Bolsa, mercados y cotizaciones

Twitter suma ganancias del 130% en bolsa con Trump de prescriptor en la Casa Blanca

  • Corrige un 20% en tres días por las dudas sobre el crecimiento de usuarios

A finales de 2013, cuando debutó en Wall Street y aún tenía problemas para monetizar su actividad, hubiera sido tremendamente optimista incluir en el plan de negocio de Twitter que su mejor prescriptor residiría en la Casa Blanca.

Desde que el 8 de noviembre de 2016 ganó por sorpresa las elecciones presidenciales de Estados Unidos, Donald Trump ha utilizado su perfil en la red social como boletín extraoficial, garantizando la atención a sus mensajes, ya que desde él ha celebrado los máximos de la bolsa, ha atacado a la prensa, ha marcado su estrategia en la guerra comercial, presionando a las empresas norteamericana para que retornaran la producción o amenazando a China, o ha criticado a la Reserva Federal (Fed) para influir sobre el dólar.

Con Trump fuera de la Casa Blanca, Twitter acumuló pérdidas en el parqué de alrededor de un 55% (ver gráfico). Desde que el empresario alcanzó la presidencia, llegó a acumular ganancias del 170%, que en los últimos días se han matizado al 130% al haber regresado las dudas sobre el crecimiento de los usuarios de la red social, justo cuando el republicano afronta su reelección con una clara desventaja en las encuestas frente al candidato demócrata, Joe Biden.

Para la Historia quedarán tuits como aquel "JOBS, JOBS, JOBS!!" (¡empleos, empleos, empleos!, en inglés) de marzo de este mismo año, justo antes de que la pandemia elevara la tasa de paro de Estados Unidos a máximos de la Gran Depresión de los años 30, en torno al 15%.

O su intervención directa en la política monetaria cuando, en plena resaca de la primera reducción del precio oficial del dinero desde 2008, en agosto de 2019, tuiteó: "La Fed no debería haber subido los tipos, y luego ha esperado demasiado para deshacer su error".

Su relación en Twitter con las automovilísticas al principio de su mandato fue un capítulo delirante que movió miles de millones de dólares de capitalización. Ford, General Mortos, Fiat o Toyota sufrieron las consecuencias de los mensajes de Trump en varias ocasiones y con distintas intenciones: primero para reprenderlas por plantearse trasladar sus plantas a México y después para felicitarlas por recapacitar y dejarlas dentro de las fronteras estadounidenses.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin