Bolsa, mercados y cotizaciones

El administrador del Libor propone que su eliminación sea gradual hasta 2023

  • Los reguladores presionan para que la tasa de referencia 'muera' en 2021

ICE Benchmark Administrator (IBA), el administrador del Libor, el tipo de interés interbancario de Londres, ha propuesto este lunes eliminar de forma gradual la tasa de referencia para el dólar estadounidense entre 2022 y 2023, aunque antes de tomar una decisión definitiva consultará a los bancos participantes y a organismos reguladores.

Según ha anunciado en un comunicado, la propuesta de IBA es dejar de publicar los datos de Libor a una semana y dos meses tras el 31 de diciembre de 2021. A su vez, también planea dejar de publicar los datos de Libor a un día y uno, tres, seis y 12 meses tras la publicación de los datos del 30 de junio de 2023.

A mediados de mes, IBA también anunció su intención de dejar de publicar los datos de Libor para el euro, la libra esterlina, el franco suizo y el yen japonés tras la publicación de los datos del 31 de diciembre de 2021. Esta propuesta también esta sujeta a la opinión de bancos y reguladores. El periodo de consultas para ambas propuestas comenzará a principios de diciembre y finalizara en enero de 2021.

Una transición suave

La Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido (FCA) ha dado su visto bueno a la extensión del periodo de transición para la tasa de referencia en dólares estadounidenses. En su opinión, esto "incentivará" una transición suave y dará tiempo adicional para solventar los contratos que todavía hagan referencia al Libor en dólares.

La FCA ha recordado que, según una nueva ley propuesta ante el Parlamento británico en octubre, el organismo recibirá "nuevos poderes" para prohibir a los bancos bajo su supervisión el uso de un tasa de referencia cuyo administrador haya anunciado su intención de dejar de publicarla. El regulador financiero británico consultará en el segundo trimestre de 2021 sobre los procedimientos para usar sus nuevas capacidades. La FCA no considera que emplee esta capacidad antes de finales de 2021, informa Ep.

Por otro lado, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) también ha publicado un comunicado apoyando la propuesta de IBA sobre la tasa de referencia. Además, en conjunto con la Oficina del Controlador de la Moneda y la Corporación Federal de Seguro de Depósitos han instado a los bancos estadounidenses a no firmar nuevos contratos que usen el Libor en dólares como tasa de referencia "tan pronto como sea posible" y, como mucho, hasta el 31 de diciembre de 2021.

La Fed: "El plan anunciado hoy asegura que la transición desde el Libor será ordenada y justa para todo el mundo: participantes del mercado, empresas y consumidores"

"Los nuevos contratos que se firmen tras el 31 de diciembre de 2021 deberán utilizar una tasa de referencia alternativa al Libor o bien usar un lenguaje robusto que incluya una tasa de referencia claramente definida tras la discontinuación del Libor", han subrayado las agencias reguladoras.

"El plan anunciado hoy asegura que la transición desde el Libor será ordenada y justa para todo el mundo: participantes del mercado, empresas y consumidores", ha afirmado el vicepresidente para Supervisión de la Fed, Randal Quarles.

El fin como tasa de referencia del Libor, el tipo de interés interbancario de Londres, previsto para 2021, se retrasará hasta mediados de 2023. Intercontinental Exchange, compañía encargada de compilar y supervisar el índice, ha dicho que está consultando la opción de extender la fecha de retiro de las tasas de interés interbancarias londinenses a 3, 6 y 12 meses ofrecidas en dólares hasta fines de junio de 2023, pese a que los reguladores (tanto la Fed norteamericana como el regulador británico) siguen presionando para que los bancos se alejen de esta tasa de referencia tan pronto como puedan.

Presión de los reguladores

El Libor es uno de los pilares del sistema financiero mundial y sigue sustentando cientos de billones de dólares en activos financieros. Los organismos reguladores han tratado de eliminarlo gradualmente hasta su extinción para finales de 2021 tras los escándalos de manipulación y el agotamiento de los datos comerciales utilizados para informar sobre la tasa. Sin embargo, esos esfuerzos se han visto frustrados durante la pandemia de coronavirus, lo que hace temer que los mercados no estén preparados para semejante cambio sísmico.

"Esto debería reducir la probabilidad de que se produzca una interrupción de los contratos Libor heredados que tal vez no hayan podido hacer la transición a las nuevas tasas sin riesgo", ha asegurado Gennadiy Goldberg, estratega principal de tasas de los Estados Unidos de TD Securities en Nueva York. "En efecto, los reguladores siguen fomentando la transición pero permiten cierto aplazamiento para los contratos legados".

Esperar hasta junio de 2023 para poner fin a los vencimientos ligados al índice debería permitir que la mayoría de los contratos vinculados al Libor del dólar expiren de forma natural y evitar tener que cambiarlos a un nuevo punto de referencia, explica un alto funcionario de la Fed.

Pese a este respiro hasta 2023, los reguladores siguen alentando a los bancos a que se aparten del Libor del dólar "tan pronto como sea posible", según una declaración de la Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos y la Oficina del Contralor de la Moneda. "Extender la publicación del Libor hasta el 30 de junio de 2023 permitiría que la mayoría de los contratos legados acaben antes de que el Libor sufra interrupciones".

Dada la protección del consumidor, los litigios y los riesgos de reputación, los supervisores han remarcado que la celebración de nuevos contratos que utilizan el Libor en dólares como tasa de referencia después del 31 de diciembre de 2021 crearía riesgos de seguridad y solidez.

Los mercados reaccionan

El mercado de contratos de futuros de eurodólar relacionados con el período de transición de finales de 2021 ha registrado un volumen elevado en las últimas dos semanas y el anuncio de este lunes ha provocado una nueva oleada.

Alrededor de 73.200 contratos de futuros de eurodólar de marzo de 2022 se negociaron en los cinco minutos siguientes al anuncio. El contrato alcanzó su máximo de la sesión y la acción fue consistente con los operadores que cubrieron posiciones que se beneficiarían de un duro final del Libor de tres meses del dólar a finales de 2021. La medida también apoyó a los bonos del Tesoro en el extremo más corto de la curva de rendimiento, con vencimientos de hasta cinco años de rendimiento superior.

El libor en la UE

El Parlamento Europeo (PE) y el Consejo de la Unión Europea (UE), la institución que representa a los países, llegaron este lunes a un acuerdo para permitir a la Comisión Europea sustituir el Libor por otro tipo de referencia una vez que deje de utilizarse a finales de 2021.

En concreto, se modificarán las normas sobre índices financieros de referencia con el objetivo de evitar que se genere un vacío legal en los miles de contratos vinculados al Libor cuando éste desaparezca, ya que esto podría acabar generando problemas de estabilidad financiera en la UE dado que éste es uno de los índices más utilizados, recoge Efe.

Según el acuerdo alcanzado, el Ejecutivo comunitario podrá reemplazar, si es necesario, índices "críticos" que influyan en instrumentos financieros y contratos con un valor medio de al menos 500.000 millones de euros y, por lo tanto, puedan afectar a la estabilidad de los mercados financieros en toda Europa.

Asimismo, podrá sustituir los índices de terceros países cuya eliminación vaya a perturbar de forma importante el funcionamiento de los mercados financieros o plantee un riesgo sistémico para el sistema financiero de la UE. Por último, Bruselas podrá reemplazar aquellos índices que, por no tener sustitutos apropiados o muy pocos, puedan tener un impacto adverso sobre la estabilidad.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin