Bolsa, mercados y cotizaciones

La banca deja de comprar deuda soberana ante la nula rentabilidad

  • Los bancos cambian de estrategia ante su escaso atractivo
  • En los primeros meses de pandemia compraron 210.000 millones
Sede del BCE. Foto: Archivo.

Tras el estallido de la crisis del Covid-19, los bancos europeos se lanzaron a comprar deuda soberana con su exceso de liquidez con la intención de mantener sus colchones de seguridad ante la incertidumbre económica. Según los datos de S&P, las entidades europeas han sumado 210.000 millones en deuda soberana a su balance en lo que va de año, pero en los últimos meses han comenzado a frenar sus adquisiciones de deuda soberana. Según los datos recogidos por Morgan Stanley, en agosto los bancos comenzaron a vender -o la menos ralentizar las compras- deuda soberana.

Según explican desde la entidad norteamericana, para los bancos ya es más rentable recibir la remuneración de las TLTRO -del 0,5% si se deja aparcado- que comprar deuda a menos de 2 años de cualquier país con la excepción de Italia. "De forma consistente con esta visión, ya hemos visto ciertas evidencias de que las entidades han empezado el proceso de ralentizar sus compras o incluso vender parte de su cartera de deuda que habían acumulado desde febrero", apuntan en Morgan Stanley.

Compras de deuda de la banca soberana por países

Según los cálculos del banco, desde febrero las entidades que más deuda soberana han acumulado son las transalpinas, con más de 74.000 millones de euros. Le sigue la banca francesa, con cerca de 72.000 millones. Por su parte, los bancos españoles han engordado su cartera con más de 45.500 millones de euros y los alemanes con 31.500 millones.

Precisamente han sido estos últimos los primeros que han contenido sus compras de deuda y en agosto ya comenzaron a deshacer posiciones, como sus homólogos belgas y holandeses.

De acuerdo con los datos de S&P, a cierre de junio la banca europea contaba con 1,6 billones de euros de deuda soberana local en sus balances y otros 600.000 millones en bonos de otros países. "El fuerte vínculo entre banca y deuda soberana es una fuente continúa de controversia para los reguladores, ya que va en contra de la iniciativa para crear un esquema de depósitos paneuropeo, el tercer pilar de la unión bancaria. Esto haría que el riesgo se extendiese a toda la Unión Monetaria en lugar de concentrarse en solo un país específico", señalan desde la agencia.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

miguel
A Favor
En Contra

¿A quién le interesa comprar deuda soberana con tipos de interés negativos perpetuos? Mejor comprar deuda de países con tipos de interés positivos y sin inflación.

Puntuación 5
#1