Bolsa, mercados y cotizaciones

Atos pretende a DXC para ser líder en ciberseguridad

  • Atos habría ofrecido 10.000 millones a la firma estadounidense
  • En Bloomberg creen que 12.000 millones sería la cifra adecuada
  • El PER 2021 de ambas empresas está por debajo de las 10 veces
Sede de Atos en la región de París. Foto: Atos.
Madrid

Atos podría conseguir una de las grandes adquisiciones europeas del año si sus conversaciones con DXC Technology llegan a buen puerto. Hace unos días, el 6 de enero, la empresa europea admitía el acercamiento "sobre una potencial transacción amistosa entre dos grupos con el fin de crear un líder en servicios digitales que se beneficie de la escala mundial, el talento y la innovación". Pero todavía no hay nada decidido.

Los inversores parecen desconfiar de la operación, al menos los de Atos. El precio de las acciones de la firma gala ha caído un 10% en lo que va de ejercicio, sobre todo a raíz de salir a la luz su intención de comprar DXC, y cotiza en la zona de los 67 euros. Una cifra por debajo de los 79,16 euros de julio, que fue su precio más alto de los últimos nueve meses.

La operación era previsible. Atos lleva años comprando empresas como Siemens IT, Bull, Xerox ITO, Syntel o Maven Wave para crecer en las áreas de ciberseguridad, computación cuántica, inteligencia artificial o la nube. De hecho, acaba de anunciar su última adquisición: la firma canadiense In Fidem, especializada en la consultoría de ciberseguridad, y con el fin de afianzar su posición en Norteamérica.

"La oferta de 10.000 millones de dólares de Atos por DXC Technology es una oferta racional para conseguir escala con el fin de resistir la erosión de los precios de los servicios de outsourcing. Sin embargo, los problemas de ventas de DXC y la baja exposición digital pueden causar daño a corto plazo", explican los analistas Anurag Rana y Sonak Kolar, de Bloomberg.

Asimismo, sostienen que una oferta de 10.000 millones de dólares por DXC significaría poca prima al precio de cierre del 6 de enero: "Creemos que puede no ser aceptable para la junta", apuntan. Más cuando el beneficio de 2021 de la americana cotiza en bolsa en las 8 veces y el de la francesa en las 9 veces.

También se pronuncian sobre la propuesta de Atos: "Un acuerdo más cercano a los 12.000 millones de dólares parece más probable para nosotros, lo que pondría el múltiplo de EV/ventas en alrededor de 0,7 veces, todavía por debajo de las 1,5 veces de IBM y el promedio del grupo de más de 2 veces".

Al contrario que las acciones de Atos, los títulos de DXC Technology se revalorizan alrededor de un 11,5% en bolsa en lo que va de año y cotizan en la zona de los 28,7 dólares. Se trata de un cambio de rumbo, ya que la compañía terminó 2020 con una caída del 31,5% en el parqué. Sin embargo, el descenso del precio de la acción ha sido constante desde que alcanzó un máximo histórico en los 96,38 dólares el 21 de septiembre de 2018.

DXC se fundó en 2017 cuando Hewlett Packard Enterprise escindió su negocio de servicios a empresas y se fusionó con Computer Sciences Corporation. Ese mismo año salió a bolsa. Se dedica a proporcionar servicios informáticos, con un particular enfoque en la ciberseguridad. Además de la firma estadounidense, otras empresas que compiten en el mismo mercado que Atos son IBM, Capgemini, Accenture, Cognizant o HCL.

El CEO de Atos recalcó que no tienen deuda

A principios de julio se publicó en este periódico una entrevista con Elie Girard, consejero delegado de Atos, y esta fue su respuesta a la cuestión sobre si planeaba comprar una empresa más grande, como pudiera ser Indra: "La única cosa que puedo decirle es que ayer [24 de junio], en nuestro encuentro con analistas, explicamos que Atos no tiene deuda [...] Hoy tenemos una cuenta de resultados muy fuerte y capacidad para llevar a cabo fusiones y adquisiciones".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin