiss sigue siendo un modelo de éxito. De acuerdo a los datos que recopila The Hulbert Financial Digest y que recoge IQT en su página web, desde 1986 y con datos a 31 de julio de 2020, el índice de referencia de la cartera modelo de la firma ha batido sistemáticamente el rendimiento del S&P 500 a medio y largo plazo.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Javier
A Favor
En Contra

La de la foto...¿ es una mujer?

Puntuación -2
#1
Usuario validado en Google+
José Matías matías
A Favor
En Contra

Y dale con los dividendos. Invertir en base a algo que cuando se paga en efectivo se reduce su valor en bolsa es absurdo y es uno de los mayores timos de la bolsa. Por favor, no me vengan con "indexación" porque eso solo funciona en USA.

Puntuación 0
#2
Sennin
A Favor
En Contra

Corrección: es Peter Lynch, no David Lynch (a no ser que éste ahora se haya pasado al value).

Puntuación 1
#3