Bolsa, mercados y cotizaciones

Patrick Nielsen (Mapfre AM): "Hemos reducido peso en tecnológicas y comprado Delta y Royal Caribbean"

  • "La vacuna está cerca y esto tiene un impacto positivo en el crecimiento"
Patrick Nielsen, subdirector de Mapfre AM y gestor de plan 'Mapfre América'.
Madrid

Que uno de los mejores planes de renta variable a largo plazo sea uno que invierte en Estados Unidos puede parecer algo sin mérito, teniendo en cuenta el crecimiento de los índices norteamericanos en la última década. Pero, aun así, conseguir destacar por encima de los competidores más directos, también centrados en este activo, sí que tiene ya más valor. El rendimiento anualizado a 10 años del Mapfre América PP supera el 11%, algo por debajo de otros planes similares pero que aplican una gestión menos activa y teniendo en cuenta que su responsable, Patrick Nielsen, ha ido reduciendo el peso de los valores tecnológicos para incorporar compañías que se benefician más del cambio de ciclo.

Estos años se ha beneficiado de las compañías tecnológicas, ¿qué porcentaje de la cartera estaba invertido en este tipo de firmas?

Hemos tenido un porcentaje algo superior al peso que tiene en la propia bolsa americana, sesgado a grandes empresas. Intentamos no tener una apuesta desmesurada porque la economía es un conjunto y, por muy atractivo que sea un sector determinado, al final va a depender de sus clientes y éstos van a depender de otros sectores. Por lo que necesitamos tener un ecosistema coherente. Dicho esto, el peso ha ido creciendo. Hace 20 años pesaba un 15% y hemos ido subiendo hasta un 30%. Ahora estamos más neutrales porque hay demasiado entusiasmo. Lo que nos gusta son empresas que, a través de un proceso de negocio innovador, sean capaces de ganar cuota de mercado. Son tecnológicas, pero por la demanda, sus balances y cuentas de resultados no tienen las características propias de este tipo de compañías.

¿Por eso les gustan empresas como Alphabet y Microsoft?

Sí. El desafío para este tipo de empresas es saber qué valoración está justificada. Tenemos algunas que tenemos identificadas desde hace mucho tiempo como muy buenas empresas, como Dove, el productor de software. En estas firmas se confirma que mantienen sus ratios financieros, que amplían sus márgenes. Pero la inquietud viene de saber si está justificada la cotización.

"Hay un equilibrio muy fino entre republicanos y demócratas, por lo que no vamos a ver iniciativas sesgadas hacia un lado u otro, por si se quitaban las mejoras de impuestos introducidas por Trump"

¿Y cómo lo valoran ustedes?

Cada vez estamos más cerca de una vacuna y esto tiene un impacto positivo en el crecimiento a medio y largo plazo, y vuelve a haber interés en sectores como los que dependen de la interacción humana (transportes, cruceros, restaurantes). Ahora, de repente, se empieza a ver la normalidad más cerca y mejoran las perspectivas para estas empresas y disminuye su riesgo financiero. Esto alimenta una rotación de inversores y, en empresas que tenían una prima muy elevada por tener perspectivas de crecimiento estable, hay que repensar si está justificada dicha prima. Nosotros pensamos que el crecimiento a largo plazo es estructural, por lo que merecen una prima. Pero hasta ahora era exagerada, por lo que ya habíamos empezado a aligerar su peso en la cartera del plan.

¿Va a acentuar la llegada de Biden a la Casa Blanca en enero esta rotación?

La victoria de Biden se ha dado con un margen suficiente y el marco de actuación es un equilibrio muy fino entre republicanos y demócratas, por lo que no vamos a ver iniciativas sesgadas hacia un lado u otro, por si se quitaban las mejoras de impuestos introducidas por Trump. No tenemos el mejor escenario pero ayuda tener una solución con las vacunas y que se pueda poner una fecha a la vuelta a la normalidad, aunque quedan meses difíciles hasta disponer de ellas. Pero nosotros tenemos que reflejar en las carteras lo que refleja la economía de un gobierno más centrista, con las implicaciones sectoriales que conlleva.

"Para los próximos meses hay que olvidarse un poco de las empresas del 'stay at home' y la temática de crecimiento digital"

¿Cómo están realizando esta rotación en la cartera del plan?

A lo largo del verano hemos empezado a introducir algunos valores de muy buena calidad, como Delta Airlines o Royal Caribbean, que habían sido muy castigadas y cuyo futuro era muy incierto hasta que no hubiera perspectivas de vacuna. Pero eso no quiere decir que pensemos en liquidar Google o Microsoft, que las teníamos como refugio, solo hemos bajado el peso. Y los próximos movimientos serán en función de los datos.

¿Qué otras compañías les gustan?

Una empresa más híbrida como Disney, las firmas del sector salud, muy perjudicadas por las perspectivas políticas, pero que están cotizando a ratios atractivos. Tampoco queremos olvidarnos de las empresas de crecimiento estable, porque los golpes vienen sin avisar, pero para los próximos meses hay que olvidarse un poco de las empresas del 'stay at home' y la temática de crecimiento digital, aunque volveremos a ellas cuando se normalicen las valoraciones. Ahora estamos viendo firmas del sector energético o los grandes bancos, como JP Morgan. Pero tenemos que ver las perspectivas de crecimiento, que no son las mejores. Empresas del sector de comunicación, como Verizon y AT&T o empresas más de media como Comcast, que han estado un poco entre dos aguas, no son las más perjudicadas por el Covid ni las más beneficiadas por el entorno nuevo de estos años y pensamos que hay temas interesantes.

En la cartera tienen Procter&Gamble y Johnson &Johnson con pesos relevantes.

Desde hace tres años hemos aumentado fuertemente su peso, con una fuerte convicción en la primera. El mercado valora mejor a la compañía y, aunque ya no tiene tanto margen, ha mejorado mucho su gestión y sus mágenes han tranquilizado a los inversores.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.